El presidente de la FPF, Iván Rivera (centro). Foto Suministrada FPF

Si nos fuéramos a regir por los estatutos, reglamentos y la práctica normal, en primer lugar, es la Asamblea General que es la máxima autoridad de la institución (Artículo 20.1). Luego, el Comité Ejecutivo que ejecuta las disposiciones de la asamblea y la Secretaría General, que es el órgano administrativo de la Federación. ¿Entendido?

Cada uno de los miembros del Comité Ejecutivo, tiene un voto y el presidente vota únicamente para dilucidar un empate. ¿Entendido?

El Secretario General prepara el acta del día, con los temas que los miembros (todos) desean tratar en la reunión del comité y todo se realiza como dictan los artículos estatutarios. ¿Entendido?

Anuncio
¡Hazte socio de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.

 

Pero, según mis fuentes confidenciales y con absoluto conocimiento de la realidad administrativa en nuestra federación, es todo lo contrario a normas y procedimientos establecidos en ley parlamentaria y estatutaria. Las reuniones del cuerpo directivo son todo lo contrario a una reunión entre personas que han de aportar al crecimiento de nuestro fútbol. Solo se establece lo que un miembro de la presidencia dice.

Ni el Sr. Miguel Cornejo, ni la Sra. “Cusi” Rivera son atendidos como miembros electos por asamblea y con los mismos derechos de los otros. Son los llamados “disidentes.” ¿Entendido?

Como el ¿presidente? Iván Rivera está pendiente a los viajes gratuitos que proveen los organismos rectores, ha dejado a un lado los planes copiados del desarrollo del fútbol en nuestra isla. Ahora en los círculos futbolísticos se conoce como “Marco Polo“, aduciendo al viajero incansable de la historia. ¿Entendido?

Me dicen que enviaron a Guillemat a Bolivia, con la encomienda de ganar los dos partidos, o pierde su puesto en la selección femenina. Otra trampa para sacarlo y traer de nuevo a Shek Borkoswki con la presión ejercida por varias jugadoras de la selección. Cuando escribo esta columna, me entero que perdimos de nuevo con Bolivia con el mismo marcador de 2-1. ¡Adiós Sr. Guillemat!

¡Cuidado! Esperemos por los resultados de una investigación sobre fondos asignados al Puerto Rico Sol por una senadora del distrito de Mayaguez. No metan la pata. ¿Entendido?

¿Será cierto, según comentan, que el Sr. Luis Daniel Mozo Cañate, el cubano que próximamente ocupará la posición de Secretario General, está de asesor del ¿presidente? Iván Rivera y cobra por esa tarea pero dicen que está en Puerto Rico con una visa de turista? No creo que la incapacidad administrativa llegue a ese extremo, pero… ¿Entendido?

Me han confirmado que el verdadero presidente de la FPF, aunque de facto, es “Cuquito” Martínez, que es el que dirige todos los movimientos dentro de la federación y tiene el control de cinco (5) comisiones federativas. Perdón… de las únicas que están en funciones.
Si mis fuentes están equivocadas favor decirme quienes componen la comisión de fútbol playa. No inventen a última hora. ¿Entendido?

Todavía el Sr. Rivera no ha podido ir al espectacular edificio de FIFA en Zurich, Suiza, pero me imagino que vendrá loco con lo que pueda haber ha visto y comenzará a hacer maletas para Catar, en la próxima reunión mundialista en el 2022.

¡Buen viaje Marco Polo!
¿Y la FPF?
!Muy bien gracias!

Nota editorial: Fútbol Boricua (FBNET) Inc., ni sus patrocinadores, necesariamente se solidarizan con las expresiones vertidas en esta entrada de la columna. 

Comentarios

Comentarios