Sábado 24 de mayo

Jonathan Díaz| Brasil 2014

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Con el grupo A completado, ahora continuaremos con el grupo B del Brasil 2014, compuesto por España (14 participaciones), Holanda (9 participaciones), Chile (9 participaciones) y Australia (4 participaciones).

Diego Costa y Koke podrán ser la clave para la defensa del campeonato de España. (Foto: Mirror UK)

España: La Roja, vigente campeona del mundo y de Europa, llega a Brasil con grandes posibilidades de retener el título obtenido en Sudáfrica 2010. La magia, el toque y la visión de la España de Del Bosque pueden hechizar las tierras brasileras y otorgar a España el primer campeonato de una nación europea en territorio sudamericano. En cambio, muchos dudan que la transición de jugadores sea lo suficiente imperceptible para asegurar el éxito ibérico. El arco español está bajo el mando de Casillas, sin disputa luego de la lesión de Valdés y la defensa con el pareo central de Piqué y Ramos y las bandas cubiertas por Alba y Juanfran, sustituyendo a Arbeloa y opacando la labor de Azpilicueta. La media se supone de Iniesta, Xabi Alonso, Busquets y Xavi, pero este último demostró esta temporada que no continúa con el nivel suficiente para resaltar a nivel internacional, y el puesto de este debería ser  ocupado por Koke. El canterano de los colchoneros ha brillado por mérito propio bajo el mando de Simeone en el Atlético de Madrid y sería el sustituto ideal para la leyenda del Barça. En la delantera, Del Bosque tendrá que decidir entre su Niño favorito o quienes por números se merecen el puesto, ya sea Diego Costa o Álvaro Negredo. Algo es cierto, la Roja superará el grupo, aunque la seguridad de lograrlo dependerá del partido contra Holanda y contra Chile.

Vlaar (izq.) y Martins Indi (der.) tendrán la labor de liderar la defensa holandesa. (Foto: AD)

Holanda: La Oranje llega a Brasil con graves problemas en su escuadra. Con 3 subcampeonatos y ninguna victoria en ese último partido. La selección creadora del “Total Football” siempre ha sobresalido en poderío ofensivo y creativo, pero la defensa ha sido incapaz de encontrar sustitutos dignos para los que fueron los últimos grandes defensas holandeses. Esta edición de Brasil 2014 no ha sido la excepción, y Louis van Gaal ha buscado nuevas opciones, enfocándose en jugadores con poca experiencia internacional como Ron Vlaar (Aston Villa), Paul Verhaegh (FC Augsburg), Daryl Janmaat  (Feyenoord) o Daley Blind (Ajax)  o en jugadores de poca edad como Bruno Martins Indi (Feyenoord), Terence Kongolo (Feyenoord) o Karim Rekik (PSV), todos jugadores U-21 de Holanda. En la media la presencia de Robben, van der Vaart, Sneijder y De Jong servirá como estandarte para la Oranje y de ejemplo para jóvenes jugadores como Memphis Depay y Tonny Vilhena, el futuro de la selección de  los Países Bajos. El ataque holandés ha estado bien cubierto desde el retiro de Ruud van Nistelrooy  por el máximo goleador de la Mecánica Naranja, Robin van Persie y otros pesos pesados como Dirk Kuyt y Klaas Jan Huntelaar. A pesar de estar en un grupo relativamente accesible, puede que Holanda sea sorprendida por una selección chilena llena de talento y ganas de demostrar al mundo que tienen el nivel para derrotar a cualquiera.

Sánchez (izq.) y Vidal (der.) tendrán grandes responsabilidades en las aspiraciones de Chile. (Foto: Emol)

Chile: La Roja sudamericana llega a Brasil 2014 como una de las selecciones más convincentes en la clasificatoria sudamericana, quedando a 4 puntos del líder Argentina. Pero esta labor de los chilenos queda opacada ante la ausencia de Brasil del clasificatorio, lo cual influenció el buen rendimiento de los hombres de Jorge Sampaoli. La debilidad principal de los chilenos yace en la delantera, donde el único centro delantero es Mauricio Pinilla del Cagliari, y el chileno estuvo toda la temporada bajo la sombra del colombiano Víctor Ibarbo y el italiano Marco Sau. Las esperanzas estarán depositadas en la creatividad de Arturo Vidal y las carreras por las bandas de Alexis Sánchez. La defensa tampoco demuestra gran aplicación, recibiendo un total de 25 goles en todo el clasificatorio, y siendo esta comandada por Gary Medel del Cardiff City, no otorga grandes esperanzas al país latinoamericano. A pesar de estas situaciones, una buena aplicación de la defensa y la media podrían tener a La Roja sorprendiendo a los españoles o a los holandeses.

Tim Cahill liderará Australia en lo que podría ser su último Mundial. (Foto: ABC Australia)

Australia: Los Socceroos llegan a Brasil sumergidos en una verdadera crisis generacional, donde grandes leyendas del fútbol australiano como Mark Viduka, Mark Schwarzer, Harry Kewell, Lucas Neill o Craig Moore no han podido ser relevados con jugadores de gran nivel. El técnico Ange Postecoglu  publicó su lista preliminar de 30 jugadores plagada de jugadores sin experiencia y veteranos cuyos mejores años ya han pasado. La portería parece estar destinada para Mathew Ryan del Club Brugge de Bélgica, pero con más de 130 partidos a sus 22 años, el cotizado jugador puede tener la prueba de oro para atraer algún grande de Europa. Las oportunidades de los Socceroos dependerán de lo que pueda completar el máximo goleador en la historia de la selección, el ex-Everton y ahora jugador del New York Red Bulls, Tim Cahill. Aparte de lo que pueda lograr el capitán Mile Jedinak en el medio campo, las expectativas de los australianos serán anotar y rescatar un empate de alguno de sus adversarios.

Comentarios

Comentarios