Luis Daniel Mozo Cañete. Foto extraida CONMEBOL

Estoy escribiendo esta columna hoy jueves, 2 de mayo de 2019, a las cuatro y treinta y un minuto de la tarde (4:31pm) o sea, como 90.5 horas mas tarde de una llamada que realicé el pasado lunes 29 de abril de 2019, a las 10:20 am a la oficina del Secretario General de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF), Lcdo. José Solá.

Marco el 787-753-6905.

“Buenos días, ¿con quién hablo.” Voz sutil de joven femenina.
“Con Frankie Gautier; por favor, ¿me puede comunicar con el Lcdo. Solá?”
“¿Cuál es asunto de la llamada?”
“Quiero hacer unas preguntas relacionadas al fútbol y solo el las puede contestar como Secretario General.”
“Un momento por favor.”
(Silencio sepulcral.)
“Señor Gautier, el Secretario está reunido, pero si me deja su teléfono (creo que se refería al número) y el asunto a tratar, se le devolverá la llamada.”

Anuncio

Viejo truco ya gastado por los aspirantes a administradores. Sabía de antemano que no me llamarían y también se las causas que puedan ocasionar ese mutis telefónico. Hace años que dejé de chuparme el dedo.

Pero no lo volveré a llamar. En realidad me parece que no es la fuente adecuada para contestar mis preocupaciones. Total… creo que tiene los días contados en la posición. Mejor me dirigiré a los miembros del Comité Ejecutivo a través de sus correos electrónicos y solicitaré sus respuestas personales utilizando el mismo medio. “Señor Secretario General…puede dormir tranquilo.” Con lo que usted debe saber sobre la reunión de la CONCACAF, en Las Vegas… debiera renunciar.

Me han llamado para informarme, en primer lugar, la triste despedida del Sr. Javier Osorio con un mero y escueto e-mail del presidente Rivera. Un abuso, con un hombre honesto, preparado en su área de trabajo y de innegable dedicación al deporte.

Pero, “eso es lo de menos Cachita”, como diría mi abuelo Lorenzo. Me imagino que se llevó ante la consideración del Comité Ejecutivo, y en mayoría, decidieron rescindir su contrato. Creo yo.

Pero voy a referirme a otro perplejo asunto que me informaron fuentes de entero crédito y que pueden ser motivo de sanciones, a nivel local e internacional, de los que actuaron.
Y pueden ser participantes colectivamente, los que a sabiendas, dejaron que sucediera.

Me voy a dirigir a todos los miembros del Comité Ejecutivo, para saber si se contó con su voto afirmativo, para la acción que me contaron y que hice mi trabajo investigativo con resultados increíbles.

Les voy a preguntar:

1-¿Saben los miembros que en la pasada reunión de la CONCACAF en Las Vegas, Nevada, en la banca de Puerto Rico, se sentaron Iván Rivera, Cuquito Martínez y Luis Daniel Mozo Cañete?
2- ¿Saben quien es Luis D. Mozo Cañete?
3- ¿Autorizaron a que el Sr. Mozo Cañete fuera como Secretario General de la FPF a una reunión de la CONCACAF?
4- ¿Existe un contrato, firmado y certificado por el Comité Ejecutivo entre este señor y la FPF?
5- ¿Se expresó en la reunión que el Sr. Mozo Cañete era miembro activo de la FPF? ¿Así lo presentaron?
6- ¿Tiene la FPF dos Secretarios Generales? ¿Con contratos?
7- ¿Los pasajes y la habitación era de la delegación boricua o el Sr. Mozo Cañete, viajó con la delegación de Bolivia?

El Sr. Mozo Cañete vive en Bolivia, en la ciudad de Cochabamba, donde está la sede de la Federación Boliviana de Fútbol. Es ciudadano cubano. Tiene 52 años. No conoce la idiosincrasia del puertorriqueño.

8- ¿Saben como llegó de Cuba a Bolivia?
9- ¿Conocen del Proyecto Cubano de enviar médicos, enfermeras y técnicos de deportes a los países socialistas de Centro y Sur América?
10- ¿Saben ustedes si el Sr. Luis David Mozo Cañete es un miembro activo del Partido Comunista de Cuba?
11- ¿Cuándo, con la aprobación de ustedes, se sentará el Sr. Mozo Cañete como Secretario General de la FPF en las próximas reuniones?
12- ¿Por qué no fue el Lcdo. Solá y el Oficial de Finanzas, junto al presidente, como es la costumbre?
13- ¿No hay en Puerto Rico gente preparada que pueda ocupar eficientemente esa posición? Puedo mencionar al menos cinco (5) puertorriqueños.

Hay muchas mas interrogantes sobre el inicio de esta flamante unipersonal administración.
Se que por mis columnas he perdido “amigos”, que antes me devolvían llamadas, cuando no eran miembros de la administración de la FPF, pero me enseñó mi abuelo Lorenzo que “es mejor morir de pié, que solicitar favores de rodillas.”

Remember: “Nothing punishes more, than the conscience itself.”

Nota Editorial: Fútbol Boricua (FBNET) Inc., ni sus patrocinadores, se solidarizan necesariamente con el contenido de esta entrada a la columna.

Comentarios

Comentarios

¡Hazte miembro de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.