Domingo 7 de octubre 2012
Daniel Gambarrotti | España 360

Nuevamente se paraliza el mundo y se rinde ante el Súper Clásico del fútbol español.  Barcelona y Real Madrid se enfrentaron hoy en el Camp Nou y como es costumbre, en los últimos clásicos,  hicieron un partidazo.  Con la Liga a 8 puntos el Madrid se jugaba una final en tierras catalanas.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
El Madrid salió sin miedo y comenzó a probar la inédita zaga culé, que Tito Vilanova convocó por problemas de lesiones. Un arranque un tanto impreciso para el conjunto culé, que perdieron la posesión del balón en varias ocasiones y no encontraban la manera de salir jugando con el pase corto, que tanto caracterizó a los blaugranas en los últimos años. Sergio Ramos avisó en el minuto 19’, con un cabezazo que se fue levemente desviado. 
El Madrid no paraba de presionar al conjunto catalán y al minuto 26’, con una excelente combinación de pases y velocidad, el francés Benzema, le puso un balón al Cristiano Ronaldo, para que éste sacara un remate a ras de piso que batió sin ningún problema a Víctor Valdes.


Dos minutos más tarde, el Madrid tuvo la oportunidad de liquidar el partido, pero Karim Benzema no estuvo tan fino como su compañero CR7 y estrelló un balón en el poste.

El Barça se recomponía.  Parecía que los de Tito, habían sobrevivido al embate blanco y estaban listos para atacar.  Iniesta generó una la jugada del primer gol para los de casa, con un pase por derecha a Pedro, este sacó un centro que se desvió en área, pero nadie pudo despejar y apareció como todo un depredador Messi, para reventar el marco de Iker y poner tablas al asunto. 

Un Barcelona súper reconocido saltó al terreno de juego para la segunda mitad. Ese Barça que se defiende con la posesión del balón y no se la presta a nadie, obligó al Madrid a refugiarse en el contra ataque.  Al minuto 61’ apareció el Messi nuevamente, esta vez con un remate de tiro libre endemoniado que batió a Iker, que se lanzó para la foto. Messi marcaba, como lo hizo en el partido de vuela de la Súpercopa en el Bernabéu.  
El Madrid no se rindió, ni mucho menos su estrella Cristiano Ronaldo, quien apareció 5’ minutos más tarde, para igualar el marcador, gracias a un pase del Özil. 

El partido se tornó de ida y vuelta, el Barça controlaba con mucha inteligencia el partido, pero el Madrid apostaba a su mortal velocidad. Dos estilos que han caracterizado a estas escuadras por muchas décadas.  Los de casa tuvieron la victoria más cerca, con un remate que se estrelló en el poste de Montoya y la última jugada de Pedro que sacó un remate y se fue desviado.

Otro clásico que deja su historia escrita. Un duelo por el balón de oro entre Messi y Cristiano Ronaldo. Mucha emoción, pero al final nadie se hizo daño. La Liga sigue a 8, Messi le marca a placer a Iker y Cristiano anota en su sexto Clásico consecutivo.

Comentarios

Comentarios