Ayer la señora que pone en «jaque mate » a los políticos y trabajadores del gobierno, doña Pilar Cisneros se dio a la tarea de poner sobre su mesa al director técnico de la Selección Nacional Jorge Luis Pinto. 

Yo como periodista y amante del estilo de entrevista que es exquisita, que no teme y llega con  argumentos válidos me senté a verla. Creí que doña Pilar se defendería mejor y Pinto a mí me demostró ser un buen relacionista público con el discurso que echo a cucharas en cada respuesta.

Hoy mi inspiración se basa en los comentarios que ví en las redes sociales, algunos culpaban a la prensa y pedían dejar trabajar al técnico. Todo porque Pilar le falto argumento para defenderse no llegó tan preparada como la he visto en otras ocasiones, al menos esa impresión me dejó a mí. Y ahora como Pilar no pudo con él, Costa Rica entera lo apoya. Fenómeno curioso. 
Creo que los técnicos y jugadores de fútbol de este país, porque sinceramente nunca he vivido la experiencia con jugadores y técnicos extranjeros, deberían de quitar el «chip» de su cabeza que los periodistas ( según ellos ) como nunca jugamos fútbol y no lo practicamos de manera profesional, no tenemos  el derecho a opinar, preguntar y demás cosas relacionados con ello cuando denotamos terribles errores en su planteamiento o manera de jugar.

Pues que equivocados, aunque nunca fui jugadora profesional de fútbol ni nada que se le parezca a eso, cumplo con mi deber de leer y estudiar del tema; sí , muchas horas del día dedico en informarme acerca de fútbol y la experiencia de trabajar en equipos y estar cerca de técnicos y jugadores me hizo comprender y sobretodo aprender más del tema. Hoy mi defensa es para la prensa, ya cansa el discurso de que no dejamos trabajar al señor Pinto y nos tratan de evadir con respuestas tales como : «solo lo que jugamos fútbol» . Como si eso fuera requisito para analizar y ver las cosas.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Aquí puedo hablar de colegas que sin jugar el fútbol profesionalmente, tienen la capacidad para comentar y analizar un juego, resaltar las virtudes y carencias de los jugadores y hasta opinar acertadamente cuando un técnico plantea bien o mal  un partido, los cambios y demás. Pongo de ejemplo a Cristian Sandoval de Radio Columbia , Cristian Williams del programa En Blanco y Negro, Fabián Zumbado de Repretel y Gerardo Coto de  Deportivas del 13. 

Ahora las campañas de Relaciones Públicas estilo político que lanza a veces la Federación en dupla con el técnico en apoyo a la selección y dejando ver entre líneas que la prensa de este país somos los terribles culpables cuando las cosas no le salen bien, me molestan un poco. Lo que pasa es que a Pinto le pagan para calificar jugando bien, mal , con argolla o sin argolla. Mediocremente los resultados lo respaldan entonces la matemática no permitiría decir otra cosa.

Yo quiero saber si en algún momento la prensa le ha exigido a Jorge Luis Pinto convocar jugadores, hasta donde sé , él anda por los estadios «mirando » como dice él a quien llamar y a quién no. Ahora que llame la atención que ciertos jugadores con características poco meritorias de estar en la Selección sean convocados, es nuestro deber consultarlo mientras que otros con regularidad, ritmo y buen actuar son ignorados por sus constantes miradas. 

Hasta donde sé, ningún periodista le ha venido a decir cómo jugar ante los rivales, lo que pasa es que a la hora del partido los cálculos que fallan son los de él y pues la prensa debe narrar, comentar y decir lo que ve en el partido.

Esa frase : dejen trabajar a Pinto, no es aplicable. El señor lleva más de un año en la tricolor, nadie le ha estropeado su trabajo, nadie se le ha metido. Entonces por qué justificar o tratar de justificar que el ambiente lo hacen los medios.

Yo como periodista, que culpa tengo que durante el tiempo que tiene la Selección no progrese, que los partidos se ganen sufriendo, que aun viva del recuerdo de aquel fugaz partido ante España y pues el aficionado no es tonto. Porque al final prensa y aficionados todos opinamos y si las cosas se hacen bien criticamos para bien y si se hacen mal pues criticaremos para mal. 

Entonces no sé en qué tiene culpa la prensa, a los aficionados los invitamos ir al estadio e incluso los incitamos apoyar a la tricolor, pero no es nuestra culpa si un jugador nunca se acomodó al partido y sale «silbado».

Nosotros describimos y brindamos información de lo que sucede, o qué hacemos le mentimos a la gente vendiéndole informaciones falsas, mi deber porque desde que recibí un título es la veracidad de la información la cual es  responsable de mi credibilidad ante la gente. El día que un periodista pierda la credibilidad mejor cambia de profesión.

Estamos en un país donde existe la libre expresión por tanto tenemos Dios bendito la oportunidad de tener espacios de opinión y denuncia, no podemos engañar a más de cuatro millones de habitantes. Entonces callémonos todos y no digamos nada, el técnico ha trabajado como él mejor ha creído, nadie se ha metido con su trabajo.

Yo acepto criticarlo, porque sencillamente el poco o mucho conocimiento sumado a la experiencia que tengo en la rama del periodismo deportivo me hace ver que él no es el técnico ideal para un fútbol como el de Costa Rica.

Su metodología y  filosofía de trabajo no va acorde al jugador tico, y eso no quiere decir que sea buen o mal técnico, sencillamente no es el que nosotros necesitamos. Que de malo tiene que como periodista y aficionada a la Selección Nacional no me conforme con solo ganar, que quiera ver a mi país más protagonista en torneos. 

Muchos dicen que seguro pido demasiado porque no somos Argentina, Brasil o demás. Y es cierto, esta generación de jugadores nos ha quedado debiendo bastante, pero también responsabilizo a los grandes dirigentes que no dan pie con los técnicos que traen, creo que ni ellos mismos han analizado realmente que necesita Costa Rica y crearle una identidad ,a partir de esto buscar un técnico con metodología y filosofía de juego que  se acople a la manera en que juegan los jugadores ticos.

Esto lo evidencio porque en la generación Eduardo Li hemos tenido un desfile de técnicos y todos con un perfil muy diferente, ósea que si me baso en la prueba como lo hago ahora ni siquiera un perfil de técnico definido se tiene. Y esto no es culpa de los jugadores e incluso la misma prensa.

Yo también quiero ir al Mundial y sería feliz que el señor Pinto en un año logre que yo esté preparando mis maletas para ir a esta cita, y si me tiene que dejar callada pues que lo haga adelante. Pero no quiero ir a un Mundial donde Costa Rica cumpla con participar sino también con ser protagonista. 

La prensa hace su trabajo y si el técnico no quiere críticas entonces que sea sincero y lo diga, pero que no diga «Pilar infórmese más», ( seguro eso piensa de todos ) porque aquí todos estamos informados que él no pueda tapar el sol con un dedo eso es ya otra cosa.

Comentarios

Comentarios