Shek Borkowski. Extraida COPUR (AP Photo/Joe Raymond)

Nunca pensé que de mi saldría decir que Shek Borkowski tiene razón en algo, pero llegó el día ¿los cerdos ya están volando? Un reloj roto da la hora correcta dos veces al día. Recientemente Borkowski usó la cuenta del Puerto Rico Sol para lanzar una crítica muy válida a todo el fútbol de Puerto Rico que creo que es pertinente analizar en el contexto de la reciente convocatoria de la Selección Nacional de Puerto Rico.

by Shek Borkowski
Observing Puerto Rican soccer for the last 4 years I have learned about the enormous potential the…

Posted by Puerto Rico Sol on Monday, January 25, 2021

Borkowski en su publicación postula varios puntos. El primero que las Selecciones no se les da continuidad. Para este punto habla de la Selección Sub17 que llegó a las semifinales de la eliminatoria mundialista de CONCACAF y que perdió ante la eventual subcampeona del mundo, México, 2-1. Este grupo fue dirigido y trabajado por Marco Vélez quien fue «cesanteado» por la actual administración de Iván Rivera tras concluir el campeonato en el 2019.

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

 

El segundo, y más pertinente en este caso, es que los clubes de Puerto Rico están realizando un trabajo a medias. Dice Borkowski «no hay un plan de sucesión para mejorar el rendimiento del jugador. En sus años formativos, jugadores que son predominantemente izquierdos o derechos no se les promueve que usen su pie debil o jugar en ambos lados del campo. No hay tiempo para desarollarlos; el enfoque es ganar la liga juvenil local. Un jugador sacandose el balón de su pie débil y tirando a gol usando el pie más fuerte recibe más halagos de su entrenador, compañeros de equipo, padres y espectadores, reforzando acciones negativas con una reacción positiva».

Borkowski tiene mucha razón. El fútbol juvenil en Puerto Rico se basa en quien gana más partidos, en cobrar cantidades exhorbitantes en viajes al exterior, pero sobre todo en ganar y ganar. Es tal vez parte d ela cultura deportiva de Puerto Rico donde si no se gana, no se recibe el apoyo de la fanaticada. Algo que ha percolado en las categorías inferiores.

Más allá de ganar, estas categorías inferiores deben ser para mejorar las técnicas de juego y de mejorar la lectura de partidos por parte de los jugadores.

Curiosamente, Borkowski nota que tenemos deficiencias en el medio campo y que estas deficiencias causan que las transiciones hacia una ofensiva efectiva no se logre. ¿No les suena eso conocido?

Tal vez sea tiempo que los clubes de Puerto Rico comienzen hacer una introspección de su trabajo y su filosofía de juego. Después de todo, las Selecciones son un reflejo del trabajo que se realiza a nivel de clubes. Y si, es cierto, la mayoría de la Selección que fue convocada para los amistosos ante Dominicana y Guatemala se han formado en el extranjero, pero jugadores claves se formaron primordialmente en Puerto Rico.

Puerto Rico ganó a Dominicana por suerte. No fue que Puerto Rico fue mejor que la Sub23 de Dominicana, sino que la Sub23 causó un penal. En ambos partidos, Puerto Rico no pasaba de 3/4 partes de la cancha, sin ideas creativas para lograr anotar. De hecho, ante Guatemala el onceno patrio se posicionó para defenderse; nada más. No concretaban pases.

Los jugadores de la Selección dejaron muchos positivos, pero son los detalles los que al final deciden el ganador o el perdedor; solo pregúntenle a Dominicana.

Si deseamos ver en un futuro a 22 jugadores, todos formados en la Isla como juveniles, debemos empezar a cambiar la manera en que se desarollan los jugadores en los clubes, la filosofía de entrenamientos. En fin, necesitamos más entrenadores capacitados para hacer el trabajo.

La actual administración federativa ha hecho algunos avanzes con el trabajo de Maximiliano Torlacoff como Director de Desarollo. Tal vez a mediano plazo empezemos a ver cambios positivos. Solo el tiempo dirá. Pero eso si, a corto plazo, necesitamos un entrenador en la Selección Nacional que tenga estos conceptos claros, que tenga mejor visión de partido, y que sepa potenziar los jugadores. Necesitamos a un Cholo Simeone, no necesitamos a un Elgy Morales.

Comentarios

Comentarios