Se convirtieron en la sorpresa del Torneo 2012, nadie se explica como mientras Saprissa y la Liga salen a duras penas de los partidos, Herediano protagoniza “shows” en los medios de comunicación y cartaginés de la añeja promesa del “vive vive” sigue viviendo el sueño de romper 72 años de no ser campeón,  los del sur esos que apodan guerreros lograron un invicto de diez encuentros sin conocer la derrota, un rendimiento casi del 98 % y el margen de error fue mínimo.
No es un club tradicional, tampoco los recursos económicos sobran, sin embargo Mauricio Wright en su gallada no encontró un grupo de once hombres, encontró once amigos y todos aplicaron el dicho que las amistades son la familia que uno escoge.

Muchos viven lejos de su familia, pasan semanas y el único medio de comunicación es la computadora y el celular porque el calendario no les permite ir a verlos, el calor no siempre es el mejor aliado y la soledad es parte de la rutina.

La gallada del sur logró el invicto y liderazgo porque sus muchachos se unieron y juntos buscan un mismo sueño, diferente en otros equipos donde cada uno busca figurar para ver a que liga extraña se mudan a jugar. Donde el egocentrismo es protagonista.

En este equipo no hay nombres, si analizamos la planilla son pocos los que caminan por la calle y son reconocidos, sin embargo esta lleno de hombres que luchan por romper la regla de que solo los tradicionales están en la parte superior de la tabla.

Trabajan con perfil bajo, ahora todos le quieren ganar pero lo curioso es escuchar a los aficionados preguntar: cómo lo lograron. Yo creo que pude encontrar la respuesta

1.       Supieron llenar los espacios de las salidas de importantes jugadores.

2.       Los jugadores que llegaron se comprometieron a la causa, incluyendo a los extranjeros: Héctor Sanabria por ejemplo.

3.       Los jóvenes empezaron a soñar con la selección nacional, caso de Néstor Monge.

4.       Los once se unieron, se apoyaron e incluso regañaron más de una vez cuando no se hacían las cosas como tenían que ser.

5.       La planificación de una buena pretemporada, aplausos al preparador físico que supo como hacer que sus muchachos rindan como lo hacen y eso no les de problema para captar las ideas del técnico.

6.       Los de experiencia que llegaron supieron demostrarla en la cancha y fuera de ella, Roberth Arias y Roberto Wong  aportaron su liderazgo.

7.       El técnico se animó a romper el guion y dejar que los que juegan hagan su fútbol.

En un punto aparte, no se si la dirigencia en algún momento tenía planeado el proceso pero en Pérez Zeledón de una u otra manera podríamos decir que recoge ahora el trabajo bien hecho de técnicos anteriores que supieron como iniciar el camino.

Pérez en los últimos meses contó con el buen trabajo  de Jeaustin Campos, su mentalidad ganadora y forma de trabajo fueron las primeras semillas, luego Carlos Restrepo un señor del fútbol a mi criterio, supo direccionar las promesas que venían saliendo y ahora Mauricio su experiencia y juventud son un buen factor para dirigir a un equipo que sueña con su primer título.
Hace un año incluso, era extraño ver en los medios de comunicación se titulara que Saprissa tenía miedo de la delantera pezetera, o la nota «Defensas morados piensan que Aguirre y Sanabria serán un problema», un día antes del encuentro.  

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.