Si bien todos sabíamos que el FC Barcelona confrontaba problemas financieros, directivos, futbolísticos y de vestuario; la situación del COVID-19 es otra pandemia más que ha logrado empeorar el estado del club.

Antes de la situación sanitaria que ahora arropa a España y el mundo, el Barça analizaba ciertos movimientos en el mercado de fichajes que ahora tendrá que replantearse.

Los medios barajaban nombres como el de Lautaro Martinez, para ser sustituto natural de Luis Suárez, y el posible retorno de Neymar Jr. Además, un mediocampista, un lateral derecho y un central que fuera alternando minutos con Gerard Piqué, a quien no le queda mucho tiempo a un alto nivel futbolístico.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Sin embargo, esas operaciones se contemplaban acompañadas de una serie de salidas, tanto por cabida como por el frágil estado financiero que ha caracterizado al club en los pasados meses. Jugadores como Umtiti, Rakitić, Dembélé y Coutinho figuraron en su momento como posibles ventas.

Hoy, la situación de emergencia mundial ha cambiado drásticamente el panorama. Según ESPN, la situación mundial ha trastocado los recaudos que proyectaba el club, ya que no están entrando ingresos en las cuentas, ni se espera que pase, hasta luego de la crisis mundial. El club que en su día reportaba sobre €900M en ganancias provenientes de títulos adquiridos, derechos televisivos, entradas al Camp Nou (tanto para partidos como de tour), merchandising, entre otras cosas, ahora se ve obligado a recortar los salarios de sus deportistas temporeramente.

Dado que el club catalán venía operando un presupuesto con un nivel peligrosamente alto de salarios deportivos (61%) y con muy poco margen para situaciones adversas, los jugadores propusieron un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y, una vez aprobado por la directiva, le permitió al club reducir los salarios de sus deportistas al 70% para garantizar el salario de sus demás trabajadores.

¿Cómo pinta entonces la situación para el Barça de cara al COVID?

El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu se expresó tranquilo ante la situación, insistiendo en que su club aún tiene opciones de hacer grandes fichajes, contando con que la situación financiera de todos los clubes creará un ambiente favorable en el mercado de transferencias que se avecina. “No habrá tanto dinero, pero sí habrán trueques de jugadores”, sentenció Bartomeu en entrevista con el Diario SPORT.

En la misma línea, el Secretario General de la FIFPro, Jonas Baer-Hoffman, dijo en entrevista con ESPN que los clubes ya no podrán valerse de grandes sumas de dinero para afrontar los traspasos. Baer-Hoffman, funcionario de la asociación profesional encargada de defender los intereses y derechos de los futbolistas, dejó claro que “el fútbol vende un solo producto, y por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, ese producto está fuera de la estantería”.

De igual forma, ESPN reportó, que desde dentro del club azulgrana ya se plantean alternativas para solventar la situación futbolística del club de otras maneras. Entre las posibles alternativas está el optar por traer jugadores cuyos contratos estén por acabarse, para así ahorrar dinero. Otra alternativa es la de incluir jugadores como ficha de cambio en los traspasos que vislumbra. Esto se debe a que el club ya no puede contar enteramente con afrontar operaciones a base del dinero que ingrese por las salidas de jugadores, debido al clima económico del fútbol europeo.

Por su parte, SPORT resaltó que en la lista de posibles jugadores para hacer caja, o trueques, se sumarían Arturo Vidal, un jugador que no encaja en el estilo de toque del Barça, pero figura en las líneas del club por su carácter, compromiso y agresividad en el campo. Otros de los posibles descartados sería el canterano Carles Aleñà, cedido en el Betis; Neto, el segundo portero del club; y Martin Braithwaite, quien a penas ha comenzado su carrera en Catalunya. Braithwaite, futbolista de origen danés, llegó al Barça tras la lesión de Dembélé y ha dado buenas sensaciones en el campo, aparentando estar a un nivel físico y mental mucho más alto que sus compañeros.

Cierra la lista de descartes Antoine Griezmann, quien no debe ser sorpresa para muchos ya que ha sido el foco de las críticas por su bajo rendimiento, promediando 0.37 goles por partido. Si bien es cierto que las estadísticas no acompañan al francés, su compromiso en el campo es innegable. Cumpliendo labores tácticas como jugar fuera de su posición para liberar a otros jugadores y aportar a las labores defensivas, el trabajo del también campeón del mundo, es muy silencioso. Claro, por €120M la hinchada esperaba bastante más.

Por otra parte, desde dentro del club se descarta preliminarmente las llegadas de ambos Lautaro Martínez y Neymar Jr. quien, como Antoine, tuvo una primera temporada tumultuosa con los blaugranas antes de asentarse formalmente.

Esto obliga el debate sobre quién será una mejor apuesta para el club. El argentino tiene una cláusula de alrededor de $120M, que le permitiría salir del Inter en julio. Mientras, se rumora que el brasileño podría acogerse al Artículo 17 de las Regulaciones de Traspasos de FIFA, el cual establece que el jugador puede abandonar su contrato una vez haya cumplido con los primeros tres años del mismo.

Culé, ¿por quién apostarías?

Comentarios

Comentarios