Miércoles 18 de junio

Jonathan Díaz| Brasil 2014

 

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

¡Ha caído España! En una lección de ambición, la selección de Chile destronó a España como campeona del mundo al vencerla 2-0 en el Maracaná.

En un partido donde no falto la acción en ningún minuto, el técnico español Vicente del Bosque comenzó  enmendando el equipo y sustituyendo a Gerard Piqué por Javi Martínez y a Xavi Hernández por Pedro Rodríguez. Con este cambio desplazó a Andrés Iniesta al centro el campo y Pedro ocupó su posición en la banda izquierda. Por otro lado, el técnico chileno Jorge Sampaoli sustituyó a Jorge Valdivia por Francisco Silva, cambiado su alineación de un 4-3-3 a un 3-5-2, lo cual provocó un desorden en la media española.

Vargas abrió el marcador para los chilenos. (Foto: Gyfcat)

La primera mitad comenzó con España presionando el arco de Claudio Bravo y al minuto 15’ Xabi Alonso tuvo la más clara para los Ibéricos, la cual Bravo despejó con autoridad. En un partido donde la posesión cambiaba constantemente, fue al minuto 20’ que Eduardo Vargas cuando Charles Aránguiz le asistió ante la salida de Iker Casillas.

Aránguiz aprovechó un rebote de Casillas para poner el segundo. (Foto: Gyfcat)

Luego los españoles comenzaron a desorganizarse y no lograban completar su tiki-taka. Al 43’, luego de una falta de Iniesta sobre Alexis Sánchez, el propio Sánchez cobró el tiro libre que Casillas atajó pero del chaul Aránguiz aprovechó el rebote para poner el segundo del conjunto sudamericano.

Busquets falló una de las oportunidades más claras del partido. (Foto: Gyfcat)

La segunda mitad inició con la salida de Xabi Alonso por Koke, quien a pesar de tener piernas fresca, no fue un factor en el partido de La Roja europea.  Con el tiempo a favor, La Roja de Sudamérica continuó su partido de pases cortos en defensa, fuerte en media y contraataque en la delantera para evitar la subida de los contenciones y defensas españoles. A pesar de esto, España encontró un par de oportunidades que jugadores como Diego Costa y Sergio Busquets desperdiciaron solos frente al arco.

La presión y desesperación fueron factores en los fallos de los españoles en los últimos 25 minutos de partidos, donde los chilenos con un juego paciente y buscando el jugador más cómodo evitó que el juego de los España se asentara.

Con esta derrota la selección española se convierte en el primer campeón en eliminarse restándole un partido, superando negativamente las actuaciones de Francia en Corea/Japón 2002 e Italia en Sudáfrica 2010.

Comentarios

Comentarios