Si bien es cierto el técnico sabe lo que hace  y de qué manera debe desarrollar su trabajo, esto no es para dejar pasar desapercibido ciertas cosas que suceden, no es que en Costa Rica existan 4 millones de técnicos, sencillamente a la vista de cualquier persona saltan incoherencias y es lógico que se quiera preguntar, comentar y hasta criticar. 

Desde que llegó a ocupar el banquillo Jorge Luis Pinto Afanador, los amantes de ver un juego bonito y ganar con una solvencia exquisita ya sabíamos que eso no pasaría, sus antecedentes por lo menos aquí en el país nos recordaban un fijo esquema defensivo y en el momento en que abriera el marcador poquito le faltaba para meterse en la cancha, legítima famosa frase «con todo el bus atrás». 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Nos venden la idea de que defender también es válido y ganar jugando de feo a horrible también, aunque por noventa minutos nos comamos las uñas y pasemos con el  ¡Ay Dios ! en la boca.

Bueno digamos que de todas las estrategias que se pueden buscar para ganar un partido nos conformamos con la peor, yo sencillamente no me imagino a la prensa mexicana tragándose el discurso de que mientras se gane que importa jugar como sea, o selecciones como España y Brasil conformándose a lo que sea y la respuesta sea total ganamos 3 puntos. 

Yo no creo que Costa Rica sea Brasil, España y muy lejos esta de cualquier equipo fuerte en el mundo, pero también creo que mientras dirigentes y miembros del cuerpo técnico conserven una mentalidad tan mediocre y poco ambiciosa llegará el momento en que Panamá, Jamaica, Honduras e inclusive Guatemala nos superen. Ya Panamá nos está enseñando como hacer las cosas, pero los que deben tomar apuntes dejaron olvidada la libreta. 

Yo creo que tenemos buenos jugadores, no recuerdo una generación donde la mayoría de jugadores que estuvieran afuera lograran cierto grado de protagonismo con su equipo y aunque jueguen en Noruega, Grecia o Suiza por lo menos en los últimos días que he visto partidos de esas ligas ante excelentes rivales como Real Madrid, se va dando uno cuenta que ya no son «liguillas» de relleno en Europa, van en crecimiento. Incluso recuerdo que una vez Pablo Herrera me comentó que en Noruega el fútbol es rápido, de mucho toque y ordenado. 

Aunque Álvaro Saborío solo meta dos opciones de las diez que tuvo, tenemos un gran jugador y como dice Hernán Medford hablan las estadísticas no él. Aquí no estoy en un tono de defender jugadores, estoy en un tono de que tenemos un técnico que quizá no es del todo malo, pero no es el  técnico que Costa Rica necesita, y si vamos a ir al Mundial porque las matemáticas son calculadoras y eso lo sabe hacer muy bien  Jorge Luis Pinto.

Pero una vez que vayamos al Mundial de participar y decir fuimos no pasamos, y ningún proceso se inició  porque hasta hoy yo no sé cuál es la identidad futbolística de Costa Rica ante el mundo. Si importa si se juega bonito y feo, porque si jugamos bonito y perdemos existe eso de que hasta el último minuto se trató pero ya por circunstancias de partido fue imposible, pero si se pierde o empata jugando feo lo que produce es una cólera tremenda y frustración. 

Dando un poco mi panorama, ahora quiero llegar al punto. Increíble, a veces yo no sé si tengo al frente un director técnico de Selección se supone capacitado o un político haciendo campaña para promover a sus diputados en tiempo de elecciones. 

En la buena teoría , dentro de la Selección Nacional deben estar los jugadores cuya regularidad con sus equipos, el protagonismo y aporte sea enorme. Yo entiendo que a partir de esto se hace una convocatoria. Se supone que están los mejores. Luego también tiene que ver mucho la idea del técnico y quien podría acoplarse, pero eso ya es aparte. 

Entonces si el técnico debe llamar a partir de esto, Jorge Luis Pinto falta al primer mandamiento. Es contradictorio en sus convocatorias, en sus respuestas , a veces creo que nos siente tontos y que cualquier cosa que nos diga vamos a creerle y ponernos felices. 

Voy mencionando casos, Cristopher Meneses, sé que quizá los manudos se enojen conmigo pero este muchacho yo no lo veo como una gran figura y mucho menos que merezca estar en la Selección Nacional, pero Pinto muchas veces confía en su escaso y limitado talento. 

El sonado tema de Junior Díaz, quizá tenga un muy buen negociador representante y logre ubicarlo donde lo ubica, existe gente que es buena «vendedora» , pero Junior no es buen jugador, esforzado quizá sí pero le falta demasiado y al menos yo no puedo entender que se apueste tanto a él . Lo contradictorio  es que tenía más de no jugar que el tiempo que tenía Bryan Oviedo, entonces a Oviedo le aplica el mandamiento y con Junior no. 

Que quizá a él le guste más como juega Junior, bueno es válido pero también es válido que si no juega muchos meses posiblemente llegue fuera de ritmo, pero bueno sigamos.

En Copa de Oro los llamados de Osvaldo Rodríguez y  Juan Diego Monge, nunca los entendí. Seamos sinceros, si ambos jugadores fueran «buenos» estarían en un equipo «grande» hablamos de Cartaginés, Herediano, Saprissa y la Liga. 

No menosprecio los otros equipos, pero los mejores del país se consolidan en esos cuatro y si no vemos el caso de Cristian Lagos algo le pasó para no quedarse ni en la Liga ni en Saprissa. 

Osvaldo ya no sabía cómo demostrarle su poco nivel futbolístico e insistía en él, luego justifica su llamado por la participación en la Copa Uncaf que fue en enero y la de Oro en Julio. Saque usted conclusiones. 

José Miguel Cubero ocho meses fuera de una cancha, y es llamado a la Selección Nacional. Me pregunto si Pinto fue a ver la pretemporada herediana para tener un criterio para llamarlo, yo soy de las que opina que Cubero en cuanto juego y garra es de los mejores pero convocarlo así es una tremenda falta de respeto para otros jugadores que vienen jugando y esforzándose para ver si acaso los ve con el reojo.

Para mí es complicado entender por ejemplo porque herediano equipo campeón y de los más fuertes en el país aporta la mínima cantidad de jugadores a la Selección Nacional, y cuando alguno destaca o la gente le cuestiona sobre ciertas ausencias comete el gravísimo error de irse a cualquier medio de comunicación y hablar pestes desprestigiando la carrera del jugador que no le ha pedido incluso que lo llame a la Selección Nacional.

Hablo aquí de los casos de Pablo Salazar y Víctor Núñez, sea como sea Pablo formó parte de una de las defensas más fuertes del torneo nacional y Núñez llegando de una lesión hacía mínimo un gol por partido y ponía asistencias. 

En lo personal , vi la convocatoria de ambos jugadores en su momento como un viejo truco de llamarlos y no ponerlos a jugar, solo por complacer a la afición. Por dicha ambos dos son caballeros y no dieron más pie a sus palabras.

Pero peor aún fue cuando le añade la culpa al medio de comunicación que lo entreviste donde alegan que malinterpretaron sus palabras, ahora tenemos que aprender a interpretar semejantes groserías.

A mí me empezó una tremenda preocupación desde que arrancó los roces con Esteban Alvarado, perdón Keylor Navas pero Esteban debería estar defendiendo ese arco, luego Joel Campbell en su momento mencionó ciertas cosas y para rematar lo que denunció Bryan Oviedo en el diario Al Día. 

Yo ya voy sacando mis conclusiones …

Comentarios

Comentarios