Romania Insider

Las expresiones de Gigi Becali, político y líder del Partido de la Nueva Generación Cristiano Demócrata y propietario del club de fútbol Steaua Bucarest en Rumania, han dejado ver su posición ante el mundo del fútbol femenino. Su manera de referirse hacia ese tema no va acorde con la nueva generación de la cual se nombra su partido.

En unas declaraciones ante varios medios de comunicación expresó: “¡El mundo realmente ha perdido la cabeza! Las mujeres usan pantalones y faldas de hombres. ¡Esta es la moda de Londres! El hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios y la mujer es la esclava del hombre.”

Realmente, es él quien ha perdido la cabeza con esos comentarios extremadamente machistas. Como si fuera poco, ha indicado además que preferiría que le dispararan antes de ir al fútbol femenino. Con su mente retrógrada y sin intención de modificar sus palabras ha socavado el sentir de muchas jóvenes y niñas, que al leer esas expresiones, pueden ver sus sueños inalcanzables.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Su desgraciada opinión se ha centrado cuando indican que hay que formar un equipo femenino, según el subsecretario de la Federación Rumana y Burleanu presidente, según la FIFA y la UEFA, han indicado que todos los clubes deben contar con una selección de fútbol femenino. Gigi comenta que “no les discute”, pero es evidente su repudio y ofensas hacia el fútbol femenino. “¡Preferiría morir! El fútbol no es un deporte femenino”, estas y muchas otras declaraciones similares son las que tristemente en la actualidad, son difíciles de aceptar.

Esto ha llevado una sanción de destituirlo por varios meses y una multa de 16.300 euros que entiendo son poco para el puesto que rige en su propia federación. Y claro está, hay libre expresión, pero también está claro que hay que ser comedidos con los comentarios que llevan a insultos innecesarios, ya que las palabras pueden edificar o destruir y es obvio que las de Becali son de daño y destrucción.

Dejando a un lado ese lamentable suceso, quiero exhortar a todas las chicas y fanaticadas del fútbol femenino a que no dejen sus sueños de seguir en el deporte y que aprendan a lidiar con situaciones que no podemos controlar, que a pesar de todo, continúen su lucha de llevar el poder femenino a nivel profesional con buen estilo, pero sobre todo con mucho respeto.

Comentarios

Comentarios