Iván Rakitić, Sergio Busquets, Arthur Melo, Frenkie de Jong y Arturo Vidal. De estos solo Rakitić parece tener una salida segura, y será a un contrincante directo, lo que no les favorece. Arturito, el chileno, se niega a ser un segundón y los rumores de que Arthur se irá solo cuadran con los problemas económicos que sabemos tiene el FC Barcelona.

Imagen extraída de culemania.com

Desde que salieron del club los dos grandes y fieles acompañantes de Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta, los culés han estado en la búsqueda de un mediocampo que vuelva a marcar época y les devuelva el feeling de ganar un sextete. Esto no es trabajo fácil, como nos hemos dado cuenta. Al menos tienen a un Busquets que sigue siendo uno de los mejores centrocampistas defensivos de la historia, aunque también hemos visto que su nivel ha caído en la inconsistencia, sigue siendo parte clave del club.

Con la llegada de Arthur Melo en 2018, vimos un mediocampo renovado, con la chispa de aquellos grandes competidores. Las cosas pintaban bien y mejoraron aún más con la llegada de Frenkie de Jong en 2019. Tienen ese ADN Barça que les permite pasar el balón como si los contrincantes fuesen meros conos. A todos nos han dejado la boca abierta durante los partidos, pero hay algo que falta. ¿Qué es?

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Primero, se lo achacamos a Don Ernesto Valverde, que pasó a ser Voldemort para muchos. Los jugadores ya no tenían el hambre y las promesas de Messi a principio de temporada no se cumplían al final. El grupo no tenía esa malicia, a tal nivel que permitieron que se les remontaran unas victorias aseguradas en Champions League – no tengo que mencionarlas… no quiero herir sentimientos.

Al final del día son un tremendo equipo en Liga, aunque también vemos sus defectos y su juego lento en comparación a aquel que nos enseñó Pep. Les gusta la costumbre y cuando se enfrentan a equipos que los retan se van de brazos caídos. Ahí la cosa va más allá. ¿Hará falta una revolución?

Con la llegada de Quique Setién muchos respiraron. Al menos Voldemort ya no estaba al mando de un equipo que no tenía plan ni para respirar. Sin embargo, Quique no ha tenido una oportunidad masiva para demostrarse y tratar el equipo tal y como quisiera. Yo estoy segura de que hará un buen trabajo, pero no sé si es él quien está tomando ciertas decisiones sobre el futuro de algunos en el equipo.

Lo de Rakitić sabemos que será inevitable y, aunque el jugador hizo muchas cosas buenas con la camiseta, su salida viene siendo algo positivo. Por otro lado, Arthur Melo es un jugador que debería permanecer en el club. Le hace bien al mediocampo y se ha logrado acoplar lo suficientemente bien para que se le de, al menos, una temporada más.

El tema de la economía ha estado en las bocas de todos últimamente, pero hay que pensar más allá. Sí, el club tiene un problema grave económicamente y necesita la venta y compra de algunos jugadores. Pero ¿de dónde rayos sale Miralem Pjanić?

Imagen extraída de transfermarkt.com

Hemos escuchado rumores de que la Juve se llevará a Arthur y el Barça a Pjanić. Arthur, por su lado, se ha encargado en las redes sociales de mostrar su amor y compromiso por el club, lo que nos hace pensar que, una vez más, hay un lío entre la directiva del club y los jugadores. Nadie sabe lo que quiere el otro o no les importa y hacen lo que les parece más factible.

Sport Bible narra que los culés han tratado de firmar a Pjanić en tres ocasiones, pero nunca lo logran; esta es la vez que más cerca han estado. El muchacho de 30 años, nativo de Bosnia, no es una gran adición al club. Tras que sube el promedio de edad del club, de verdad no lo veo con la camiseta. Mejor Arthur, pero MUCHÍSIMO mejor. Sin embargo, hay mención de que tal vez se pueda completar la venta con Rakitić y / o Vidal incluidos.

Pero se siguen creando líos en un club que el único lío que necesita es a [Lío] Messi. Un equipo que juega para el argentino – por favor, nadie lo niegue – necesita jugadores que sean top a la hora de asistir y mover la pelota con facilidad. En 40 juegos que ha jugado el de los italianos ha asistido… TRES veces y anotado solo seis (footystats.org). Arthur no se queda atrás, pues en 23 juegos ha asistido y anotada cuatro veces.

Ninguna estadística es impresionante, pero yo me quedaría con el brasileño de 23 años. El club necesita continuar bajando la media de edad, no aumentándola. Aunque existe una obsesión en el fútbol de comprar y comprar y comprar, el club debería plantearse mejor las cosas. Tienen una excelente cantera a la cual deberían darle más oportunidad. De ser necesaria una compra, que sea un jugador que no pase de los 27 años, pues es total y completamente contraproducente.

Comentarios

Comentarios