Casemiro celebra el primer gol del partido. por Indiaoutlook.com

El pasado sábado se celebró uno de los partidos más esperados para los aficionados del fútbol español: el derbi madrileño.

Siempre hay altas expectativas de ver buen fútbol en un partido con clubes de gran nivel, además del ingrediente añadido de la rivalidad local. Pero el de este pasado fin de semana nos dejó esperando más del conjunto colchonero, especialmente por el trayecto que llevaban en los últimos partidos y por el liderato que tenían en liga.

El Atlético de Madrid puntuó ocho victorias en liga, dos empates y ninguna derrota antes de jugar el derbi. El Real Madrid, por otro lado, había tropezado varias veces, acumulando 7 victorias, dos empates y tres derrotas. El Atlético había logrado ganarle al Barça 1-0 jugando de manera imponente en su casa. Tras esa victoria se comenzó a cuestionar si este podría ser el año del Atlético, trayendo recuerdos de aquel ‘Super Atlético’ que nos deleitó hace varios años.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

El derbi capitalino era el momento de los rojiblancos de estrechar su liderato, pero su manera de juego y su poca creatividad en el campo no se lo permitió. El nivel que demostraron frente al Barça comparándolo con el demostrado el sábado van del cielo a la tierra. Tampoco pudieron frenar al Madrid utilizando la cualidad que mejor identifica el estilo de juego del Cholo: mediante la defensa.

Por otro lado, hubo decisiones técnicas incomprensibles que nos dejaron un poco perplejos, hablando específicamente del cambio al minuto 60 por parte de los de Diego Pablo Simeone de poner a Saúl por João Félix, el único jugador esforzándose en encontrar oportunidades de gol para los colchoneros.

¿De qué manera justificas quitar a tu mejor jugador en el césped? Este partido era uno de los más importantes del año y no es por mencionar obviedades, pero hacía falta marcar el gol para buscar la remontada.

En fin, no entendí a qué salió el Atlético en el Alfredo Di Stefano.

Quizá fueron los fantasmas del pasado, porque no sé de qué otra manera entender la timidez de los rojibancos. Y no es rajar del Atleti por rajar. Tras ver el excelente comienzo de liga del Atlético de Madrid, todos esperábamos ver un equipo con más garra y valentía. Además que estos partidos son los que podrían determinar quién se lleva la anhelada liga en caso de estar cerrada la puntuación.

Quedó demostrado que aunque no todo está perdido, toca espabilar y hacer varios ajustes.

Queda mucha liga por delante y lo importante es corregir los errores. Por el momento, toca quedarse despiertos para no irse enredados en la corriente.

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.