Anuncio
Haz click en la imagen para más información.
Acción durante el partido inaugural de la Liga Puerto Rico entre el GPS Puerto Rico y el Metropolitan FA. Suministrada FPF.

Estamos en un momento crítico en el fútbol de Puerto Rico y es que el fútbol de la Isla no ha logrado arrancar. A pesar de que la Selección Nacional de fútbol de Puerto Rico ya ha empezado a coger forma, con una identidad, reencontrándose con la ruta ganadora, el fútbol local en Puerto Rico está en crisis. La mayoría de los jugadores convocados a la Selección están activos en el exterior y una gran mayoría se han desarrollado fuera de Puerto Rico.

En términos de la Selección no es un problema, pero es un indicio de donde está el nivel de nuestro fútbol local.

Desde el 2016 no ha habido una estabilidad en el fútbol superior de la Isla, y francamente ningún club en la actualidad tiene las herramientas ni el capital para poder aspirar a ofrecer lo que los jóvenes de Puerto Rico necesitan: una liga profesional. A pesar de los logros del Metropolitan Football Academy, de los cuales tienen sus méritos y hay que celebrarlos hay que ser honestos: se logró la clasificación tras una confizcación de un partido que le otorgó el resultado para adelantar. Parte del juego, si. Pero tenemos que ser autocríticos, nuestras instituciones tienen grandes carencias.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

 

Desde el 2014 un equipo puertorriqueño no clasificaba a una competencia internacional de CONCACAF, siendo este el Bayamón FC que recibió dos goleadas del Club América mexicano en la fase de grupos de la Liga de Campeones de la CONCACAF. Como ya dije, Metropolitan clasificó a la Liga CONCACAF, primer equipo puertorriqueño en hacerlo, por una tecnicalidad. Me puedo equivocar, ojalá, pero no anticipemos ver otro equipo puertorriqueño disputando la Liga CONCACAF en varios años.

La Federación Puertorriqueña de Fútbol de Iván Rivera y José «Cukito» Martínez se luchan entre si mismos los puestos para la próxima elección; una guerra fría entre ambos. La administración se enfoca en las categorías juveniles, pero seguirá pasando lo mismo de siempre. Los mejores talentos se irán de Puerto Rico a jugar profesional o a alguna universidad en los Estados Unidos; los mejorcitos que queden que no tienen los recursos ni la ayuda para salir se irán a jugar LAI o superior elite amateur donde terminarán optando por un retiro temprano basado en las realidades económicas en un mercado que solo le deja dividendos a entrenadores, y árbitros. Los jugadores nada que ver.

¿Hacia donde tienen para aspirar nuestros jugadores juveniles?

La mayoría, sino todos, los clubes superiores no tienen los fondos para poder tener una estructura genuinamente profesional. Es decir, campos de entrenamientos propios, un estadio propio de unas 5 a 10 mil butacas que puedan monetizar, una estructura de ventas y mercadeo adecuada, prespuesto para pagarle a los jugadores salarios dignos, un equipo completo de comunicaciones que incluye producción de sus propios partidos, en fín una estructura genuinamente profesional.

Si la Federación y la Puerto Rico Soccer League hubieran podido llegar algún acuerdo en los últimos años de la administración de Labrador para enmarcar un plan de lanzar un torneo profesional a 5 años con lo básico que mencioné, ninguno de los clubes actuales estaría en primera división, pero tendríamos entre 6-8 clubes profesionales posiblemente lanzando un torneo profesional en los próximos 2 años con sus estadios propios.

Es una pena que la politiquería, la lucha por poder, el caciquismo, la falta de transparencia, la corrupción, el amiguismo, se hayan interpuesto para que podamos volver a estar entre las 5 mejores selecciones y ligas del Caribe.

Mientras tanto, seguiremos viendo a la Federación hacer anuncios cosméticos como un acuerdo con México que no redundará en beneficios a nuestros jugadores y jugadoras, seguiremos viendo como Iván Rivera se posiciona para su reelección a la presidencia «comprando» votos con acuerdos con las ligas regionales (mismas entidades que habían dejado fuera de la Federación no hace unos meses atrás). Recuerden, para que una región tenga 4 votos necesitan tener por lo menos una liga reconocida por la FPF.

Podremos tener una Selección que nos traiga muchas alegrías, pero siento que estaremos viviendo como en los tiempos de Roma, o para criollizar esta referencia, la política española del baile, botella y baraja; mantenernos entretenidos mientras que el fútbol en la Isla seguirá agonizando, y los responsables buscando posicionarse y esperando que la FIFA no le siga importando lo que ocurre en Puerto Rico.

Mientras, nos conformamos con una liga menos que mediocre, sin nivel, y sin futuro. Pero, es lo que hay, a ver si esta temporada con menos equipos hay mejor calidad y no seguimos viendo resultados de 11-0 que tan comunes fueron en la pasada temporada.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Haz click en la imagen y únete a la comunidad hoy.