Por Frankie Gautier

Un día caluroso de verano, llegó mi suegro a mi casa, sudando alegría y totalmente eufórico. Como si se hubiese sacado el loto. O el poolpote.

Tan pronto me paré frente a él, me despepitó en la cara: “la semana pasada, le llevé $2,000.00 a un señor en Río Piedras y hoy me entregó $4,000.00. “El jueves que viene, le voy a llevar $8,000.00 para ganarme $16,000.00”. “No se como lo hace, pero es un mago.” Entregó el dinero el jueves al señor…..y no lo volvió a ver. Se le conocía como “el mago de las finanzas”.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Con los números se hacen maravillas. O se inventan maravillas.

Tengo ante mí, el presupuesto de la FPF para el año fiscal de 2016, a someterse a la aprobación, enmiendas o rechazo de la Asamblea General, el próximo sábado 6 de febrero de 2016. A la verdad, no encuentro como bregar con esto. Tendré que acudir a que me pongan un cerebro robótico, para que me ayude en esta tarea interpretativa, altamente “amarroneada”, en la preparación de un presupuesto.

Mire usted, que lee estas notas de alguien que no es ni tan siquiera un book keeper, podrá estar o no de acuerdo con lo que aquí expongo, pero no necesito tampoco ser un CPA para analizarlo. Hay personas, grupos o entidades que a pesar de lo que les pueda demostrar de lo deficiente de un proceso, seguirán apoyándolo, aunque el barranco les frote los pies. Siempre que he escrito mis columnas, he solicitado que si estoy equivocado en mis expresiones, que me refuten. Que utilicen este medio informativo para contradecirme. QUE ME HAGAN QUEDAR MAL. Pero todavía el “score” sigue 7-0 a mi favor.

Voy a señalar, para que me refuten, las cosas que muchos, por conveniencia o desinformación, acuden a la asamblea a votar a favor de este presupuesto a lo Dick Tracy. Para que entiendan: Mi hermano menor decía que la cosa esa “estaba más cuadrá que la cara de Dick Tracy”. Dick Tracy, para los mas jóvenes, era una tirilla dibujada del periódico donde aparecía un detective cuyas facciones eran líneas rectas. De ahí es que proviene el acertado refrán sobre este “amarroneado” presupuesto.

Pero, como decía Tres Patines: «empecemos por el principio». Veamos los primeros errores en la citación a la asamblea.

El Secretario General, que me imagino que está empapado de los estatutos vigentes que tiene que cumplir y hacerlo cumplir, está convocando a una reunión ordinaria cuando la convoca fuera de fecha señalada en los estatutos federativos. Vamos a la referencia oficial.

El Artículo 26.2 –Asamblea Ordinaria. Dice textualmente: “El Presidente y el Comité Ejecutivo convocará a la asamblea ordinaria en el mes de diciembre y en principio, en la sede de la FPF.” Si no se celebra en diciembre, entonces es extraordinaria. Pero no es la primera vez que se violan los estatutos.

A mí no me han llegado pero junto al presupuesto también tendría usted que recibir el orden del día, el informe de actividades del Presidente, el informe sobre las finanzas y el informe de auditores. TODOS ESCRITOS Y FIRMADOS.

Ahora pasemos al procedimiento sobre la confección del presupuesto, que es altamente preocupante, si este ha sido aprobado en el curso oficial y reglamentario en que se prepara.

Según reglamentación de CFU, CONCACAF, FIFA y nuestra FPF, el presupuesto se origina, en la Secretaría General de cualquiera de estas organizaciones. El secretario, junto a un empleado que es oficial de finanzas, elabora un borrador de presupuesto que realmente justifique los ingresos y gastos de la organización. Eso tiene que ser así en la FPF también.

Luego, ese todavía borrador, tiene que ir a la Comisión de Finanzas para su estudio, enmiendas, correcciones, aprobación o rechazo interno de la Comisión. Posteriormente, el Presidente de la Comisión de Finanzas, en una reunión ordinaria o extraordinaria lo somete al estudio, enmiendas, correcciones, aprobación o rechazo del Comité Ejecutivo. Al final, el Comité Ejecutivo lo somete a la Asamblea, órgano legislativo supremo, para su estudio, enmiendas, correcciones, aprobación o rechazo de la Asamblea.

¿Que puede pasar? Fácil. Que la asamblea lo apruebe. Que la asamblea lo enmiende. Que la asamblea lo rechace. O que la asamblea nombre un comité ad hoc para que elabore un presupuesto que cumpla con los estándares de buena gobernanza de la FPF. El poder lo tiene. Ahora me pregunto: ¿Pasó por ese procedimiento? ¿Lo aprobó la Comisión de Finanzas? ¿Lo aprobó por mayoría el Comité Ejecutivo? ¿Estuvieron todos de acuerdo con ese cuadre tipo Dick Tracy? Si es así, prosigamos, recordando que el que calla: otorga.

Tengo por necesidad que, como delegado, hacerme unas preguntas que muchos se deben hacer.

1- ¿Esos ingresos de actividades propias? ($85,000.00) ¿Cómo se desglosan? ¿Qué actividades?

2- ¿Qué certeza de que los clubes de la Liga Nacional pagarán el total de esos $44.000.00? Tengo información que muchos no volverán a participar. ¿Y entonces?

3- ¿Cuáles son, de verdad, las actividades, promociones y auspicios, que recaudarán $200.000.00? ¿Otra roja española? ¿Otro Nueva York? ¿El Power Ball? ¿Se conforma usted con un numero marroneado? Recuerden que este mago presentó una vez un presupuesto, que cuadraría con unos recaudos de $900.000.00, que conseguiría en un año, con esas mismas actividades. No me diga…

4- ¿No le interesa saber quienes y por que se gastan $169,160.00 en técnicos de fútbol en Puerto Rico? ¿O es que se contrató de nuevo a Jeaustin Campos? Por mi parte pediría un desglose con nombres, sueldo y funciones de todos esos técnicos.

5- ¿No le gustaría que le enseñaran la carta de compromiso, firmada por la Presidente del COPUR, sobre esos $90,000.00 dólares? Solo la carta. Nada más. ¿OK?

6- ¿Alguien sabe donde vive Dick Tracy?

No hay que ser un egresado de Harvard para saber que este año 2016 la situación económica de Puerto Rico no va a mejorar. Que las grandes empresas prefieren no utilizar su dinero en auspicios deportivos. Que el gobierno les quitó o redujo la ayuda a instituciones de salud, educación y seguridad. Que al presupuesto gubernamental le bajaron $500,000,000 millones de dólares.

No seamos ingenuos. Estoy seguro que en ese presupuesto a someterse, está igual o mejor, el sueldo del señor Presidente de la FPF. Vamos a someter una enmienda presupuestaria, ante la asamblea, para que se ajuste a un sueldo fijo de $3,000.00 mensuales para ese puesto. Hay deportistas de verdad, que saben de administración y de fútbol, que lo aceptarían. Hasta menos. Vamos a ver si el interés del actual es ¿deportivo? o lucrativo.

La asamblea tiene el turno de la verdad y la salvación del fútbol. Veremos.

NOTA: El vocablo puertorriqueñísimo de “marroneo”, significa cuadrar con un marrón aquellas piezas, en hojalatería, que no cuadran por métodos comunes. Es aplicable al cuadre de algunos presupuestos.

Foto: Archivo

Comentarios

Comentarios