El Día de Reyes fue uno de mucha alegría e ilusión para el FC Barcelona Femení. Estas recibieron al Espanyol para disputar el derby catalán, correspondiente a la Jornada 14 de la Primera Iberdrola, en el Camp Nou con motivo de la celebración de los 50 años del primer partido de la Selecció Ciutat de Barcelona, conjunto al que se considera la semilla que dio paso al desarrollo del Barça Femenino que conocemos hoy. Las del conjunto local gozaron de una victoria 5-0, con goles de Alexia Putellas, Marta Torrejón, Melanie Serrano, Lieke Martens y Ana-Maria Crnogorčević. Este fue el primer partido que disputó la sección femenina en el estadio más grande de Europa luego de su profesionalización en el 2015. El campo de casa habitual del Femení es el Estadio Johan Cruyff, ubicado en la ciudad deportiva del Barça en Sant Joan Despí.

Aquel 25 de diciembre de 1970 la Selecció Ciutat de Barcelona enfrentó al CSKA de Sofía en el Camp Nou, cuando solo podía albergar 60,000 espectadores. El partido formaba parte de un maratón benéfico organizado por la Radio Nacional con propósito de recaudación de fondos para hospitales infantiles. Aunque el conjunto de jugadoras no pudieron vestir camisa azulgrana, lucieron los colores en las medias, con camisa blanca y pantalón azul.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

El Barça inundó sus redes sociales, tanto las del primer equipo masculino como las del femenino, en halagos, homenajes y diversidad de contenido, como tomas de video de aquel partido, entrevistas a jugadoras, unboxing, highlights del derby, entre otros. El darle la oportunidad a la sección femenina de jugar en el Camp Nou es un paso agigantado hacia brindarles atención y visibilidad mediática. El próximo paso a seguir es realizar un partido de la sección femenina en el estadio, pero con afición. Obviamente las circunstancias actuales no lo permiten hoy en día, pero ojalá que el evento del Día de Reyes se haya realizado pensando en volver a hacerlo en un futuro.

 

El 17 de marzo del 2019 el Estadio Wanda Metropolitano, hogar del Atlético de Madrid, acogió al Clásico del fútbol femenino español: El FC Barcelona contra el Atleti. En este partido se vendieron todas las entradas que habían disponibles, 60,739 para ser específicos. Lo que quiero decir con esto es que no debemos tenerle terror a la capacidad de más de 98,000 espectadores que tiene el Camp Nou disponible. Con más esfuerzo, el Barça Femení ganará mucha más relevancia de la que ha estado ganando en los últimos años. Además, las del Barça han logrado tener excelente nivel futbolístico, que se ha visto con varios títulos y buenos resultados, desde que Lluís Cortés tomó las riendas en el banquillo catalán en 2017 como asistente y en 2019 como técnico principal.

El partido que podría estrenar el Camp Nou con aficionados podría ser un Barça versus Real Madrid para así aprovechar la atención mediática que un Clásico trae. Esto conlleva un proceso donde tanto los medios, como los propios clubes deberán trabajar y hacer esfuerzos puntuales para dar más visibilidad para así atraer más afición al deporte rey femenino. Yo, personalmente, he visto el avance en los últimos años, como esfuerzos en disponibilidad de plataformas para ver partidos y mercadeo en distintos medios y países. Sé que en un futuro cercano los aficionados del Femení podremos disfrutar de un partido repleto en el suelo donde ellas se merecen jugar: en el Camp Nou.

Comentarios

Comentarios