Viernes 23 de agosto|
Jonathan Díaz| Premier Futbol

     Solo tardaron 25 minutos en el segundo tiempo para liquidar la serie. Esto fue lo que sucedió el miércoles 21 de agosto en Estambul, donde el Arsenal de Arsène Wenger casi aseguró su presencia en la fase de grupos de la Champions League con un 3-0 en Turquía ante el Fenerbahçe.

     El once inicial de los Gunners fue: Szczęsny; Sagna, Mertesacker, Koscielny, Gibbs; Walcott y Cazorla por las bandas, Rosický, Ramsey y Wilshere en un tridente en el medio y Giroud en solitario. El equipo local alineó a: Volkan Demirel; Michal Kadlec, Bruno Alves, Joseph Yobo, Bekir İrtegün; Emre Belözoğlu, Mehmet Topal, Raul Meireles bastante adelantado; Dirk Kuyt en una banda y Moussa Sow y Pierre Webó al ataque.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Giroud celebra con Mertesacker, Jenkinson y Walcott.
     En un partido que se desarrolló lentamente y que fue un tanto aburrido durante la primera mitad, las acciones más destacadas de la primera mitad fueron 3 tiros desviados del Arsenal, 2 de Giroud y uno de Ramsey. Fue en la segunda mitad donde el partido comenzó a tener energía y ataque en ambos lados del campo. El primer gol llegó al minuto 51 y fue gracias a un pase filtrado de Ramsey que le permitió a Walcott centrar desde la derecha para que Gibbs empujara el balón con el meta vencido. El segundo gol, al minute 64, fue producto de una jugada muy inteligente de Ramsey en la cual cedió el balón a Rosický, quien hizo lo mismo con Wilshere, mientras esto sucedía Ramsey se colocó en el borde del área donde recibió y remató a la derecha de Demirel. El tercer gol llegó desde el punto penal al minute 77, luego de que el lateral checo Kadlec empujara a Walcott dentro del área, acto seguido Giroud colocó un potente remate a la derecha superior del arquero, haciéndolo volar en dirección opuesta en el mismo. El ritmo de juego demostrado no fue en nada comparable con la mediocridad del fin de semana, cuando se vieron humillados por el Aston Villa en casa, cuando perdieron por 3-1.

Giroud (izq.) y Koscielny (der.)
en el vuelo de vuelta a Londres.
     Al minuto 33, el central Koscielny tuvo que salir por un golpe a la cabeza que le ocasionó un corte profundo en la ceja derecha, en su lugar entró Jenkinson. Para el partido del fin de semana contra el Fulham, Koscielny está suspendido y no verá acción. Wenger espera tenerlo disponible para el 27 de agosto, cuando se juegue la vuelta contra el Fenerbahçe en el Emirates Stadium.

     En una nota menor, el otro equipo británico participando en esta fase de la Champions League, el Celtic de Escocia, fue sorprendido en Kazakhstan por el campeón kazajo, el Shahkter Karagandy, y regresan a Glasgow para remontar un global de 2-0. El próximo 28 de agosto se enfrentaran en el Celtic Park donde los locales esperan revertir este marcador por defender el orgullo.

Comentarios

Comentarios