Marco Vélez celebrando con fanaticada de los Puerto Rico Islanders FC. Por Primera Hora.

En la pasada entrada de mi columna dije que estaría hablando sobre el miedo que muchos otros deportes en Puerto Rico tienen y la lucha por el mercado deportivo de la Isla, pero necesito una data que no tengo por lo cual me comprometo para una futura.

Ahora bien, deseo seguir hablando del porque el fútbol de Puerto Rico no crece.

Los momentos de mayor crecimiento en la historia del fútbol de Puerto Rico han sido cuando se ha apostado por proyectos profesionales en la Isla. Para que puedan entender les presentaré esta tabla de las épocas históricas del fútbol de Puerto Rico que llevo trabajando por par de meses.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

 

  1. Más o menos finales de los 1800’s – 1911 – Época del nacimiento del fútbol en Puerto Rico. Aunque no tenemos una fecha exacta de cuando llega el deporte a la Isla, si sabemos que para antes del 1911 tenemos la formación de clubes y equipos en Ponce y San Juan. En 1911 se comienza a disputar el primer torneo oficial. El fútbol se había comenzado a disputar en terrenos baldíos por diversión.
  2. 1911 – 1945 – Época prefederal. Surgen los primeros torneos de fútbol en la Isla organizados por clubes como el Real San Juan FC, Celtics FC, Arecibo FC, España FC, etc. Es una época dominada primordialmente por extranjeros y criollos pertenecientes a la burguesía local. El advenimiento de la Segunda Guerra Mundial y la posterior fundación de la Asociación de Fútbol Aficionado (AFA) da por concluida esta época. Durante esta época los primeros futbolistas puertorriqueños salen a jugar para equipos como el FC Barcelona (Augusto Ozores), Eduardo Ordoñez (Real Madrid CF y Atlético de Madrid), entre otros.
  3. 1945 – 1974 – Época predorada. Entre 1945 a 1974 se empieza a ver la transición del fútbol de Puerto Rico de uno predominantemente impulsado por extranjeros a uno impulsado primordialmente por puertorriqueños. Primera Selección Nacional formal bajo la tutela de Eduardo Ordoñez para disputar los Juegos Centroamericanos y del Caribe Caracas 1959, y la formación de clubes modernos como el Don Bosco FC, Academia Quintana, Guayama FC, Yabuco FC, Maunabo FC, etc. La época termina con la llegada del Dr. Roberto Monroig a la presidencia de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) en 1974.
  4. 1974-1982 – Primera época dorada. El periodista René Molina escribió el 9 de abril de 1976 una columna titulada «La época de oro» para El Nuevo Día. «Cuando decimos que se vislumbra la ‘época de oro’ del fútbol puertorriqueño basamos nuestro vaticinio en varios motivos. Por vez primera se está practicando este deporte masivamente a niveles infantiles y juveniles con la cooperación de la Union Carbide y de la CRUV, y esto es de una trascendencia vital en cualquier actividad que aspire un desarrollo vital. Por primera vez la Federación contempla un porvenir desde un punto de vista internacional. y también por primera vez el futbolista puertorriqueño podrá mirar este deporte como algo más que un simple pasatiempo». El crecimiento exponencial del fútbol de Puerto Rico en este periodo de tiempo no tiene comparación. Partidos internacionales ante el Cosmo de Nueva York, Real Madrid CF, Pumas de México, Millonarios de Colombia, Logroñes, primeros enfrentamientos ante la República Dominicana, enfrentamientos ante selecciones juveniles como la de México, y victorias a nivel juvenil ante Haití; sin olvidarnos de los primeros pasos del fútbol femenino de Puerto Rico. Culmina con la salida de Monroig de la presidencia en 1982 debido a peleas entre la Federación y el Comité Olímpico de Puerto Rico.
  5. 1982-1984 – Primera época intermedia – Tras salida de Monroig de la presidencia y llegada de Esteban Rodríguez Estrella a la presidencia. La época es marcada por luchas internas dentro del seno federativo. Culmina con visita de Joao Havelange a Puerto Rico y regreso de Monroig a la presidencia.
  6. 1984 – 1994- Segunda época de oro – El segundo periodo de Monroig frente a la Federación Puertorriqueña de Fútbol tendría su ápice en la Crisis del 1992, donde la mayoría de la Selección Nacional serían profesionales nacionalizados y terminaría con la expulsión y regreso de la FPF al seno del Comité Olímpico, terminando en la posición 95, según reportes de la época luego ajustada a la 105 por cambios en el escalafón de la FIFA, en 1993. La época terminaría con la fundación de los Puerto Rico Islanders  y el retiro de Monroig en el 1994.
  7. 1994 – 2004 – Segunda época intermedia o época oscura – La presidencia del Lcdo. Luis Russi Dilán fue marcada por la expulsión de la vieja guardia de Monroig de la FPF debido a diversas razones, empezando por el retiro del aval federativo a los Puerto Rico Islanders. Monroig, Serralta y ese grupo fundan la Liga Mayor Nacional de Fútbol, la primera liga semiprofesional de Puerto Rico. La Liga Superior de la FPF desaparece, y la Liga Premier nace de una división de la Liga Mayor. El fútbol en la Isla colapsa, y de la posición 128 donde estaba la Selección en 1998 termina en la posición más baja que ha estado en el escalafón hasta el momento (200 en 2002). La FIFA interviene con una Comisión Normalizadora. La época culmina en 2004 con la elección de José Serralta a la presidencia de la FPF.
  8. 2004 – 2012 – Época de Plata: La era del profesionalismo – En el 2004 resurgen los Puerto Rico Islanders FC como equipo profesional a disputar la A – League (hoy día la USL), y en 2007 se fusionan la Liga Mayor y la Liga Premier para formar la Puerto Rico Soccer League, con su temporada debut en el 2008. Surgen el Club Atlético River Plate Puerto Rico, Sevilla FC Puerto Rico como rivales de los Islanders en la Isla. En 2009 los Islanders llegan a las semifinales de la primera edición de la Liga de Campeones de la CONCACAF y son derrotados en tiempo adicional en el Estadio Azul de Ciudad de México. En 2010 Eric Labrador es electo a la presidencia de la FPF. En el 2011 recesa la Puerto Rico Soccer League por problemas financieros, a pesar de esto la Selección llega a la posición 108, la segunda más alta en la historia. En el 2012 recesan los Islanders por problemas financieros y termina la era del profesionalismo en Puerto Rico.
  9. 2012 – hasta ahora – Época actual, post profesionalismo.

El fútbol de Puerto Rico no ha cambiado en nada desde el 2012. Poco o nada se ha crecido. Si nos percatamos, las épocas de mayor crecimiento de la Selección Nacional han sido durante la Segunda Época de Oro y la Época de Plata, estando 105(95) y 108 respectivamente en el escalafón de la FIFA. La clave en ambas han sido el uso de jugadores profesionales en la Selección. Claro, actualmente la Selección está contando con jugadores profesionales pero por diversas razones no se ha logrado emular o sobrepasar las posiciones previas.

No obstante, ¿que oportunidades profesionales hay para los juveniles que vienen creciendo actualmente en la Isla? La FPF está vendiendo el concepto de la Escuela Especializada en el Albergue Olímpico como la solución a los problemas, pero cuando se graduen esos chicos y chicas ¿hacia donde irán?

No tenemos una liga profesional, y la FPF ni le importa el profesionalismo, ni tiene la capacidad de lanzar un torneo profesional. Ningún equipo actual le paga sus jugadores por jugar. Algunos, como el Bayamón FC, compensan a los jugadores poniéndolos a ser entrenadores en sus academias o dando unas dietas que no son suficiente para vivir.

Necesitamos inversión de grandes cantidades y puedo contar con los dedos de una mano quienes pueden estar a ese nivel y están actualmente involucrados en el fútbol. Necesitamos inversionistas que inviertan en infraestructura especializada para el fútbol. Sobre todo, necesitamos un sistema cerrado de liga mancomunada. Sin esto, no podremos hablar de un ecosistema de negocios atractivo para el fútbol de Puerto Rico.

Nuestro fútbol necesita una liga que inspire y provea un lugar a donde aspirar. Si le preguntan a los millenials de mi época que se desarrollaron como futbolistas, la mayoría te diran que su sueño era jugar para los Puerto Rico Islanders. Mi deseo es que vuelva esa época, donde la cultura futbolera se vivía y se sentía en las paredes del Juan Ramón Loubriel. Donde los grandes equipos mexicanos como Cruz Azul, Santos Laguna, y de la MLS, como el LA Galaxy y el Toronto FC, venían y perdían en el cesped de Bayamón.

Yo quiero volver a ver hinchas prender vengalas, y montar tifos como este.

O ver a una fanaticada como los Borrachos del Tablón crear una rivalidad como la que tuvieron con la Barra Naranja.

Sin hinchas, no hay fútbol. Y sin fútbol profesional y de calidad, no hay hinchas.

Estaré publicando una columna bajo Proyecto 2026 pronto sobre como creo que debe ser la estructura de una liga profesional de sistema cerrado en Puerto Rico. Si desean saber mis razones y el modelo que propongo, asegúrate ser miembro de nuestro Patreon pues Proyecto 2026 es exclusivo para nuestros subscriptores socios.

Comentarios

Comentarios