Iván Rivera. FPF

Antes que todo, no quiero que esta columna, pueda causar a ciertos lectores, efectos nocivos, peor que el Covid 19, a aquellos, que públicamente o en secreto, no comparten mis puntos de vista sobre el fútbol nuestro. ¡Tranquilos! Don’t run to the bathroom! STOP!

Es simplemente un aparte momentáneo a unas preocupaciones de verdaderos amigos, sobre dos (2) temas que me han traído a mi atención, para ver como les ayudo. Después de esta columna, para que no haya ataques al corazón o algunas taquicardias deportivas, seguiré en mi retiro voluntario, como pasado cooperador de este espacio. Digo…si no es absolutamente necesario.

Vamos a los temas.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

¿Es realmente el señor Iván Rivera Gutiérrez, presidente de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), ingeniero?

Si el señor Iván Rivera Gutiérrez, es graduado de ingeniería, si completó todos los requisitos universitarios, que le acrediten como graduado de esa profesión y como tal, si cumple con ese requisito y posee los documentos de una institución universitaria que así lo estipule (diplomas), es graduado de ingeniero, pero NO puede identificarse como tal al anteponer a su nombre, las siglas “Ing.” (Ingeniero). Aunque para mi conocimiento sobre sus ejecutorias, debe ser “Ign.” (Ignorante)

El “ingeniero” Rivera Gutiérrez, NO puede usar las mencionadas siglas y la palabra “ingeniero” en todas sus comunicaciones personales y de la FPF, porque como no es colegiado del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico y no tiene un número de licencia que otorga el colegio, como no ha completado las dos (2) reválidas que se exigen, como NO cumple con los requisitos del Departamento de Estado del Estado Libre Asociado de Puerto Rico no puede firmar, ni anteponer las siglas a su nombre.

No tengo conocimiento si en el Proyecto Foward de Añasco firmó algo como ingeniero que lo pueda incriminar. Se puede indagar.

En arroz y habichuelas… el señor Rivera Gutiérrez, si demuestra que es egresado de una universidad acreditada en la enseñanza de la ingeniería, y cumple con los requisitos antes mencionados puede utilizar, anteponiendo a su nombre, las siglas: Ing. Si nos demuestra lo exigido, le reconocemos su derecho, pero si no lo demuestra, puede usar: Ign. Iván Rivera Gutiérrez.

La bola está en su cancha, ¿ingeniero?

La segunda preocupación que me traen a mi atención, es un ejemplo fehaciente, de lo descabezada que está la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) en todas sus facetas. La encuesta de FNET es clara. Lo demostró. Lo dicen sus miembros. Aunque no actúen.

Esta vez se trata de una ayuda que puede brindar la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) a sus miembros asociados, entiéndase: clubes, ligas, asociaciones, jugadores y personal administrativo, en este tiempo de nuestra epidemia.

Me han contado, que algunos miembros del Comité Ejecutivo, han solicitado una ayuda, mediante carta, al presidente Rivera Gutiérrez, la cual me hacen notar, “que duerme el sueño de los justos” ya sea por ignorancia o por fastidiar a alguna organización de la antes mencionadas, en la oficina del “jefe”.

Ese procedimiento NO es el apropiado. Y me perdonan que difiera…pero, como me lo consultaron. Veamos:

1- ¿Qué la Fédération Internationale de Football Association (FIFA), desea y estimula a que la pandemia NO afecte a una asociación nacional, brindando ayudas económicas adelantadas en esta pandemia? SI.

2- ¿Qué la facultad de programar esas ayudas, recae en el Comité Ejecutivo, o en la Asamblea General y NO solamente en la presidencia? SI. De hecho, ya existen asociaciones nacionales que están en el proceso de poder cualificar a las entidades que pueden recibir la ayuda entre sus miembros bona FIDE.

3- Pero NO es tan sencillo, como para decidir el trámite con una carta. Hay que establecer a quien, cuanto, cuando y como a de ser el procedimiento.

4- Es sabido, que dentro de este Comité Ejecutivo, hay algunos miembros de los que no cuento con el concurso de ellos, a mis pasados y presentes argumentos y ejecutorias sobre nuestro deporte. Ellos tendrán sus razones, las cuales conozco. Y esos, seguirán órdenes del ingeniero solamente.

¡Ayer hice mis tres comidas!

El procedimiento inicial para otorgar las ayudas a los miembros puede resultar tedioso, pero debe ser justo y legal. Es de conocimiento general, según la encuesta de FBNET, que la oficina de la Secretaría de la FPF es uno de los entes administrativos de la FPF favorecido por la opinión de los encuestados que son miembros de esa entidad deportiva. Reconocen que funciona.

Y no es menos cierto, que en esa encuesta, sobre el 50% de los encuestados, NO cree que la administración de Iván Rivera Gutiérrez, sea efectiva. ¿Quieren ver los resultados? Los tiene FBNET.

Y algunos deben saber, el poder que tiene la Asamblea General sobre todos sus miembros en nuestra federación. ¿O tengo que decirle el artículo, donde claramente se menciona en los Estatutos vigentes de la FPF?

Si, porque algunos, ni lo conoce, ni lo buscará.

A-Asamblea
Artículo 20 Página 12
Sección 1
“La asamblea será el órgano legislativo supremo, etc.”

Las circunstancias, en todas las asociaciones nacionales varían, por eso, para efectivamente repartir la ayuda, que puede y debe brindar la FPF a sus miembros, se ha de partir de un estudio que tiene que realizar la Secretaría y que puede solicitar cualquier miembro o miembros del Comité Ejecutivo, prepararlo y discutirlo en reunión para su aprobación y acción pertinente.

No tengo espacio hoy para explicar el procedimiento total de cómo hacerlo y no se, a ciencia cierta, si alguien, allá adentro… quiere que se explique. ¡Que levanten las manos!

Se PUEDE y se DEBE.

Nota: Me acabo de enterar que la FPF repartió ayudas económicas a los árbitros, a lo loco, sin tener unas bases reales para hacerlo. Creo que $400.00 a cada uno. Pregunto: ¿los jugadores de las selecciones nacionales (masculino y femenino) ya recibieron su ayuda y a todos la misma cantidad?

Mire, les voy a dar un solo ejemplo con los jugadores de las selecciones.

Un jugador de 18 años, no puede ser reclamado por su padre para recibir $500.00 como dependiente si no está estudiando en la universidad y está viviendo independiente a ellos.

Un jugador de 16 años es reclamable y recibirá $500.0 por ser dependiente. ¿Deben recibir la misma ayuda?

Veremos.

Comentarios

Comentarios