Sábado 21 de junio

Jonathan Díaz| Brasil 2014

Este mundial de Brasil 2014 se ha caracterizado por su alta cantidad de goles y el partido entre Suiza y Francia fue otro ejemplo de esto. Los franceses arrasaron a los suizos y los vencieron por 5-2, clasificándose de esta manera para los octavos de final.

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.
Matuidi anotó el segundo gol del partido 1 minuto después del primero. (Foto: Gyfcat)

El estilo de juego directo implementado por Didier Deschamps ha permitido que Francia sea el primer clasificado del grupo a los octavos de final. Un mal augurio para Suiza fue la lesión de Steve von Bergen al minuto 9’, quien fue sustituido por el central del Valencia, Philippe Senderos. Pero al 17’ un córner de Mathieu Valbuena asistió a Oliver Giroud para que de cabeza anotara su primer gol en un Mundial. Un minuto más tarde, un robo de balón  y asistencia de Karim Benzema permitió a Blaise Matuidi anotar con un remate colocado entre el arquero Diego Benaglio y el poste. Al 32’ un penal a favor de Francia cobrado por Benzema fue atajado por Benaglio, seguido por una serie de rebotes en los que remataron Valbuena y Matuidi sin conseguir el gol. Al 41’ Benzema asistió a Valbuena desde la banda para poner el 3-0.

Pogba asiste espectacularmente a Benzema para el cuarto gol francés. (Foto: Gyfcat)

La segunda mitad continuó con una Francia rampante y fue al 67’ que  Paul Pogba centró  y Benzema con una media tijera colocó el 4-0 para los galos. El dominio francés estuvo expresado en todas las áreas del campo y esto se reflejó con el quinto gol de Francia al minuto 73’, con Benzema asistiendo nuevamente pero en esta ocasión a Moussa Sissoko.

Granit Xhaka anotó uno de los mejores goles del partido. (Foto: Gyfcat)

En los últimos 10 minutos del partido los suizos reaccionaron, aunque muy tarde, pero Blerim Džemaili descontó al 81’ con un tiro libre raso que el arquero Hugo Lloris no pudo atajar. Al 88’, Granit Xhaka anotó uno de los mejores goles del partido rematando de primera un centro de Gökhan İnler que dejó sin oportunidad a Lloris.

Este resultado clasifica a los franceses a los octavos de final dejando muy lejos los recuerdos de Sudáfrica 2010, donde quedaron fuera sin ganar un partido. Para los suizos el resultado no significa la perdición, ya que dependen de vencer a Honduras sin tomar en cuenta el resultado de Francia y Ecuador.

Comentarios

Comentarios