Jueves 16 de agosto de 2012.

Pablo Santana Rivera/ La Voz de Chuito

No estaba entre mis planes escribir nuevamente sobre la visita de la selección española a Puerto Rico, pero ante semejantes declaraciones de la prensa española, internacional, y hasta del fanático boricua, decidí dejarles bien claras las cosas.


Juan Ramón Loubriel en el partido entre P.R. y España.
    Comienzo por la prensa española, no vaya a ser que les pese que se hable de ellos segundos y me califiquen de periodista tercer mundista. Me parece pésima la postura adoptada por la prensa, incluso peor que la de Jeustin Campos con la selección. Supuestamente la prensa española exigía un mejor espectáculo y partidos de mayor relevancia para los campeones del mundo, la misma prensa que no dice absolutamente nada por el fiasco que se ha convertido la Liga BBVA. En una liga que solo existe Barcelona y Real Madrid las cadenas y diarios españoles no se quejan porque aunque Barcelona gane un aburridísimo 5 a 0 contra Getafe, los ratings estuvieron buenos, así que no hay problema. Así que si hablamos de competitividad, en España se deberían dedicar a exigir mayor igualdad deportiva y económica para todos los clubes, ya que mientras la televisión le otorga más de 100 millones tanto a Real Madrid como a Barcelona, el Sevilla, tercer club que más recibe dinero de parte de las cadenas televisivas, no recibe ni 50 millones en derechos de transmisión. Pero nadie en España habla sobre eso, porque no les conviene que los equipos pequeños desplacen del poder a Barcelona y Real Madrid, ya que estos diarios son claramente seguidores de estos dos clubes.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.


    José Manuel Cuellar, pseudo periodista del diario ABC, escribió una terrible crónica del partido, una crónica que haría a Primera Hora lucir como el mejor periódico del mundo. ABC es un diario abiertamente amarillista, en el que en ocasiones le otorga demasiado poder al periodista para que diga lo que quiera, sin medir consecuencias o sin corroborar la labor del periodista.  Este señor señaló en la noticia que redactó, que alrededor de 7,500 personas asistieron al partido, cuando asistieron más de 18,000 personas. Luego el señor se quejó de que Puerto Rico tan solo tiene 77 clubes. Entonces le pregunto, ¿de que les sirve en España tener muchos clubes si solo existen Barcelona y Real Madrid? Pero lo más importante que necesito recordarle a este periodista de cuarta, es que la prensa no debería inculcar ese menos precio al rival, ya que si mal no recuerdo, Honduras acaba de eliminarlos de las Olimpiadas. La culpa de la fecha FIFA no es de Puerto Rico. Y mucho menos es culpa de Puerto Rico que la Federación Española hubiese escogido a nuestra isla como el lugar de donde se llevarían plata. Ellos son los que vinieron al caribe con ínfulas de piratas. 

      Pero ya basta de hablar de las reinas, no se les puede alimentar aún más sus egos. Hablemos de los que intentaron con todo hacer las cosas bien, y de todos modos salieron sufriendo. Primero, necesitaron pedir dinero al gobierno porque salía muy caro ponerles una alfombra Roja a los españoles desde el hotel hasta el estadio. Después de que los españoles exigieron remodelaciones de todo tipo, se dio el partido. Toda la comunidad futbolera de Puerto Rico estaba ansiosa de que llegara el día del partido para ver a los campeones del mundo. La idea de traer a los ibéricos lucia como una buena estrategia publicitaria para el desarrollo del fútbol en la isla. Pero resulto ser lo peor que pudo haber pasado. Se decía que el partido iba a contribuir al turismo en Puerto Rico, pero gracias a la prensa española, al trabajo técnico de la transmisión del partido, y a ESPN DEPORTES, la cara de Puerto Rico que se llevó el mundo fue la de un país tercer mundista que ni siquiera juega al futbol. Tanto que se fajaron, tanto que lambieron ojo, y ni un elogio recibieron por el esfuerzo. Para próximas ocasiones, tengamos más respeto por nosotros mismos. Que la calidad futbolística de los rivales sea superior, no quiere decir que tenemos que sentirnos inferiores como pueblo.


     Otro aspecto que me ha llamado la atención son los debates respecto a la formación del equipo y al trabajo realizado por Jeustin Campos. La formación fue la misma que adoptan la mayoría de los equipos que enfrentan a la escuadra española. Los españoles tienen una fluidez y circulación del balón que pocas veces veremos en nuestras vidas. Muy pocos equipos alcanzan ese nivel de juego, por lo que es entendible que la postura ante el partido fuese una más defensiva. El problema no es que se tenga una postura defensiva ante España, el problema es que esa siempre ha sido la postura de Campos para la selección. Ya sea de visita en Nicaragua  o recibiendo en casa a países caribeños, siempre la postura de Campos ha sido defensiva. Se contrató al técnico costarricense porque Colin Clarke no podía encargarse del club más importante en Puerto Rico y de la selección al mismo tiempo, porque cuando lo hacía terminaba amontonando jugadores para que se limitaran a luchar.


    Estoy plenamente consciente del panismo entre la comunidad futbolera de Puerto Rico (fanáticos, padres de jugadores, federación y hasta la prensa) y Jeustin Campos. Todos aprecian la calidad humana del entrenador, y por eso se abstienen de hacer comentarios de crítica. Pero yo, que no dudo de que Campos sea un buen ser humano, si siento la obligación de criticarlo, o más bien de exhortarle a que el trabajo con la selección no sea tan frio y resultadista. Con tal de subir el nivel de la selección, la federación ha nacionalizado a cualquier jugador que participe con los Islanders. Por eso exhorto al entrenador tico a que realmente vea el trabajo con el Huracán Azul como uno en el que tiene que poner mayor énfasis en la filosofía futbolística que adoptara la selección, más que en el resultado en sí. Prefiero que la selección empiece poco a poco a mostrar un mejor fútbol, a que se limite a conseguir resultados. El futbol en Puerto Rico necesita mucha más que un gol de cabezazo de un defensa gringo nacionalizado tras un corner. Necesita progresar, y hasta el momento no he visto ningún avance que no sea en mercadotecnia. Pero intentare darle mucho más tiempo a Campos, su estadía en la selección no ha sido tan duradera como para acribillarlo, pero que si sepa que aunque toda futbolera le tenga aprecio, yo seré ese periodista que le exigirá más.


Selección de Puerto Rico.

   Por último deseo felicitar a los verdaderos protagonistas del futbol, los futbolistas. Gaudette como siempre inmenso en el arco, Noah Delgado que es un volante con características principalmente ofensivas metió y metió todo el partido, Alexis Rivera que por mucho tiempo ha sido la cara del fútbol en Puerto Rico, demostró que también es el corazón del fútbol en Puerto Rico, ya que perseguir a Iniesta todo el partido es sucio dificilísimo. A los fanáticos les pediré que apoyen el fútbol boricua, sea España el rival o no. El futbol de nuestro país no podrá alcanzar un nivel alto si no es apoyado. A los chicos les exhorto a que continúen jugando este hermoso deporte, y que recuerden este partido para que tengan claro el nivel al que deben aspirar. 


NOTA del Editor: Los comentarios aquí vertidos no necesariamente representan las opiniones de FBNET ni de su grupo de trabajo. Solo representan las opiniones y punto de vista de su autor.

Comentarios

Comentarios

Artículo anteriorNo hay tiempo ya casi viene México
Artículo siguienteTras España, ¿Ahora qué?
Edwin Jusino
Director Ejecutivo de FutbolBoricua.net. Actualmente estudiante de Historia de las Américas en programa combinado Maestría/PhD de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Recinto Metropolitano. Lleva más de una década cubriendo el fútbol de Puerto Rico. Actualmente está trabajando su disertación doctoral sobre el pasado presidente de la FPF, el Dr. Roberto Monroig. Hincha del Club Atlético de Madrid y de la Selección Nacional de Fútbol de Puerto Rico. Puede contactarle via twitter o Instagram en @erjusinoa

1 COMENTARIO