Esta semana se llevaron a cabo los partidos de cuartos de final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, y de los 5 equipos de la MLS que estaban viendo acción solo 1 adelantó versus los 3 méxicanos que adelantaron a las semifinales. Los semifinalistas son el América, el Cruz Azul, el Monterrey y el Philadelphia Union.

Anoche en el Discord de FBNET se formó la discusión sobre el por qué de esta situación. ¿Por qué los equipos de la MLS no compiten con los equipos mexicanos? Y bueno, como suele ocurrir en estos casos, se llegaron a soluciones un tanto simplista. Pero la que más me irritó, para ser honesto, fue que la MLS no compite porque no tiene ascenso y descenso.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

 

Traté de dejar el tema. Honestamente. Me fui a dormir, apagué el celular. Pero mi mente simplemente no me dejó dormir si no investigaba más al respecto y daba una contestación clara, concisa y con data. Tener una mente analítica me daña las noches muchas veces. Asi que, gracias Diego, por no permitirme tener una buena noche.

Primero, hablemos de datos e historia.

La Major League Soccer comenzó operaciones de fútbol en 1995 en un sistema cerrado sin ascenso y descenso, siguiendo la cultura deportiva estadounidense donde sus ligas profesionales no tienen dicho sistema, y con un tope salarial y de inversión. Eso cambiaría años después (2007) con la introducción de la regla del Jugador Designado (o el Jugador Franquicia) que permitía a los clubes invertir en cualquier jugador que deseasen sin tener que cumplir con las reglas de salario de la MLS, y firmar directamente al jugador. Recordemos, la MLS es una liga mancomunada y por tanto los contratos de los jugadores normalmente son con la liga no con los clubes.

La Liga MX en su incarnación original data del 1922 con la fundación de la Federación Mexicana de Fútbol. La Primera División mexicana se fundó siguiendo el modelo europeo, con ascenso y descenso (desde 1950), y sin ningún tipo de tope salarial. Esto sigifica que los equipos mexicanos no tienen las restricciones que tienen sus homólogos estadounidenses.

Por tal razón, desde el 1995 hasta el 2020 los equipos mexicanos han tenido 20 campeonatos, mientras que los equipos de Estados Unidos o Canada que disputan la MLS solo han ganado 2 campeonatos de Copa de Campeones o Liga de Campeones de la CONCACAF.

No obstante, de esos 22 campeonatos en 25 años, equipos de la MLS se han enfrentado en la final de la competición continental de la CONCACAF en 6 ocasiones. Los 3 añs restantes recaen en los 2 campeonatos del Deportivo Saprissa, y 1 del Alajuelense en el 2004 que fue una final totalmente tica. Los 2 campeonatos de equipos de la MLS han sido DC United ante Toluca y el LA Galaxy ante el Olimpia.

Desde la introducción del formato de la Liga de Campeones en 2008 ningún equipo centroamericano ha llegado a la final, y se han disputado solo entre equipos mexicanos o MLS que representa equipos de Estados Unidos o Canadá. Los equipos de MLS que han disputado finales han sido el Real Salt Lake (2010-2011), Montreal Impact (2014-2015), Toronto FC (2018), y Los Ángeles FC (2020).

¿Es el ascenso y el descenso la razón por la cual los equipos de la MLS no compiten? No. La clave está en el dinero que se gasta.

Hablemos de los campeones mexicanos desde el 2008.

Atlante (2008-2009)
Pachuca (2009-2010, 2016-2017)
Monterrey (2010-2011, 2011-2012, 2012-2013, 2019)
Cruz Azul (2013-2014)
América (2014-2015, 2015-2016)
Chivas (2018)
Tigres (2020)

Según investigación del diario digital deportivo mexicano, Record según reporta BolaVIP, del 2018 la nómina del club Tigres era de 800 millones de pesos mexicanos o $39,536,878.23. Esto es sin contar los gastos en transferencias que realizaron ese año. Para el 2018 tanto América, Cruz Azul, y Monterrey, los tres clubes más ganadores de la Liga de Campeones, tenían como nóminas sobre 600 millones de pesos mexicanos cada uno, o $29,689,886.57.

Para el 2020 la nómina más alta de la MLS fue la del Toronto FC con $24.5 millones. Montreal Impact, Los Ángeles FC y Real Salt Lake, los otros pasados finalistas de la MLS desde la introducción del formato de Liga de Campeones, en el 2020 tuvieron como presupuesto $13.1 millones, $14.37 millones, $10.1 millones.

Claramente, hay una brecha bastante significativa en cuanto a los prespuestos salariales entre ambas ligas. No es ascenso y descenso lo que dictamina la calidad de jugadores que los clubes pueden adquirir, es el dinero presupuestado. Hay otros factores, como por ejemplo estilos de juegos, prioridades de los dueños, filosofías de juego de los técnicos. Pero la clave principal está en los presupuestos de los equipos. Si no hubiera tope salarial o se alzara el tope salarial para estar a la par con los presupuestos de equipos mexicanos, y aun así los clubes de la MLS seguirían con su bajo rendimiento ante equipos mexicanos se pudiera tomar en consideración el formato de la competición de sistema abierto versus sistema cerrado.

 

Comentarios

Comentarios