Hay un dicho que dice que ‘el fútbol es un juego sencillo: juegan 11 contra 11 y, al final, ganan los alemanes’. ¿Y qué pasa cuando ese 11 contra 11 es entre dos conjuntos alemanes? Pues al final gana el Bayern.

No debe ser sorpresa para nadie entonces decir que el FC Bayern München se hizo con su octava Salatschüssel consecutiva el pasado martes, 16. No solo es su octava liga consecutiva, sino que el club bávaro se afianza al título de más laureado en el campeonato, habiéndolo ganado ya 29 veces en su historia.

Por su parte, el segundo que más títulos de Bundesliga ha ganado, el Borussia Dortmund (5),  es quien le está dando un poco de novedad al asunto. Actualmente en el segundo lugar, el Dortmund perdió ayer en casa contra el Mainz por 2-0. Tal y como avancé en mi pasada entrada a esta columna, los malos pasos del BVB están poniendo en peligro su 2º lugar. La derrota contra el Mainz no ha hecho más que agudizar esta inminencia, al ponerle a solo tres puntos del tercer lugar, el Leipzig.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Mientras el BVB palmaba en casa, el RB Leipzig llevaba una cómoda victoria contra el Düsseldorf con goles de Kampl (60′) y Werner (63′), quien ya anunció su salida al Chelsea. Sin embargo, la desconcentración por parte de los de Nagelsmann en el último tramo del partido se mezcló con las ganas del Düsseldorf de salir de los puestos del descenso directo. La combinación de ambos elementos produjo dos goles del Fortunen a pura fuerza, y les colocó en posición para jugar los playoffs para el descenso.

Si los hombres de Julen Nagelsmann lograban cerrar la victoria contra el Fortuna, podrían haberse puesto a dos puntos del segundo lugar. No obstante, tendrán que esperar al choque directo con el Dortmund el próximo sábado.

Y dirán ustedes, ¿pero qué importa segundo o tercer lugar, si al final ambos son puestos directos de Champions League? Pues para mí sería imperdonable que Lucien Favre y los suyos se dejen caer al tercer puesto por varias razones. Primero, comenzaron el último tramo del campeonato tras el parón por el COVID a tan solo 5 puntos del liderato. Segundo, tuvieron un choque directo contra el líder, Bayern, para acercarse y soñar con el título. Y tercero, tienen una de las mejores plantillas en su historia; quizá la mejor desde la ganadora de Klopp.

Y claro, podríamos argumentar que el parón afectó al conjunto negriamarillo y que no hay mucho margen de culpabilidad, pero la realidad es que ya van seis jornadas. En ese tiempo, el Bayern logró hacerse campeón; ¿qué excusa tiene el Dortmund para no haber hecho los deberes? Al menos algo debieron haber demostrado.

Por su parte, el RB Leipzig sueña con ser un equipo grande en Alemania. Para hacer ese sueño realidad, tiene que empezar por destronar al BVB y quizá no habrá mejor momento que el que se avecina. Julen, cumple tu sueño y el de tu equipo, llegó la hora de ser grandes.

 

Comentarios

Comentarios