Ayer fue el día de Roberto Clemente, día en el que el mundo entero tuvo su mirada hacia el deporte puertorriqueño debido al gran legado del gigante de Carolina. El legado deportivo de Clemente es uno al que todos los deportistas, sin importar su disciplina, aspiran a poder emular.

Pero previo a Clemente, Puerto Rico tuvo un futbolista nacido en Puerto Rico de raices humildes en San Juan, que fue gloria en el fútbol de España con el Real Madrid CF y el Atlético de Madrid. ¿Su nombre? Aunque olvidado por muchos en el deporte boricua moderno, Eduardo Ordoñez Munguira es recordado por muchos en Madrid.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Según la información provista por el archivo histórico del Atlético de Madrid, Eduardo Ordoñez nació en San Juan de Puerto Rico un 13 de octubre de 1908, donde jugó un total de 146 partidos, 48 de campeonato regional, 71 en lo que terminó siendo la Liga Profesional de Fútbol española, y 27 partidos de la Copa del Rey. En total anotó 8 goles en todas las competiciones.

Fue ficha de canje en 2 ocasiones entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid, algo muy inusual en la historia entre estas dos entidades madrileñas rivales. La segunda ocasión que estuvo en el Real Madrid, en la temporada del 1932-1933, fue campeón de Liga con el Real Madrid.

Placa de Eduardo Ordoñe en el Wanda Metropolitano. Por Juan Carlos para FBNET

Pero más allá del fútbol, Ordoñez fue un gran tenor, activista político tanto de la izquierda Republicana de España como de la derecha Nacionalista Española, un gran abogado, técnico de fútbol de clubes en Cuba y Puerto Rico (y de la Selección Nacional de fútbol de Puerto Rico), profesor universitario en la Universidad de Puerto Rico, y un gran literato.

Ordoñez fue de los socios fundadores de lo que fuese una de las primeras uniones de jugadores profesionales en España. De hecho, el final de su carrera como futbolista fue marcado por una demanda legal que le hiciera el jugador al Atlético de Madrid por derechos contractuales de los jugadores, acción legal que ganó pero ocasionó que la Real Federación Española de Fútbol le suspendiera por 2 años en el 1935. Nunca volvería a pisar un cesped como jugador pues al explotar la Guerra Civil española ese año, conflicto del cual el fue participe en Madrid con los anarquistas, las condiciones de su vida cambiarían.

De esta manera describió el historiador español, Bernardo Salazar, a Eduardo Ordoñez el lider obrero:

«Indudablemente si, porque es el creador del primer sindicato de fútbolistas en el año 1929, que no llega a ningún puerto, y luego más tarde forma parte de la primera junta directiva del sindicato de futbolistas españoles, adscrito a la UGT, que era el sindicato socialista en la calle de piamonte, donde el es uno de los directivos. En aquella época los sindicatos se adscribían, el sindicato de camareros por ejemplo, era de la UGT. En cambio el sindicato de los cerrajeros era de la CNT. Había mucha mezcla en muchas cosas, todavía no estaba muy definido todo».

De esta manera lo describió el periódico AS cuando murió de cirrosis en marzo de 1969:

«Su inesperado paso del club “Merengue” al “Colchonero” promovió un auténtico escándalo. Medio centro a lo gallego, formó una célebre linea rojiblanca con Santos y Arteaba. Era abogado de profesión y tenor de ópera. Para los jóvenes aficionados el nombre de Eduardo Ordoñez quizá no diga mucho, pero a los veteranos les traerá, sin duda muchísimos recuerdos y, especialmente , aquel del famosísimo “caso Ordoñez”, que surgió de la noche a la mañana cuando nadie lo esperaba y con visos de auténtico alborozo, cuando el gran medio del Madrid – en cuyo club permanció dos años – se pasó a la acera de enfrente y fichó por el Athletic».

De la misma manera que Clemente ha sido visto como un ícono más allá del campo, por su apoyo a las causas de igualdad racial en Estados Unidos y Puerto Rico, Ordoñez, igualmente, luchó por en el campo político por mejorar las condiciones de los deportistas en España y en Puerto Rico.

 

 

Comentarios

Comentarios