Domingo 19 de diciembre

Jonathan Díaz| Bundesliga al Día

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

 

Wolfsburg ha completado lo que fácilmente puede ser el fichaje del año para el equipo alemán. En una venta que resulta ser ventajosa para ambos conjuntos, el Wolfsburg adquirió al mediocampista de ataque belga, Kevin De Bruyne.

De Bruyne (centro al fondo) ya entrena con el Wolfsburg. (Foto: Twitter)

El internacional belga llega al Volkswagen Arena por €20 millones aprox. ($27.1 millones aprox.) en la búsqueda de minutos para el inminente Mundial de Brasil. En una negociación que claramente beneficia a todos los involucrados, el máximo ganador lo fue el Chelsea, que a pesar de perder una promesa y futura estrella, obtuvieron casi todo el dinero invertido en la re-compra del mediocampista serbio Nemanja Matić, proveniente del Benfica de Portugal. Además casi triplicaron la inversión inicial por el juvenil que nunca obtuvo los minutos suficientes para demostrar y asentarse en el once inicial de Mourinho en Chelsea. Es claro que un equipo de media tabla con un presupuesto tan apretado  no puede costear un jugador con una ficha tan alta, y para lograr parte del dinero y obtener un espacio en el equipo se deshicieron el atacante surcoreano Ja-Cheol Koo, quien parte al Mainz como fuente de ingresos. El fichaje de Bruyne es un nuevo récord para el club germano, cuyo fichaje más caro había sido el del contención brasileiro Luiz Gustavo, ex-Bayern München, por €17.1 millones aprox. ($23.1 millones aprox.). El belga ya se incorporó al equipo y se espera que pueda estar disputando la próxima jornada 18 contra el Hannover.

Comentarios

Comentarios