Daniel Gambarrotti
España 360
El Real Madrid ganó, goleó, gustó y se puso a 10 puntos del Barcelona, lo que significa que tiene la liga casi amarrada. Los del Levante hicieron bien las cosas, pero Cristiano Ronaldo supo solucionar todos los problemas merengues, convirtiendo un triplete y poniendo La Liga en jaque (casi mate).
El Levante sorprendió al Madrid, a los 5′ minutos de juego, el argentino Cabral marcó el gol de cabeza proveniente de un tiro libre que Sergio Ramos no pudo despejar. Sergio Ramos fue el único responsable del gol,cometiendo la falta y despejando mal el balón. La ventaja del Levante desató un malestar enorme en la tribuna del Teatro de la Castellana. El Madrid supo responder de manera brillante, dominando todos los aspectos del partido luego de recibir el sorpresivo gol. Undiano Mallenco anuló lo que hubiese sido uno de los mejores goles de la temporada, un pase de taquito de Cristiano Ronaldo y Benzema definiría como un grande, pero todo fue mal invalidado por el juez del encuentro. Pero nada desmotivo al Madrid, el ataque seguía incrementando, como su fuera un huracán sobre el territorio del Levante. Los minutos pasaban y la paciencia en gradas se estaba acabando y así mismo el tiempo de la primera etapa, cuando apareció Iborra, que no pudo controlar un despeje y bajó el balón con las manos en plena area. El juez marcó penalti y Cristiano consiguió su primer gol de la jornada. Justo mérito para el fabuloso juego que estaba haciendo el Madrid.
Cristiano Ronaldo comenzó su show a los cinco minutos de la segunda etapa, al recibir un centro del galo Benzema y cabeceado con mucha clase por el luso. La moral del Levante se iba al suelo, estaba perdiendo y con un hombre menos. Siete minutos más tarde, Cristiano Ronaldo sacó un zapatazo de media distancia, que venció al portero del Levante y se convertiría en el enésimo triplete de CR7. Cristiano dejó claro que es uno de los mejores rematadores del planeta. El Levante consiguió descontar con un cabezazo de Kone y poner el marcador, pero el galo, Karim Benzema, haría estallar a las gradas con un gol majestuoso, un disparo con una comba que hizo inalcanzable el balón al arquero Munúa. Los hinchas madridistas no solo celebraban el gol del triunfo, sino que también celebraban la posible coronación de su tan amado club. Solamente hay un equipo que puede hacer que el Madrid no salga campeón y ese es el mismo Madrid.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.