Rakitić, el croata de 32 años jugador del FC Barcelona, tuvo su tiempo para brillar con los azulgranas y muchos lo recordarán por algunos detalles positivos, pero ya está dejando un mal sabor en la boca de todos.

Rakitić llegó al Barcelona en la temporada 2014-2015 donde ayudó al equipo en 13 ocasiones de gol en 32 partidos. Sin embargo, en su última temporada con el Sevilla logró aportar en 22 ocasiones en 34 juegos. A partir de su primera temporada los números se han mantenido igual, como podemos observar gracias a la página web FBRef. Esta temporada, el croata ha participado en 21 juegos y solo ha contribuido tres asistencias para su equipo.

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

El creador del famoso “rocket-ic” por sus tremendos goles desde fuera del área solo ha disminuido su calidad, y sus actitudes fuera del campo no le han ayudado para nada. Al principio de la 2019-2020 el croata salió en distintas conferencias de prensa diciendo que se sentía como un niño cuando le quitan un juguete, pues ya sus minutos en el campo no estaban asegurados.

También se aseguró de mencionar que, con 31 años, se sentía en uno de los mejores momentos de su carrera, como narra Bleacher Report, sin embargo, los números dicen otra cosa. En la temporada previa el jugador solo aportó en ocho ocasiones de gol en los 34 juegos que fue partícipe. Comparado con algunos de sus compañeros en el medio campo, como Coutinho, que en la misma cantidad de partidos participó en siete goles y rápido lo botaron al Bayern o a Arturo Vidal que participó en 10 ocasiones de gol.

Con las llegadas de Arthur Melo y Frenkie De Jong, el croata protagonista de esta columna sintió una grandísima amenaza y su ex entrenador, Ernesto Valverde, no le calmó la ansiedad al decir que si no juega es porque hay alguien mejor que él. Además, fue parte de millones de rumores en donde formaría parte de un trueque con el PSG para traer de vuelta a Neymar; algo que todos sabemos no ocurrió.

Iván Rakitić es un jugador que, en su momento, fue capaz de conducir el balón por el medio campo y crear oportunidades de gol junto a sus extraordinarios compañeros, pero este es un Iván que ya no existe. Su determinación por continuar jugando regularmente lo pone en la mira de varios clubes que necesitarían un mediocampista con experiencia y liderazgo, pero teniendo en mente que, si exige minutos en el Barcelona, querrá jugar los 90 en el Sevilla o el Inter.

Con un costo actual de 20 millones de euros, el Barcelona sin duda alguna querrá salir de este jugador quejón que ya varias veces se ha quejado en conferencias de prensa, deslegitimizando a los entrenadores o hasta burlándose de sus compañeros vía las redes sociales. ¿Algún club quiere a Iván Rakitić? Sevilla, Inter, PSG, Manchester United, Juventus… al final del día, y como mencionó el jugador para IBT, él será quien decidirá su futuro pues no es un saco de papas.

Comentarios

Comentarios