Lunes 16 de marzo de 2015
Nicole García | España 360

Sin duda alguna la semana pasada fue una muy dura para los merengues. Basta resumir que perdieron la vuelta del partido de la UEFA Champions League frente al Schalke 04, de la Bundesliga en casa… Y les anotaron cuatro.

Para aliviar las penas, el Madrid tuvo a su merced un débil Levante que está en la posición número 18 en la tabla de clasificación de la Liga BBVA. Mucho se dice que cuando un equipo esta herido el rival debe cuidarse. Y esto lo digo a demás de la derrota, por los pitazos que recibieron desde el termino de la primera mitad del partido frente a los alemanes. Sin embargo, el partido no dejo mucho que decir. El Real Madrid lo ganó desde la primera mitad y solo anotaron dos goles.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Gareth Bale, fue el autor de estos. Pero para mí (y aquí entro en mi opinión), el mejor del “entrenamiento” fue Luka Modric. Recuperaba el balón con rapidez y estuvo más activo que sus compañeros.

En la segunda parte el partido se fue apagando. El Levante no podía llegar y el Madrid parecía dar por ganado el partido y estar pensando ya en el Clásico del próximo domingo. Bajaron la intensidad, pero aun así su rival no pudo llegar a puerta. Keylor Navas fue inexistente ya que pocas pelotas llegaron a su portería.

La afición se estaba yendo y las gradas color azul del Bernabéu se veían cada vez más vacías. Entonces, Karim Benzema con un gran gesto técnico sacó un taconazo que dio en el palo. Más tarde Cristiano Ronaldo realizó un ultimo intento con un cañonazo, pero la acción quedó en nada.

Así terminó el partido entre Real Madrid y Levante, que más que un partido se presentó como un repaso en aras de prepararse para su prueba. Esta será el próximo domingo en el Camp Nou ante el Futbol Club Barcelona.

Comentarios

Comentarios