Celebración durante el partido de ls Súper Copa de Alemania. Foto: Mirror. co.uk
Celebración durante el partido de ls Súper Copa de Alemania. Foto: Mirror. co.uk

Jueves 14 de agosto de 2014
Ileana Roque | Bundesliga al Día

Ayer 13 de agosto se disputó la Supercopa Alemana entre el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich, partido de preapertura del torneo que comienza este 22 de agosto. Este es el segundo año consecutivo en el cual el Muro Amarillo y los Bávaros se enfrentan por este título. Y no solo se enfrentan éstos equipos una vez más, sino que veremos a un Robert Lewandoski encarar por primera vez a su antiguo equipo, a Pep Guardiola y Jurgen Klubb enfrentarse por quinta vez y en lo que se podría llamar un partido por tomar la delantera de sus enfrentamientos, pues ambos contaban con dos tantos para cada lado.

Comencemos con el comentario de Guardiola antes de comenzar el partido al cual describió como «una final» y no un «amistoso». Su cuadro inicial tuvo cambios inesperados y no tanto acertivos. Según los cometaristas del partido, Guardiola intentaba un nuevo esquema para el equipo. Pero me pregunto ¿Por qué experimentar algo nuevo, si es una «final» para ti? Al final su esquema terminó enseñándole a como NO jugar al fútbol.

Anuncio

La realidad es que su mayor error al pitazo inicial fue haber puesto a Javi Martínez en la defensa. ¿Cómo pones a un medio campo en defensa? Grave error de tan experimentado entrenador, conociendo que no se puede ganar un partido cuando pones a un centrocampista como Martínez, que jugó tan bien en su posición la temporada pasada, como defensa, pues esta acostumbrado a que otro le apoye atrás al perder el balón. Mismo error de Heynckes con Luiz Gustavo dos años atrás, con la diferencia de que Luiz Gustavo lo pudo manejar diez veces mejor que Javi en un solo partido. Como resultado de esto, ahora Guardiola tiene a un jugador lesionado que será operado de la rodilla y perdió un cambio, que se pudo haber evitado de haber dejado que Dante comenzara el juego.

El Bayern jugó sin sus grandes estrellas. No contaron con Schweinsteiger, Robben e increíblemente sin su capitán Philipp Lahm. Franck Ribéry no estuvo resente porque estaba dándole su último adiós a la selección francesa. En su lugar, Pep se decidió por sus nuevos fichajes y colocó a Robert Lewandoski, Juan Bernat y Sebastian Rode. Sin embargo pareciera que Guardiola intentaba jugar como si tuviese al Barça, pues todos los jugadores al acercarse a la meta rival buscaban a Lewandoski para que éste anotase, tal como los catalanes, que buscan a Messi todo el tiempo. No había trabajo en grupo mas jugaban individualmente. Pases incompletos, problemas en la salida, la defensa totalmente desorganizada, así fue como el Bayern jugó.

Por otro lado el Borussia Dortmund aprovechaba muy bien los errores del contrario para anotar su primer gol al minuto 23′. El Dortmund en la primera mitad del juego le había dejado claro a Robert Lewandoski de que el equipo no caería sin él. El primer gol fue anotado por Emerick Aubameyang, en un error de la defensa y encontrando un espacio en la portería de Manuel Neuer. Y a pesar de que Múnich tenía la posesión del balón, no podían acercarse al arco rival y el Borussia terminaba con más llegadas. Bayern buscaba a Lewandoski quién no tuvo un momento de respiro, pues Sócratis, el defensa del Dortmund, nunca le dejó espacio y ganaba cada encuentro. Al final del primer tiempo ya el Borussia iba coronándose campeón de la Supercopa por segundo año consecutivo.

Al comienzo del segundo tiempo, los fanáticos del Bayern esperaban una reacción por parte del equipo, reacción que nunca llegó porque cada vez empeoraban en su juego. Aun retienendo la posesión del balón, seguían sin encontrar el gol y mucho menos acercarse al arco rival. El Borussia presionaba en la salida del Múnich, no permitiéndole que crearan jugadas. Ya para este momento el Dortmund le estaba enseñando cómo jugar al Bayern. Cabe mencionar que, en mi opinión, era notable la falta de Kroos para los tiros libres. A pesar de que Kroos no era jugador titular, cada vez que jugaba se notaba su presencia y ayer le hizo falta al Bayern en el mediocampo.

Los bávaros jugaban a la defensiva, parecían un equipo que acababa de formarse. Quién conoce el Bayern sabía que ayer, su equipo no era ese, no era su estilo, estaban incómodos ¿qué quería Guardiola?

Al minuto 62′ ya no había vuelta atrás y el juego se había definido con el gol nuevamente de Emerick, el hombre araña. Otro error en la defensa le permitió encontra un espacio solito para cabecear un centro y anotar el gol de sentencia para un Bayern que no se encontraba presente. Sin embargo, debo mencionar la excelente labor de Manuel Neuer en su arco, gracias a él, este juego no acabó en goleada y como siempre, luciéndose en sus atajadas de balones imposibles, algo por lo cual el Múnich tiene que agradecer.

El Dortmund jugó bárbaro, increíble, recuperando balones, teniendo más llegadas, creando jugadas espectaculares y luciéndose sin su aclamado héroe que ahora juega para el contrario. Es claro que al Dortmund no le hará falta la presencia de Lewandoski y que tampoco le tendrán miedo al Bayern en esta temporada. Con su juego espectacular el Dortmund se coronó campeón de la Super Copa Alemana por segundo año consecutivo y ganándole nuevamente al actual bicampeón de la Bundesliga, el Bayern de Múnich.

Para terminar le doy mis felicidades al Borussia Dortmund y la bienvenida a los nuevos fichajes del Bayern. Y para recordale a Guardiola que ahí tiene su «final» no «amistoso» y esperemos que no cometa el mismo error, ni que el Bayern juegue así en esta nueva temporada. Tampoco espero a que el equipo se contvierte en un solo jugador.

Comentarios

Comentarios