El pasado 23 de agosto estas fueron las declaraciones de Jorge Luis Pinto a un programa de radio cuando le preguntaron las razones para no convocar a Pablo Salazar a la Selección Nacional : “Me da pena con Pablo que es mi amigo y no me pongan más en eso, pero Umaña es líder, sabe cuando apretar, cuando achicar, cuando ir al costado y cuando no. Esa es la comunicación que necesito en la Selección” .

Ante esto el zaguero le respondió vía Facebook:  “Por este medio será la última vez que hable del tema, ahora si estoy molesto, he tratado de ser respetuoso , pero no voy a dejar que este señor Pinto manche mi carrera o mi nombre con excusas baratas, él a mi no me conoce nada, se ve que ni mi carrera ha seguido, él tiene su gente y se le respeta, pero que diga semejantes cosas de mi persona como profesional o me limite … NO, está equivocado.

Él no puede saber si puedo o no adaptarme, si nunca me dio la oportunidad, tengo casi 300 partidos en primera división, varios campeonatos, formación en selecciones, olimpiadas , etc y soy el capitán del campeón de Costa Rica, así que no acepto lo que él dice de mí, y le pido por favor que si no me quiere llamar que no me llame y ya, pero que deje estar manchando mi nombre por tratar de justificar que no me quieren ahí”.

Siguiendo con el tema, poco caso le hizo a la petición del jugador. Incluso la semana pasada cuando le cuestionaban la convocatoria de ciertos jugadores , salió a relucir el tema de Pablo Salazar nuevamente le tira durísimo al jugador comparándolo con figuras del fútbol  mundial.

Prácticamente le anunciaba que lo tenía en la misma lista de Esteban Alvarado, Jonathan Mc Donald, Marco Ureña y otros más cuyo candado la llave no existía. Ayer lo convoca ante la lesión de Gabriel Badilla.

Qué pasó por mi mente con todo esto , queridos lectores de mi blog compartí la opinión de varios colegas, Jorge Luis Pinto es lo bastante poco respetuoso, serio e incluso su credibilidad se fue al piso.

Sí soy directa, primero que todo es cierto nuestros jugadores no son las grandes estrellas que todos quisiéramos, pero tampoco para faltar el respeto diciendo las cosas de la manera en que las dijo e incluso en son de burla. Siempre considero que los trapitos sucios se lavan en la casa y si él no quería a Salazar en la Selección bastaba con que explicara el asunto utilizando unas palabritas más de domingo, no señalando al jugador de la manera en que lo hizo.

Poco serio, este técnico sí que cambia rápido de opinión: hace unas semanas dijo que Salazar no tenía ni medio ingrediente para formar parte de su grupo, se burlo de él comparándolo con jugadores estrellas a nivel mundial y lo llama. Quiere decir que nuestro técnico, si se deja llevar por la presión de los aficionados quienes en redes sociales suplicaban el llamado de Pablo y por los cuestionamientos de la prensa, tiene pocos pantalones bien amarrados.

Porque convoco a un jugador que no le parece pueda aportar nada, porque convocar a un jugador que para él no marca diferencia… por la afición, por la prensa. Yo a veces peco de ser mal pensada y en esta ocasión estoy pensando muy mal.

Me extraña tanta complacencia por parte del técnico, será esta su llave para lavarse las manos ante una eventual  pérdida el viernes y así poder justificar su pobre rendimiento el cual justifica siempre con el mismo discurso. Se las dejo picando.

He leído que dicen: la prensa convoca jugadores, quita técnicos, etc. Nos echan la culpa como si fuéramos el director técnico o el presidente de la Federación. En mi caso personal, creo que las preguntas y comentarios que hago los trato de justificar y realmente en mi opinión la cual no tiene nada de malo expresarla, el peor técnico que pudieron escogernos fue al colombiano.

En lo que tiene alguien dígame en qué avanzamos, que proceso ven ustedes en la selección porque yo en mi percepción no lo encuentro aún. A mí me preocupa situaciones como las de ahora, con qué respeto o admiración podrán los jugadores dirigirse a un técnico que cambia muy rápido de criterio, supongo que perdió credibilidad en el camerino incluso hasta respeto ( es que ni preguntarlo vale la pena porque los jugadores por respeto no dirán nada), perdonó a una persona que se fue de fiesta y se accidenta tres horas antes del entreno, convoca a un jugador que jugó en Italia 10 años con muchos meses inactivo futbolísticamente y para rematar critica a un jugador que le daba lo mismo si lo llamaba o no y luego se enrrolla la lengua y lo llama.

Como decía mi abuela “la lengua no tiene hueso y se mueve para todo lado”, eso le paso a este Pinto que poco a poco se va quemando en la cocina.

Aplaudo la actitud de Pablo Salazar, ignoró a quien no merecía su atención y como buen soldado dijo Costa Rica aquí estoy, obviamente no creo que él sea ahora el mejor amigo de Jorge Luis Pinto pero aquí le da una lección de humildad  y nos enseña lo buen líder que es. Acaso no han visto como es parte de los jugadores que se tiran al hombro todas las broncas en herediano y como se sostiene él mismo y al equipo.

Y como un buen líder dejó fuera de la cancha las diferencias con Pinto, y se puso a su disposición para que lo use en lo que ocupe. Yo aplaudo a Pablo y ojala otros jugadores aprenda de él.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Artículo anteriorSigue sin tocar el campo Cepeda
Artículo siguienteCierran su temporada con las Fundaciones
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa