Los que fuimos al Estadio Nacional a presenciar el partido frente a Perú nunca vimos un espectáculo del buen fútbol, al menos para mí así no lo fue. 
Lo veo como el quiz que tomamos antes de llegar al examen para medir cuanto manejamos la materia, mejoramos puede que sí, pero seguimos cometiendo los mismos errores que a pocas semanas de recibir al fuerte de Concacaf me preocupan. 
Jorge Luis Pinto sigue vendiendo el discurso, hoy se lo compre el de «mirar jugadores», «probar jugadores», «darles minutos fútbol». En cierta parta tiene un poco de razón, cuando dice que necesita darle fútbol y observar defensas porque cinco van al primer juego de muerte con tarjeta amarilla.
Hasta ahí la venta se volvió ganancia pero me entra un seria duda, se supone en la buena teoría que la camiseta tricolor la visten los mejores y aquellos que tengan ritmo y destaquen dentro de la competencia, pero estos requisitos no los cumple Gilberto Martínez.
Será que lo piensa poner contra México para «mirar» su nivel, bueno hoy dijo que en los entrenamientos le estaba dando ese ritmo que él ocupa. Ya me preocupe. 
El tiempo de mirar, observar y probar ya pasó. Sobre una base que se supone debe estar desde hace mucho tiempo, se tuvo que trabajar. Como quien dice pulirla para que la coreografía salga coordinada y al mismo tiempo que la música.
Pero no, seguimos probando como si tuviéramos todo el tiempo del mundo. Otro punto, el Estadio Nacional es bello, hermoso pero como nos cuesta ganar ahí. Hoy creo que di con la razón del por qué son pocas las victorias obtenidas.

En zona mixta terminado el partido, me acerque a Bryan Ruíz, un periodista, no recuerdo quien le preguntó de este factor cuesta, nos cuesta mucho aquí en nuestra casa el nacional. Bryan le dijo en palabras más o menos que costaba sencillamente porque la mayoría de jugadores estaban acostumbrados a jugar en cancha sintética y en natural el manejo de pelota es diferente.

Inmediatamente le dije, pero según Jorge Luis Pinto ustedes pidieron la natural no es contradictorio entonces o lo recomendable no sería mejor jugar en la sintética porque la mayoría juega ahí siempre

Bryan con una sonrisa contestó. No me contradigo, solo que para jugar aquí deberíamos de entrenar más aquí, jugar más aquí. Pero muchacho, ya no hay tiempo luego siguió el debate y dijo para mí es mejor jugar aquí para el resto del grupo supongo que también.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Dicen que los pequeños detalles marcan la diferencia, yo lo que digo es cómo si este detalle puede marcar una enorme diferencia no se tomo en cuenta, aquí dejamos que nuestros rivales tomaran ventaja.

Analizando todo y pensando en verdaderos procesos ¿no sería mejor entonces que las Selecciones Menores jueguen en esta gramilla? y así los que van para arriba se vayan amoldando. Pero no, juegan en estadio de cancha artificial ¿y entonces ?

El debate estaba en su mejor parte pero otro periodista se metió con una pregunta que nada que ver y Bryan aprovecho para evadirme. Estos días aprovecharé para cuestionar del asunto.

Comentarios

Comentarios