El presidente de la FPF, Iván Rivera (centro). Foto Suministrada FPF

Reconociendo la incompetencia y corrupción que ha plagado a la cúpula administrativa de la Federación Puertorriqueña de Fútbol (FPF) los últimos diez años, y en los años cuando el Presidente de la FPF Luis Russi Dilán fue destituido por FIFA (1994-2002) y una Comisión Normalizadora tuvo que intervenir, también reconociendo la falta de voluntad por parte del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) a enfrentar la ineptitud y corrupción de la FPF, y por supuesto reconociendo que la figura al frente del DRD fue asignada a su escritorio por un Gobernador depuesto por incompetencia y corrupción, nos toca preguntar:

¿Qué queremos para el futbol puertorriqueño, transparencia o corrupción?

Toca preguntar por qué por tanto tiempo hemos presenciado, de brazos cruzados, la destrucción del fútbol en Puerto Rico. No somos el primer o el único o el último país cuya Federación deportiva es incompetente y corrupta. De hecho, FIFA ha tenido serios problemas de incompetencia y corrupción, que terminaron en la destitución de su antiguo Presidente Sepp Blatter. FIFA tuvo la voluntad de sacrificar a sus vacas sagradas y salir adelante.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Cómo lograr transparencia en el fútbol en Puerto Rico.

En Chile, las Federaciones Deportivas Nacionales, o FDN, análogas a la FPF en Puerto Rico, están obligadas bajo el Decreto 20 (2017) a llevar la contabilidad completa de sus operaciones y su balance anual deberá ser auditado por una entidad inscrita en el Registro de Auditores Externos de la Superintendencia de Valores y Seguros. De no cumplir éstas con los requerimientos indicados, perderán dicha calidad, en cuyo caso se cancelará su inscripción, manteniendo solo su condición de Federación Deportiva, pero no Federación Deportiva Nacional.

Las FDN que se encuentren inhabilitadas para recibir recursos – como podemos establecer ser el caso con FPF pues está en violación de sus propios estatutos federativos – podrán ser sometidas a la administración externa de los mismos. En Chile, este Administrador proviene del Comité Olímpico de Chile.

Para maximizar el crecimiento del fútbol en Puerto Rico es esencial remover del paso la incompetencia y corrupción que plaga a la cúpula de la Federación Puertorriqueña de Fútbol. El que administraciones anteriores hayan sido tan malas o peores no excusa que esta administración sea inepta y corrupta. Debemos cerciorarnos de que todos los fondos recibidos sean invertidos en fútbol.

Debemos implementar este sistema de auditoria externa a la Federación Puertorriqueña de Fútbol. La transparencia atrae inversionistas y anunciantes a nuestra misión y visión, mientras que este status quo de ineptitud y corrupción sin fiscalización es insostenible, ya que ahuyenta a inversionistas y anunciantes. No más vacas sagradas.

Sobre el autor:

El Lcdo. Ibrahim Reyes es representante legal de Puerto Rico Soccer League (PRSL). Actuó como consultor en jurisdicción y derecho comparativo entre abogados en Argentina, Brasil y Estados Unidos, quienes litigaron exitosamente en favor de más de cien futbolistas y supermodelos argentinas y brasileñas, víctimas de uso no autorizado de su identidad e imágenes, contra Yahoo y Google; ha representado a jugadores y dueños de clubes internacionalmente en sus negociaciones; ha coordinado proyectos público-privados en Estados Unidos, Brasil y Puerto Rico para crear más futbol; es miembro de Naciones Unidas (UNFCCC Sports for Climate Action) donde aporta a grupos de trabajo que evalúan y rediseñan estadios y sus operaciones, con la meta de reducir la huella de carbón, junto a miembros del Comité Olímpico Internacional, FIFA, UEFA, NBA, Comité Olímpico de España, y Asociación de Fútbol de Alemania, entre otros. Además, jugó futbol en el ilustre club Remanso F.C. (1974-1980), y American Military Academy (PRHSAA campeón 1978).

Comentarios

Comentarios