Domingo 13 de septiembre de 2015
Edwin R. Jusino | Desde la Tribuna

La ex-capitana de la Selección Nacional de Puerto Rico, Rocío «RoRo» Hernández está en Puerto Rico esperando un milagro: que la llamen para jugar en la Selección Mayor femenina.

RoRo, como le llaman muchas de sus compañeras, lleva casi una década jugando en el más alto nivel competitivo, y representando a Puerto Rico dignamente. Su resumé de clubes incluye participaciones en equipos europeos de primera división como Gavle FC (Suecia), FC Naftohimic (Ucrania), FC Energy (Rusia), y en los Estados Unidos como California Storm (WPSL), SF Nighthawks (WPSL), entre otros donde ha llegado a entrenar con grandes figuras como Alex Morgan, Abby Wambach, y Mia Hamm.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

RoRo fue, durante el previo ciclo de Carlos Avedissian, quien logró la histórica gesta de anotarle a Trinidad y Tobago, dándole un triunfo a Puerto Rico, que lamentablemente, por cambios a última hora de la CFU, no significó el pase al pre-olímpico de CONCACAF para Beijing.

En recientes semanas a RoRo se le permitió participar de una visoría, sin embargo, y a pesar de que ni Karina Socarrás pudo quitarle un solo balón, y fue la única en anotar un gol, se le descartó.

Es interesante que una situación similar ocurrió con otro miembro de la Seleción Mayor de Puerto Rico, Christian Arrieta. Pero a este no se le requirió una visoría. Arrieta se le convocó, a pesar de que llevaba sin ser convocado desde el 2012.

La excusa de la condición física no es acceptable, máxime cuando la jugadora es una preparadora física profesional. Pensando en el partido de Guyana, que ya no será el 2 de octubre por el atraso causado por la Tormenta Tropical Erika, ¿por qué no se le toma en cuenta a la jugadora?

Si a Abby Wambach, que está ya en sus últimos momentos con su selección, se le convocó para el mundial y se le ha honrado y agradecido por su servicio ¿por que a la jugadora que más ha hecho por Puerto Rico se le descarta?

Es prerrogativa del seleccionador, claro está. No obstante, cuando estamos hablando de que una victoria nos adelanta al pre-olímpico donde se enfrentarán a jugadoras del calibre o mayor de RoRo, la experiencia pesa.

Foto: suministrada

Comentarios

Comentarios