Por
Daniel Gambarrotti
España 360

90’ minutos no fueron suficientes para que España llegara a la gran final de la Euro 2012.  Los españoles derrotaron en penales a sus vecinos lusitanos.  Un encuentro poco vistoso, con algunos destellos de brillantés fue lo que dominó en el estadio.  
España tuvo el control habitual de la esférica, pero no supo sobrepasar a la firme defensa portuguesa.  
Portugal trató, se defendió con todo lo que pudo y hasta por momentos fue superior a los españoles, pero el milagro nunca llegó.  La historia llegó hasta lo más lejos que puede llegar un partido de fútbol, la definición desde el punto penal.

España salió al terreno con un “9” en la cancha, un tema que ha dado mucho que hablar a lo largo del campeonato. Vicente del Bosque apostó por el atacante del Sevilla, Negredo, para que fuera su jugador en punta. Portugal le cedió el balón y la posesión del mismo a los españoles y apostó por una sola táctica ofensiva, el contra-ataque. Por momentos les resultó y hasta hizo quedar muy mal parado a los jugadores españoles. La paciencia y la experiencia de España fue fundamental para canalizar las llegadas lusas. 


España se dedicó a atacar por su banda izquierda, donde Jordi Alba fue más que fundamental, consiguiendo de esa manera una de las llegadas más claras de todo el partido, dejando a Álvaro Arbeloa frente al marco de Rui Patricio, pero el lateral español no supo darle dirección a la pelota.  Cristiano Ronaldo apareció para paralizarle el corazón a los españoles, luego de un mal despeje de la zaga roja, el luso mandó un disparo a ras del césped, pero se fue un poco desviado del marco de Casillas.

Las acciones se mantuvieron parejas en la etapa complementaria.  El juego se trasladó al medio campo, Xavi Hernández tuvo que moverse más que nunca. Portugal no le dio tregua en ningún momento.  
Otro partido se jugó entre Cristiano y Sergio Ramos, la velocidad del luso no fue factor para Ramos.  El alargue parecía que estaba escrito en piedra, pero CR7, quería cambiar la historia y casi lo hace, cuando Portugal tuvo, quizás, el mejor contra-ataque en todo el partido. 
Con dominio de jugadores y Cristiano se equivocó en su decisión, disparó desviado al marco de Casillas en vez de habilitar a un compañero.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Otro partido se jugó en la prorroga, quizás el que todos los analistas esperaban. La mejor versión del fútbol español llegó con la rapidez de Pedro. España neutralizó a Portugal. El cansancio hizo que los lusos atrasaran sus líneas. 
El marcador no cambió y la historia se definió por penales.   


España logró la victoria desde el manchón penal.  Fue muy sufrida, luego de que Xabi Alonso fallara el primer disparo, pero Iker Casillas supo resolver y devolverle el aliento a los españoles. 
El fútbol da revanchas y Sergio Ramos convirtió de manera estupenda a lo ‘Panenka’. Cesc firmó el pase a la final, con su disparo.


España está en su segunda final consecutiva de la Euro.  No con un fútbol deslumbrador, pero si inteligente y eficaz. Vicente del Bosque está redefiniendo el planteamiento táctico ya conocido por muchos y demostrándole al mundo futbolístico que no se necesita un “9” para ganar.

Comentarios

Comentarios