Miércoles 28 de mayo

Jonathan Díaz| Brasil 2014

 

Anuncio

Ahora continuaremos con el grupo C de Brasil 2014, compuesto por Colombia (5 participaciones), Grecia (3 participaciones), Costa de Marfil (3 participaciones) y Japón (5 participaciones).

Toda la afición colombiana espera el regreso triunfal de Radamel Falcao. (Foto: Bein Sports)

Colombia: La selección cafetera de José Pékerman  se clasificó a Brasil 2014 luego de una excelente campaña en la que finalizaron segundo lugar detrás de Argentina y con la mejor defensa de Suramérica. A pesar de la facilidad para clasificar, la ausencia de Brasil en el clasificatorio es trascendental para el avance y la eventual demarcación como cabeza de serie, status que le adjudicó uno de los grupos más accesibles de todos. A pesar de la relativa facilidad de grupo, la defensa puede resultar en un arma de doble filo. La inexperiencia de Arias en la banda derecha y la baja presencia defensiva de Armero en la izquierda pueden resultar letales ante la poderosa delantera marfileña y el rápido mediocampo japonés. Además, la avanzada edad de Yepes y su suplente Perea puede resultar en veteranía perfecta o punto débil en una defensa joven. Por último, la incertidumbre acerca de Falcao, y una posible ausencia, puede destrozar a la selección colombiana. Sin embargo, la media y el ataque colombiano están cuidadosamente cubiertos por jugadores como Fredy Guarín, Juan Cuadrado, James Rodríguez, Teo Gutiérrez y Jackson Martínez. Basado en esto, la Tricolor deberá liderar el grupo sin mayores inconvenientes.

Grecia dependerá de lo que Konstantinos Mitroglou (izq.) haga en ataque y como Sokratis Papastathopoulos (centro) lidere la defensa. (Foto: RPP)

Grecia: La Ethniki se clasificó vía playoff venciendo a Rumanía por un global de 4-2 y 3 goles del referente en ataque, Konstantinos Mitroglou. Es obvio por la actuación en la fase de grupos en la clasificación europea que la selección griega carece del poderío ofensivo para intimidar las grandes defensas del mundo. Pero con solo 6 goles en contra en toda la clasificación, la selección helénica ostenta una de las defensas menos goleadas en Brasil 2014. En adición, con 16 goles en 12 partidos, también tendrá una de las ofensivas de menor producción y la dependencia en el mediocampo de Giorgos Karagounis (37 años) y Dimitris Salpingidis (34 años) demuestra la incapacidad de Fernando Santos, DT de la selección, para encontrar sustitutos más jóvenes y de características más ofensivas. Puede que en un grupo tan cerrado y en una competición tan corta, el estilo de juego ultra-defensivo y oportunista en el contraataque resulte suficiente para avanzar a los octavos de final. Pero es cierto que sus posibilidades son bajas.

Entre maestro (Drogba #11) y estudiante (Bony #12) podrían formar una delantera letal en Brasil. (Foto: FIFA)

Costa de Marfil: Les Éléphants son una de las selecciones con mejor talento en la delantera en el mundo, con nombres como Didier Drogba (Galatasaray), Salomon Kalou (Lille), Seydou Doumbia (CSKA Moscú) y Wilfried Bony (Swansea City), entre otros. Es claro que el ataque es el poderío de los marfileños, pero es la conexión entre la media y la delantera lo que falta en la ofensiva. Otro problema para la selección de Costa de Marfil ha sido la contratación del francés Sabri Lamouchi y su táctica de salir jugando desde la defensa, lo cual no tendrá buenos resultados ante selecciones de mayor calibre. Y lo que ha sido el dolor de cabeza creciente para los africanos es la defensa, la cual todavía tiene un gran nivel, pero con titulares como Kolo Touré (33 años), Arthur Boka (31 años) y Didier Zokora (33 años) ya está entrada en edad y solamente se ha encontrado un sustituto para esta en el versátil lateral derecho del Toulouse Serge Aurier. En fin, los marfileños buscarán obtener 2 victorias y así dejar atrás el pasado, donde solo han ganado un partido, y avanzar a los octavos de final. Posibilidades sobran a esta selección, todo dependerá de que los jugadores lleguen teniendo un buen día.

Las aspiraciones japonesas dependerán del rendimiento de Honda (izq.), Kagawa (centro) y Okazaki (der.). (Foto: Daily Vedas)

Japón: La selección samurái de Alberto Zaccheroni logró la clasificación desde muy temprano y dominando su grupo que fue relativamente fácil. Los japoneses llegan a Brasil con un gran dilema, y es que sus dos grandes estrellas, Shinji Kagawa y Keisuke Honda, no han tenido buen desempeño con sus respectivos clubes. Dos mayores problemas sobresalen en la escuadra japonesa: la defensa y la delantera. En defensa el único jugador que tuvo una buena temporada fue el lateral izquierdo del Inter, Yuto Nagatomo y en un grupo donde los rivales destacan en el ataque esto será una pesadilla. En la delantera no hay gram variedad para selección y la falta de una presencia imponente que termine las jugadas de una media muy eficiente (Honda-Kagawa-Okazaki) lastimará las aspiraciones de los asiáticos. Pero algo tiene a favor esta selección nipona y es que no le temen al rival que tengan enfrente. Esto quedo demostrado en noviembre 2013 cuando empataron 2-2 contra Holanda y vencieron a Bélgica por 3-2 en partidos amistosos con un fútbol rápido y de características verticales. Esta selección puede ser la piedra en el zapato de cualquier otro equipo en este grupo.

Comentarios

Comentarios