Verónica García en acción durante la derrota de la Selección Femenina ante Guatemala. Suministrada

Estaba Gianni Infantino como “un perro con tres rabos,” al finalizar el juego entre las campeonas de Estados Unidos y la gran rival de Holanda. Mostrando una sonrisa de oreja a oreja se le oyó gritar: “el mejor mundial femenino del mundo.” No paraba de saludar y abrazar a las cercanas amistades y funcionarios que le acompañaban.

Y es cierto. Francia superó todas las expectativas creadas, sobre el factor económico y visual del evento; estadios llenos. Se dice que superó al Mundial de Rusia y hubo más divulgación televisiva que muchos mundiales masculinos pasados. ¡Éxito total! ¡Arriba las mujeres!

El propio Infantino prometió, dentro de la euforia reinante, que solicitaría que se aumentara la participación de los 24 países actuales a 32 países para el mundial 2023, que todavía no tiene sede señalada. Y prometió la suma de un billón de dólares (USD) para el desarrollo del fútbol femenino. Si no lo leyó bien, lo escribí con B. (billón). ¡Lo felicito Mr. Infantino!

Anuncio

 

Las sedes que quieren presentar el próximo mundial femenino son nueve (9) entre ellas: Australia, Brasil, Argentina, Bolivia, Colombia, Japón, Sudáfrica, Nueva Zelanda y una posible unión de las Coreas de Norte y Sur.

Hasta ahí todo bien… pero ahora viene lo importante.

¿Estamos preparados en Puerto Rico, para con el dinero que nos toque, para que nuestras féminas puedan estar en el mundial del 2023 o en el de 2027?

Me duele decirlo, pero por información fidedigna que tengo, dudo mucho que esta administración pueda lograrlo. Personalmente y amante del deporte, quisiera que se tocara la Borinqueña en un mundial. Y creo, que si vamos a un mundial, será con las muchachas y no con los varones.

Siempre he dicho que las posibilidades de ascender en el ranking de FIFA es de las féminas. Razones tengo para ser tan consciente y enfático de lo que digo. Ya las he señalado antes.

Pero me preocupa, según me informan, que aún con la cantidad que recibamos de FIFA para el desarrollo del fútbol femenino, no existe al momento un elaborado plan para lograrlo.

Las seis regiones todavía no están totalmente organizadas. En las pocas que funcionan no hay un plan regional de desarrollo; ni masculino ni femenino. O sea, que puede llegar el dinero y no podamos usarlo.

Y no es juego. Si participamos para representar al Caribe tenemos que eliminar a islas que actualmente nos pueden derrotar fácilmente. Aún con el coraje demostrado por nuestras “adelitas” en la cancha. Jamaica, Trinidad y Tobago, Haití, Guyana y Cuba han de ser selecciones que nos darán pelea y dura, en las clasificatorias.

Tenemos que comenzar inmediatamente a preparar el plan regional, los busca talentos aquí y afuera (acercamiento a Alberto Ramos, sin trucos, para que ayude) personas capacitadas para todo el desarrollo femenino, tratar de que la empresa privada nos ayude. Si es que demostramos que podemos. Me informan que la FPF está en crisis económica, pero votaron en contra del que podía traer ese dinero de grandes corporaciones que lo aportarían.

“Manos a la obra”, decía un líder político de Puerto Rico. Pero no es decirlo solamente. Para pescar en el río, hay que mojarse el +&*^o. Me dicen que todavía “Marco Polo” está más pendiente a viajar que a ejecutar lo que copió del Seminario de Desarrollo que está archivado en la FPF.

Hay unas preguntas tontas que me traen mis contactos y que las voy a hacer a ver si me las refutan:

¿Es cierto que se toman decisiones del Comité Ejecutivo via llamadas de conferencia y no invitan a todos los miembros?

¿Es cierto que se les compra la comida de la FPF a ciertos amigos del Presidente y que no hay subasta, ni interviene el Comité Ejecutivo? ¿Es cierto que esto también sucede con la compra de pasajes aéreos y el Comité Ejecutivo no es consultado?

¿Es cierto que ya no nombrarán a Luis Daniel Mozo Cañete como Secretario General y la posición será para María Inés Lugo, actual miembro ordinario de la FPF? ¿Razones? Porque se enteraron que…

Creo que nuestras muchachas, con el trabajo requerido, pueden escuchar la Borinqueña algún día del 2023 o del 2027.

No se si estaré vivo cuando ocurra, pero me lo gozaré de verdad.

Nota editorial: Fútbol Boricua (FBNET) Inc, ni sus socios ni patrocinadores, necesariamente se solidarizan con las expresiones vertidas en esta columna.

Comentarios

Comentarios

¡Hazte miembro de nuestro programa de mebresías! Visita nuestra página en Patreon y entérate de los beneficios.