Una Rojita enchufada y con mucho toque logró superar a la selección noruega por tres goles a cero, haciéndose con un lugar en la final y con el sello de favorito para llevarse a casa el trofeo.

Una selección española con el sello de favorita también para esta semi muy puesto salió a un partido de todo o nada con: De Gea, Montoya, Bartra, I. Martínez, A. Moreno, Koke, Illarramendi, Thiago, Isco, Tello y Rodrigo. Para los que vimos los partidos de la etapa de grupos, asumo que a todos nos sorprendió por igual el hecho de que Lopetegui apostara por Rodrigo una vez más (al igual que en los primeros dos partidos) cuando Morata y Vázquez le habían rendido mucho mejor. Pero un seleccionador sabe lo que hace y luego lo comprobaríamos. La Rojita comenzó con la posesión y, eventualmente, llegaron los oportunidades. Isco disparó muy fuerte con la derecha pero el tiro se fue levemente desviado por la izquierda. Luego de un tiro de esquina, un zapatazo de parte de Cristian Tello se fue levemente desviado por la derecha del arco. Parecía cuestión de tiempo para que el conjunto español encontrara el gol.

Volvió Isco a intentarlo con un disparo igual de fuerte que el anterior excepto que iba mejor dirigido a puerta pero el portero logró atajar. También lo intentó Rodri luego de un disparo lejano que el portero alcanzó desviar y quedó un balón suelto en el área pero su toque fue muy débil. En esta acción hubo falta en el área sobre Marc Bartra pero el mismo fue mostrado una tarjeta amarilla por exagerar. Hubo luego un perfecto control del balón de Alberto Moreno que forzó un tiro de esquina. Entonces llegó una oportunidad, luego de que este tiro de esquina fuese desviado, donde Illarramendi disparó, el portero se lanzó a sacar el tiro y el balón se mantuvo en el área. Entonces lo intentó Iñigo pero sin resultados porque el balón se fue desviado. Dentro del primer minuto de tiempo extra de la primera mitad, vendría un tiro de esquina de Thiago Alcántara que tomaría Montoya y colgaría al área. Entonces la defensa intenta despejar pero Bartra logra darle un toque de cabeza que envía el balón hacia Rodri que, en sucesión, le da un leve toque con la parte de afuera de su pie izquierdo para enviar el balón a la red. Un toque complicadísimo y que calló muchas bocas colocaba a la Rojita al frente justo antes de ir al descanso.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Rodrigo Moreno (9) celebra su gol con Marc Bartra (5) y Koke Resurrección (8)

Entró España al terreno de juego para la segunda mitad sin hacer cambio alguno en la alineación inicial. La Rojita pasaría un susto donde un noruego disparó directo al arco pero el balón se le fue por arriba. Entonces entraría el goleador del torneo al minuto 58 para intentar dar un márgen mayor a los de rojo. Poco después  Noruega se perdería otra muy clara luego de un tiro libre desde la derecha del área, iéndose el remate por encima del arco. Luego Isco se dirigió a la puerta contraria e hizo un pase hacia la derecha para Morata quien penetró hasta el borde del área y le pasó el balón al centro. Ahí, Isco hizo un regate de primera para quitarse a dos defensores y hacerle un sombrerito de increíble calidad al portero que no tuvo reflejos para desviar. Estaba La Rojita delante por dos goles y ya parecía misión imposible para los noruegos.

Isco Alarcón (22) celebra su gol ante Noruega.

No terminaría así porque el Pichichi del torneo no se conformaría con una asistencia. Querría anotar su propio gol. Entonces escapó con el balón casi desde media cancha, entrados tres minutos del tiempo añadido. Superando un halón de un defensor para evitar su avanzada, Morata siguió su carrera hacia el gol hasta que llego al borde del área por la izquierda. Entonces intentó un disparo que el portero rechazó. Pero el 12 no se rendiría. Bajó el balón nuevamente a sus pies con una destreza excepcional para rematar nuevamente, encontrando un espacio entre un defensa y el portero y haciendo una curva con el balón para que el mismo entrara en la red desde la posición complicada donde se encontraba.

Álvaro Morata (12) salta de alegría luego de su gol ante Noruega

Partido ejemplar de los actuales campeones que solo hace que su título de favoritos sea aun más visible. La Rojita va de camino a repetir y no parece haber ningún equipo suficientemente fuerte para detenerla.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorTimbers derrotan a Dallas
Artículo siguienteEl mercado alemán activo.
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa