El fútbol es, sin duda alguna, una caja de Pandoras, y esta Champions League no ha sido la excepción. Remontadas históricas, debuts impresionantes, victorias impredecibles y eliminatorias sorprendentes; de todo, para todos los gustos. Pero por mucho, el espectáculo de hoy en Dortmund, es uno para la historia.


Tras el empate a cero en Málaga, la misión del Dortmund era sentenciar la eliminatoria y evitar que el equipo de Manuel Pellegrini conquistara el pase a semifinales. Una tarea difícil ante un equipo que venía acumulando logros en Europa. Pero el Málaga tampoco lo tendría fácil. El Westfalenstadion no es cualquier estadio; cuatro partidos de Champions disputados en Alemania, cuatro victorias; un gol en contra, siete a favor. El Málaga, aventajado por la extraordinaria actuación de Willy Caballero en la ida, tendría que aprovechar la sequía del Dortmund.


El ambiente, espectacular como siempre; la afición boruser no decepcionó. 


Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
El partido tomó forma temprano. El Dortmund presionaba pero la defensa del Málaga y un soberbio Willy Caballero se impusieron ante el ataque desorganizado del Dortmund. Gündogan no lograba abrir espacios para Götze, y el juego de los españoles se imponía en el Westfalenstadion. En el minuto 25 llegó el momento más temido por el conjunto alemán. Baptista centró un balón a Joaquín que se asoció con Isco para marcar el 0-1 ante el Dortmund. Los alemanes necesitarían dos goles para avanzar, ante una impenetrable defensa Malaguense. 


El Dortmund tardó en responder, pero sabía la importancia de irse empates al descanso si querían tener oportunidad de seguir batallando en Europa; al minuto 39 se alinearon las estrellas. Mario Götze hizo un pase cruzado a Marco Reus que con un majestuoso taconazo asistió a Robert Lewandowski en el 1-1. 


El segundo tiempo fue un duelo de porteros. Willy Caballero continuó con sus impresionantes atajadas, pero Roman Weindenfeller también dijo presente. No fue hasta el minuto 82, que en una contra del Málaga, Baptista logró aprovecharse de la falta de experiencia de Felipe Santana para cruzar un pase a Eliseu (que parecía estar fuera de lugar) y así marcar el 1-2 en Alemania.

Lo impresionante, lo memorable, es que la afición alemana siguió coreando y apoyando a su equipo. Dos goles abajo, a escasos minutos del final, la afición todavía creía que era posible. Y así fue. Lo que pasó a continuación pasará a la historia como los 10 minutos mágicos del Wesftfalenstadion. 

El Dortmund seguía abajo por dos goles cuando el reloj marcó el minuto 90. El árbitro, Craig Thomson, adicionó cuatro minutos, cuatro minutos para lograr lo imposible. 


Al minuto 90+1 se asomó la esperanza. FELIPE SANTANA, tras un despeje de Willy Caballero, asistió a Marco Reus en el 2-2. No hubo celebración, el balón tenía que rodar. Los rumores de la partida de Robert Lewandowski  y Mats Hummels del Dortmund han llenado titulares durante toda la temporada, para triunfar por última vez con el Dortmund debían rugir hoy, o para el Dortmund y para ellos, la temporada estaría muerta. Y así fue. Al minuto 90+3, tras un rebote en un defensa del Málaga, y luego de un rebote en Willy Caballero, Julian Schieber logró mover el balón los centímetros necesarios para que Felipe Santana clasificara al Dortmund a la semifinal de la UEFA Champions League. 

El Dortmund lo hizo. 

EL DORTMUND ES SEMIFINALISTA. 
… ES DE LOS MEJORES CUATRO DE EUROPA.

Impresionante además, es que tras medirse al Real Madrid, al Manchester City, al Ajax, al Shakhtar y al Málaga, EL DORTMUND ES EL UNICO EQUIPO INVICTO EN LA CHAMPIONS LEAGUE.


«El futbol es un deporte de 11 contra 11 donde siempre ganan los alemanes.»




Ecthe Liebe


Yelena Hazim

Hasta la próxima

Comentarios

Comentarios