Confieso que mi pronóstico ante México era una pérdida por dos goles, sí soy bastante sincera porque después del partido contra Honduras, sentí profunda decepción de ver a ese equipo que semanas atrás por 45  minutos había regalado un espectáculo de entrega y coraje en la cancha. 
Ese orgullo que brotaba con cada gota de sudor , faltó ante un Honduras que nos recibió bien y en un clima pesado por ratos.
Era lógico que la crítica a un pésimo juego donde solo un tiro a marco se vio durante 70 minutos, una actitud de relajados y conformistas, se iba a dar y a gran escala. Pues el jalón de orejas sirvió para que el técnico cambiara de ideas y  esos once le pusieran sal al huevo con el que se come el pinto. 
México venía urgido, era lo que me preocupaba porque si somos defensivos normalmente contra un equipo que necesitaba tres puntos y goleando, la lógica indicaba que el candado tico sería fuerte  y visualizaba un partido donde Costa Rica no propondría, jugaría al pelotazo y un México completamente encima, buscando el gol por todos los espacios.
Por dicha, Pinto cambió el libreto de la historia y  uno que otro protagonista. Ya no busque más, como jugamos ante Estados Unidos  y México , así con esa propuesta debemos jugar siempre. Ya no busque más titulares, esos son Jorge Luis Pinto. Ya no más pruebas, esta es la base que debe trabajar. 
Moralmente los jugadores cumplieron, tenían muchos compromisos con la sociedad futbolística,  empezando por clasificar al Mundial, luego cerrando con un gane ante una de las selecciones que más rivalidad existe.
Cumplió el técnico, los jugadores y la afición . Ahora sí, que no se apague la ambición y las ganas de jugar bonito, está demostrado que si jugamos bien podemos ganar y regalar espectáculo.
Me parece que dentro de la Selección se están consolidando cinco  jugadores claves, jóvenes y a su corta edad muy llenos de experiencia, hablo de los casos específicos de Bryan Oviedo, Cristian Gamboa, Yeltsin Tejeda , José Miguel Cubero y Joel Campbell. 
Estos cinco jóvenes se están volviendo grandes piezas dentro del rompecabezas de la tricolor, me agrada verlos como corren, juegan y la actitud con la que salen a la cancha. 
Por dicha ya podemos dejar de lado el aztecazo ,  ya podemos hablar de otro partido en el cual  se le venció a un mítico rival, que por su nombre e historia a veces parece invencible. Ahora sí,  esta generación está para romper mitos, más allá de los rivales que topemos en el Mundial, exigimos pensar en llegar a lo más lejos que se  pueda, verlos romper la barrera de una segunda ronda.
Fotografía Diario Al Día
Cuando cierto sector de la prensa se pone agresivo en sus críticas, no es por anti nacionales, es porque nuestro deber como comunicadores es hacer uso de la herramienta del periodismo de opinión, y eso incluye dar opiniones de manera responsable con argumentos y demás.
Para cerrar, me gustaría compartir lo que significó esta hexagonal. Dentro de mi carrera he cubierto tres eliminatorias , esta ha sido la mejor. Me recibió como una profesional más madura y metida en el tema. 
Increíbles experiencias, compartir con grandes profesionales que se convirtieron en amigos, la oportunidad de viajar trabajando. Creo que no tengo palabras para agradecerle a Dios todas estas bendiciones y a ustedes gracias porque me leyeron, sacaron tiempo para opinar . Se les agradece.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Artículo anterior#FutbolLAI: Cerca del final la LAI
Artículo siguienteDespegan los oncenos en el Fútbol universitario
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa