Marcos Martínez vistiendo la camiseta de la Selección Nacional. Suministrada | Archivo

Me estaban esperando; noté caras nuevas, y al mismo señor con la camiseta de Argentina. El número 10 en la espalda. El partido no había iniciado y ya cada cual tenía su ganador. Me percaté de un señor que lucía un sombrero mexicano de charro y le dije: “¿de Guadalajara?” Y me dijo, sonriente: “de Utuado.” En una ocasión visitó México y se hizo hincha del fútbol azteca y de “Chicharito” y lógico… de los tacos.

Las preguntas no paraban. Pero todos querían saber nuestras posibilidades de estar en un mundial. Eran consecuentes y no miento si digo que me alegraba la oportunidad de explicarles las razones para no estar en la competencia mundial.

Vamos a volver al trípode de Don Pepe.

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

¿Tenemos las instalaciones deportivas?

En Puerto Rico hay mas de setenta y dos (72) pistas de atletismo de cuatrocientos (400) metros. En el centro de cada óvalo, cabe una cancha de fútbol de la medida mínima internacional de 64 metros de ancho y 100 metros de largo. Tenemos coliseos y canchas bajo techo para el fútbol sala y creo que tenemos bastantes playas para el fútbol playa. Al lado mío, un joven que no conozco, le dijo a la muchacha que nos atendía: “denle otro café.” Gracias.

¿Tenemos la programación?

El estilo y objetivo de la FIFA es perfecto. Seminarios, congresos, modelos para ajustes, a cada una de las asociaciones nacionales, planes de desarrollo base, intercambio de programas de desarrollo entre asociaciones, y cada programa de desarrollo de iniciativa propia del país.

Todo eso está guardado en la FPF o usted puede buscarlo en la página de la FIFA. Plan FOWARD, FODA, el Fútbol es para Todos, Sembrando el Futuro (de mi autoría) y muchos mas. Tenemos hasta el Plan de Desarrollo de Fútbol de Panamá que le tiene en un mundial. Pero si tenemos tantos programas de desarrollo ¿porque no los ponemos en marcha?

No había terminado el partido y todos gritaban: ¡México!, ¡México!

Era fácil entender. Un país latino contra uno europeo y el de Utuado muy ufano, aunque no sabía, que para México pasar a octavos de finales dependía de otros resultados. Me tomó un largo rato explicarle pero al final se logró, y se tiró un grito mexicano… de verdad.

¿Y que pasa con el liderato?

“Zapatero a su zapato.” “Cada chancho a su rancho.” Son dos de los refranes pueblerinos que podemos aplicar a esta pregunta. Si usted no sabe de deportes, si nunca ha jugado un deporte, si nunca se interesó por jugar algún deporte… usted no es apto para dirigir un deporte. Sencillo. Usted, por su posición, podrá mandar a un grupo de personas preparadas en la materia, pero, u obedece o¡fuera!

Esa es la falla de nuestro fútbol. Conozco a personas muy preparadas que pudieran ayudar en el desarrollo de nuestro deporte, pero no pueden irse sobre las malas decisiones del de arriba. Es harto conocido que mucha gente, por cuestiones políticas, alcanza unas posiciones dentro del deporte sin saber nada sobre el mismo, pero hay un bonito sueldo de por medio que me da lo mismo. Mientras “guise.”

Sin un liderato efectivo nunca llegaremos al ansiado mundial. “Otro café, por favor.” Gritaba uno de las mesas adyacentes. Era el quinto pocillo y el último del día.

Me preguntaban si al otro día iba a tomar café. Lógico, se por donde venían.

Nota: Cuando escribía esta columna me percaté que un distinguido editor de deportes de EL Nuevo Día, Esteban Pagán, había escrito un artículo que señalaba a los Estados Unidos como el culpable de nosotros no estar en un mundial por habernos invadido y traer e impulsar los deportes de béisbol y baloncesto, relegando al fútbol a otro plano inferior.

Señor periodista: Venezuela nunca fue invadida por los Estados Unidos y nunca ha estado en un mundial. Son otras las causas. ¿OK?

Nota Editorial: Fútbol Boricua (FBNET) Inc., no necesariamente se solidariza con las expresiones vertidas por el columnista

Comentarios

Comentarios