2370511_large-lnd
Foto: FIFA

Viernes, 13 de junio de 2014

Manuel Guillama

Una gran arrancada de Chile, con dos goles en el primer cuarto de hora, impulsó a los suramericanos a un triunfo 3-1 sobre la selección de Australia, en el debut de ambos oncenos en la Copa del Mundo Brasil 2014.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Chile estableció dominio desde el comienzo del partido, ante unos socceroos que concedían la iniciativa en el campo.  Al minuto 12, los oceánicos la pagaron caro, cuando Charles Aranguiz ingresó al área por el costado derecho, obligando a salir al arquero Maty Ryan.  El centro subsiguiente de Aranguiz rebotó en varios jugadores antes de quedarle cómodo a Alexis Sánchez al borde del área chica, quien definió de derecha.

Apenas dos minutos después Chile ampliaba el marcador.  Una buena acción del propio Sánchez habilitó a Jorge Valdivia, quien desde justo afuera del área grande remató por encima de un Ryan que nada pudo hacer.

Con dos goles de ventaja, Chile sacó el pie del acelerador, aunque mantenía control de las acciones.  No obstante, al ’35, Tim Cahill le dio el 2-1 a los australianos, aprovechando un centro perfectamente colocado para superar de cabeza la marca de Gary Medel y la zambullida del guardameta Claudio Bravo.

En el complemento, Australia, siempre liderado por Cahill, impuso su voluntad la mayor parte del tiempo.  Incluso, al minuto 56, el veterano delantero creyó por unos instantes que había marcado el empate, pero el tanto fue correctamente anulado por encontrarse en posición adelantada.

Chile, por su lado, no reencontraba el nivel que mantuvo por la primera media hora de juego, por lo que sufrió más de la cuenta hasta que al minuto 92 Jean Beausejour puso el candado al partido.  El volante, ingresado durante la segunda mitad, se encontró con el esférico fuera del área y, con tiempo para acomodarse, remató por lo bajo y a la izquierda de Ryan.

Con el triunfo, Chile empata con Holanda al tope del grupo B.  Los suramericanos enfrentan a España el miércoles, en partido que pudiera determinar la suerte de ambas selecciones. Por su parte, Australia, en urgente necesidad de sumar puntos, chocará ese mismo día con Holanda.

Comentarios

Comentarios