Jueves 5 de junio de 2014

Esteban Guevara/FBNET

Medford y Schwarz

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Antes de 1990 la mayor hazaña realizada por una selección costarricense de fútbol correspondía a los Chaparritos de Oro, un representativo que fue invitado en 1956 a tomar parte en el Campeonato Panamericano de Fútbol disputado en México. En aquel entonces la Tricolor compitió contra los locales y cuatro selecciones sudamericanas, y al final ocupó la tercera posición, superada solamente por Brasil y Argentina. Debieron transcurrir nada menos que 34 años para que una representación nacional emulara aquella gesta, y en una palestra aun más prestigiosa como lo es la Copa del Mundo.

Sucedió el 20 de junio en Italia 90. Los 22 guerreros de Bora derrotaron el ‘casi casi’ al que parecía estábamos condenados a continuar sufriendo los ticos en cuanta trascendental competición participara nuestra Selección. Por primera vez nos presentamos en el más importante baile y no desentonamos; por el contrario, nos codeamos con la alcurnia y por méritos propios nos metimos en la segunda parte de la gala, una destinada a los mejores dieciséis del planeta. Costa Rica venció 2-1 a Suecia en Génova y consolidó la mayor proeza de su historia. En esta tercera columna sobre la participación costarricense en dicho certamen, el lector hallará más curiosidades y datos olvidados e incluso desconocidos, así como la información correspondiente a nuestros rivales suecos; quiénes fueron los ‘vikingos’ que enviamos en el primer vuelo a Suecia y qué ha sucedido con ellos en todos estos años.

Luigi Ferraris

Marca en el área en un escenario para el recuerdo. Los sendos triunfos ticos ante Escocia y Suecia conforman una marca en la CONCACAF: Costa Rica es la única selección del área que ha cosechado victorias ante rivales europeos en un Mundial disputado en el Viejo Mundo. Solamente Cuba obtuvo un triunfo en las mismas condiciones (en Francia 38 venció 2-1 a Rumanía); ninguno de los restantes siete países de la Confederación que han incursionado en el máximo evento futbolístico del orbe ha podido lograrlo (ni siquiera México ni EEUU en las cinco y cuatro presencias que respectivamente cuentan en Europa). De tal forma el papel tricolor en el torneo italiano de 1990 fue realmente loable, pues pese a ser primeriza la Sele no tuvo que pagar el llamado ‘derecho de piso’ que normalmente limita a los debutantes a ganar únicamente experiencia y quedar eliminados en las primeras de tanteo.

Con respecto al escenario mundialista en el que el cuadro nacional derrotó a escoceses y suecos, el Estadio Luigi Ferraris, es justo dedicar unas líneas a dicha sede. El inmueble se levantó en 1911 en el Barrio Marassi, en Génova, -la tierra que vio nacer a Cristóbal Colón- como respuesta a la iniciativa de aprovechar el terreno ubicado en medio de una pista de carreras, para utilizarlo como casa del club de la ciudad y decano del calcio italiano, el Genoa CFC. En 1933 fue bautizado con el actual nombre en honor al capitán histórico del equipo, un ingeniero y posterior militar italiano que perdió la vida en la Primera Guerra Mundial cuando participó como teniente de las fuerzas armadas de su país en una misión en Valle Posina, Italia. El primero de enero del 33 se realizó el acto oficial en memoria a Luigi Ferraris, y se enterró la medalla de plata al valor militar que le había sido otorgada, justamente debajo de la actual gradería norte, es decir, la que cobija la meta que Costa Rica empezó atacando en ambos compromisos.

En 1934 la capacidad para 20 mil espectadores aumentó a 30 mil con el fin de maximizar la afluencia de público durante el Mundial de ese año; de hecho España y Brasil jugaron en aquella sede su juego de eliminación directa. Con el tiempo el aforo volvería a crecer y para 1990 al ‘Marassi’ le cabían 36500 aficionados, y fue utilizado, además de los mencionados juegos de la escuadra costarricense, en los duelos Suecia-Escocia e Irlanda-Rumanía (este último válido por los octavos de final). Actualmente no solo el Genoa es casa en ese escenario, pues también lo emplea su archirrival de la ciudad, la Sampdoria.

Sue Ing

El tercer rival. En el transcurso de los 24 años desde el mundial italiano a la fecha ha prevalecido una confusión de datos que ha incidido en crear la errónea afirmación de que la selección de Suecia era campeona europea. No, el conjunto sueco nunca ha obtenido ningún título europeo interselecciones; la credencial con la que ese país arribó a la Copa del Mundo de 1990 consistía en haber ganado su grupo clasificatorio por encima de Inglaterra, lo cual no deja de tener gran mérito (también para Costa Rica por haberlo derrotado). En la eliminatoria del Viejo Mundo superó por un punto a la Selección de la Rosa, sin hacerse daño entre los dos pues sus duelos particulares concluyeron con sendos empates a cero; asimismo, ninguno conoció la derrota en dicha competición. En la imagen el capitán sueco Glenn Hysen se anticipa a Gary Lineker, goleador de México 86. Ese día, en Londres, ambos países disputaron su primer encuentro eliminatorio rumbo a Italia 90. A continuación un repaso de algunos de los seleccionados suecos que se midieron a la Tricolor en el Luigi Ferraris…

Gol Medford

Ravelli vencido por Medford… ¡de nuevo! Thomas Ravelli, el guardameta sueco de padre austriaco con ascendencia italiana, (y con un hermano gemelo que también fue futbolista en Suecia) era el hombre de experiencia en la meta del seleccionado nórdico. Arribó a Italia 90 con 30 años de edad, y posteriormente dedicaría nueve más a su carrera –en cuenta su participación en los Juegos Olímpicos Barcelona 92- hasta retirarse en 1999 con Tampa Bay Mutiny de Estados Unidos, donde fue compañero del tico Alejandro Sequeira.  El arquero europeo acumuló 143 partidos con el seleccionado sueco y aún hoy es considerado una leyenda en el fútbol internacional, de hecho en 2006 fue incluido en el juego de vídeo FIFA como parte del combinado Classic XI junto a figuras históricas del balompié mundial.

Una curiosidad sobre el gol que encajó de Hernán Medford: no fue el primero que le anotó el Pelícano. En enero de 1990 Ravelli se había presentado a nuestro país con el IFK Göteborg y enfrentó en dos oportunidades a la Tricolor, juegos resueltos con victorias nacionales 2-0 y 2-1; en uno de ellos Medford le anotó un tanto, augurando lo que ocurriría cinco meses más tarde en Génova. Hoy Thomas Ravelli es columnista y presentador, y el mes pasado ganó Masters, un reallity sueco en el que participan exdeportistas de ese país y compiten en diferentes pruebas atléticas. En la fotografía superior aparece (con mangas grises) celebrando el título de la liga sueca 89-90.

Hysen

Curtido capitán. Glenn Hysen, el líder de la zaga sueca y capitán, acababa de coronarse campeón en Inglaterra con el Liverpool, en una primera y magnífica temporada con The Reds. Antes de esa campaña había jugado con PSV Eindhoven y Fiorentina, y había sido pretendido por el Manchester United. Cuatro años después del Mundial decidió retirarse, posteriormente empezó a trabajar como comentarista deportivo para la televisión sueca y hoy, para la noruega, por lo tanto conoce a la perfección el juego de Cristian Gamboa, Diego Calvo, Michael Barrantes y demás legionarios ticos que participan en ese país (en la imagen de la esquina inferior izquierda aparece junto al exportero noruego Erik Thorstvedt, su compañero en el panel). Tres hijos suyos juegan en el balompié sueco, chino e inglés, y en el pasado fueron miembros de selecciones menores de Suecia; uno de ellos, abiertamente gay, se dio a conocer en 2012 al ganar la versión sueca del reallity Let’s Dance.

Ajax

Los vikingos del Ajax. Peter Larsson y Stefan Petterson eran defensor y atacante del Ajax de Amsterdam, respectivamente. En el caso de Larsson, años después de su retiro tendría un breve paso por el banquillo, pues en 2002 dirigió siete juegos del AIK, actual club de Celso Borges. Petterson, por su parte, una vez que dejó de jugar profesionalmente no ha sido olvidado por el cuadro holandés, pues desde 2010 es invitado a encuentros de exjugadores junto a famosos como Ronald Koeman, Johnny Rep, Frank de Boer, Sunday Oliseh, Edwin van der Sar, entre otros. Hoy es agente de jugadores, y en la fotografía superior aparece al centro de la fila de atrás, y su coterráneo está a la derecha, con el balón a sus pies.

tres ticos

Rival dirigió a ticos. Roland Nilsson, zaguero del Sheffield Wednesday inglés, posterior a su retiro del fútbol inició en 2001 una nueva faceta como entrenador tanto en su país como en Inglaterra y en Dinamarca, donde dirigió a Cristian Bolaños, Bryan Oviedo y Cristian Gamboa en el Copenhague durante la primera mitad de la campaña 2011-2012. Actualmente es el estratega de la selección infantil de Suecia. En Italia enfrentó al Machillo Ramírez. En la fotografía del club danés Nilson es el tercero con camiseta negra en el orden usual; mientras que Oviedo es el primero en la fila del frente, y Gamboa y Bolaños, octavo y noveno, respectivamente.

Schwarz

¡El judoca tenía fútbol! Stefan Schwarz, el lateral izquierdo al que Medford anduvo por la calle de la amargura con sus corridas, “obligándolo” a aplicar el antifair play, había realizado parte de sus ligas menores con el Bayer Leverkusen de Alemania –de donde es originario su padre- antes de debutar en el Malmö sueco que dirigía el actual técnico de Inglaterra, Roy Hodgson. Después de Italia 90 inició una fructífera carrera fuera de su país, siendo fichado por clubes de importantes ligas de Europa: Benfica, Arsenal, Fiorentina, Valencia y Sunderland. Una vez retirado, Schwarz laboró un tiempo como agente de jugadores, desarrollando su trabajo sobre todo con jóvenes en Ghana. Hoy vive en Portugal.

Como curiosidad cabe destacar que en su país aún hoy lo siguen considerando entre los principales culpables de la derrota y consecuente eliminación. En setiembre de 2010 los Vikingos golearon como locales a San Marino en un juego en el que el sueco Olof Mellberg se expulsó tontamente desde el 34’. Entonces el diario SB Nation publicó un artículo en el que repasaba las acciones estúpidas que a través de los años han cometido algunos seleccionados suecos, e incluyó la deficiente participación de Schwarz en el Luigi Ferraris contra los ticos. “Suecia está derrotando a Costa Rica y un pelotazo se acerca al marco sueco cuando Stefan Schwarz pierde la cabeza y le aplica una llave a Hernán Medford. Schwarz milagrosamente solo recibe tarjeta amarilla, pero en el tiro libre Costa Rica empata. ¿Y después? Ah, usted ya lo sabe… lo siento.” (1) recordó con resignación el periodista Emil K Lagnelius. En la foto superior se aprecia claramente la falta, y al fondo Guima a punto de ingresar; instantes después el tico-brasileño entró “¡a celebrar, carajo!”

Brolin

El más talentoso de los seleccionados suecos. Tomas Brolin era un volante ofensivo y armador de solo 20 años de edad que había brillado en los dos primeros encuentros de su selección, -de hecho le anotó a Brasil en el debut- pero en el duelo ante la Nacional solo permaneció 34 minutos en el campo, pues debió abandonar lesionado tras una fuerte entrada de Mauricio Montero. Concluido el Mundial fue contratado por el Parma, con el que ganaría la Copa UEFA (hoy conocida como Europa League). A finales de 1994 sufrió una fractura que daría al traste con su promisoria carrera, pues jamás recuperaría el nivel de antes; consciente de ello, decidió retirarse prematuramente en 1998, a la edad de 28 años.

Brolin retirado

Cantante y apostador. Cabe señalar un par de curiosidades sobre Brolin: un año después de su retiro incursionó en la música pop junto a tres amigos con los que formó la agrupación Friends in Need. Asimismo, en 2007 participó y avanzó hasta la 23ª posición en el European Poker Tour celebrado en Praga. Pese a que solo actuó cinco años con la Selección Nacional de Suecia, su nivel era tan bueno que fue incluido en el Salón de la Fama del Fútbol Sueco, junto a Ravelli y Hysen.

K Ingesson

Ejemplo de lucha. Al igual que Schwarz y Brolin, después del Mundial Klas Ingesson dejó su tierra y jugó en varios países europeos: Bélgica, Holanda (PSV Eindhoven, en la foto de la izquierda), Inglaterra, Italia y Francia. En 2011, ya retirado el número 10 sueco, empezó a dirigir al juvenil del IF Elfsborg, y dos años después, al primer equipo.

El presente de Ingesson ha estado marcado por una constante lucha contra problemas de salud; primero, hace cinco años le fue diagnosticado un irreversible mieloma múltiple (cáncer de médula) que hoy le ha provocado una severa osteoporosis que lo ha condenado a utilizar silla de ruedas. Aun así, el exmundialista no ha hallado impedimento para continuar como técnico del Elfsborg, en una lección de tenacidad aplaudible y respetada en todo Suecia. “Cuando me dijeron (sobre el cáncer) todo se volvió negro […] Para mí esa palabra igualó la muerte. Pero cuando el shock había pasado, decidí optar por la vida, para luchar y sacar el máximo provecho de mi situación […] Antes de que tuviera cáncer tenía una vida egoísta en la que el fútbol era lo más importante. Ahora lo es solo mi familia […] Me encanta estar en casa con Verónica y los chicos y simplemente disfrutar de ellos”, (2) afirmó hace dos semanas al diario local Expressen, emotivas impresiones que fueron reproducidas en Inglaterra por The Guardian.

Stromberg

Experimentado pelilargo. Con 30 años de edad, Glenn Peter Strömberg era el mediocampista con mayor bagaje del equipo. Había jugado un año con el Benfica y para el momento de enfrentar a Costa Rica acumulaba seis en Italia con el Atalanta, cuadro con el que se retiraría dos años después. Cabe señalar que Medford y González volverían a enfrentarlo tres meses más tarde, por la Copa UEFA (Atalanta-Dínamo Zagreb). Grandes rivales se topó el sueco en su paso por el calcio, como Diego Armando Maradona y Frank Rijkaard. En la actualidad Glenn Peter es comentarista deportivo para el Canal SVT de la televisión de Suecia.

verdaderas pastas

Ídolo siempre recordado… ¡hasta en la mesa! Un par de curiosidades sobre Glenn Peter: pese a haberse retirado hace dos décadas, los tifosi del Atalanta lo siguen considerando un ídolo, de hecho en un partido ante la Lazio en 2012 desplegaron en la tribuna una enorme camiseta con su apellido. Por otra parte, posee su propia marca de productos alimenticios italianos Stromberg (pastas, salsas, aceite, etc), que importa de Italia y distribuye en Suecia.

Ekstrom

Johnny Corriendo. Johnny Ekstrom, el hombre que le anotó a Gabelo, jugaba en Francia, y antes había actuado en Italia y Alemania (con el Bayern Munich en la 88-89). Luego volvería a fichar con escuadras de Italia y Alemania, así como de España. La velocidad era su principal virtud, por lo que a lo largo de su carrera recibió los motes de el Expreso de Kallebäck (un barrio de Götemborg, su equipo en Suecia), el Ciclón, y Johnny Corriendo, este último en alusión a una canción de rock sueco de 1982 llamada Johnny Bråttom (bråttom significa corriendo). En las imágenes, el delantero cuando jugaba con el cuadro bávaro; en la foto superior aparece de cuclillas a la derecha.

Nordin

Técnico mundialista. Olle Nordin, el estratega sueco que se vio en plena transmisión televisiva preocupado buscando en sus papeles la información referente a Medford cuando iba a ingresar de cambio, había jugado en el Campeonato Mundial Argentina 78 (enfrentó a España). Nordin hizo sus primeras armas como técnico en su país y en el Valerenga noruego –el actual club de Diego Calvo- antes de asumir funciones en el seleccionado sueco en 1986. Después de Italia 90 continuó su labor en Noruega, Emiratos Árabes Unidos y su natal Suecia. Cabe mencionar que en 2002 sufrió un severo padecimiento de estrés (Síndrome de Burnout) que le haría perder el puesto de timonel del AIK, –equipo en el que hoy juega Celso Borges- mas logró recuperarse para continuar dirigiendo otros clubes hasta 2009, año en el que concluyó su labor en los banquillos.

suecia 94

Espinita clavada. De acuerdo al plantel con que contaba, la selección de Suecia manejaba grandes expectativas para meterse a octavos de final en Italia 90. Pese a las dos derrotas en las primeras dos fechas, una caída escocesa ante Brasil en la última jornada (como finalmente ocurriría) le facilitaría la clasificación a los nórdicos si estos vencían a Costa Rica. Pero la Tricolor también quería acceder a la segunda ronda del torneo y no se dejó vencer por un rival más experimentado y con mayor historia en Mundiales (los europeos acumulaban ocho presencias, así como un subtítulo en 1958).

La eliminación sueca se convirtió en un doloroso recuerdo para esa nación, que incluso volvería a aparecer en la palestra en 2008 cuando ambas selecciones nuevamente se enfrentaron para despedir a Paulo Wanchope del fútbol profesional. Así se expresó Linus Sunnervik, de Svenska Fans, al evocar el juego en Génova previo al nuevo duelo en Tibás: “Es la primera vez que los equipos se enfrentan desde la pérdida hilarante en la Copa del Mundo de 1990, y Suecia tiene la oportunidad de una venganza terrible. ¿O no? […] El equipo (costarricense) es dirigido por el «asesino de los suecos» de 1990, Hernán Medford […] Pero la moneda está en el aire y los suecos de una vez por todas pueden darle vuelta a ese juego de hace 18 años… A Johan Oremo (futbolista actual) y a la mayoría de los chicos apenas les estaban saliendo los dientes entonces y probablemente ni se enteraron de la pérdida.” (3)

Sin embargo, a pesar de la debacle acaecida en campos italianos, la selección azul y amarillo disfrutaría un panorama muy diferente en Estados Unidos 94, pues alcanzaría la tercera posición. Entre sus jugadores, unánimemente considerados héroes en aquel país, destacaron cinco hombres que fueron vencidos por los ticos: Ravelli, Nilsson, Schwarz, Ingesson y Brolin. En la imagen inferior aparecen celebrando su gran papel consolidado al golear 4-0 a Bulgaria en el Rose Bowl de Pasadena por la disputa del tercer puesto.

1400

Una marca que pudo ser nuestra. Entre los hechos circunstanciales de las Copas del Mundo, hay que señalar que el gol sueco, anotado por Johnny Ekstrom al 32’, fue el 1400 en la historia del certamen, es decir, bien pudo haber sido conseguido por Róger Flores (anotador del empate costarricense; foto de la derecha). Para el miércoles 20 de junio los registros oficiales de la Copa Mundial contabilizaban 1399 goles marcados. De tal forma, y jugándose simultáneamente Brasil-Escocia en Turín y Costa Rica-Suecia en Génova (fueron los únicos cotejos de ese día), el futbolista que primero lograra hacerse presente en la red inscribiría su nombre en un dato que, como se acaba de mencionar, es tan solo un hecho propio de las circunstancias del deporte rey. Así, fue el veloz atacante del AS Cannes de Francia quien aprovechando un rebote de Gabelo tras un fuerte remate de tiro libre, logró empujar el esférico al fondo de la cabaña nacional para convertirse en el autor de la diana 1400 de los Mundiales.

Ciao ciao Italia

Canción sueca. En el país escandinavo eran muchas las esperanzas que había en torno a su selección y lo que pudiera alcanzar en la Copa del Mundo; de hecho, así como en nuestro país se compuso la canción Lo Daremos Todo, en Suecia salió a la luz un tema de apoyo a su Selección Nacional llamado Ciao Ciao Italia, compuesto por el grupo local After Shave e incluido en un disco con el mismo nombre de la canción, junto a 16 piezas más de rock, pop y electrónica, cantadas por varios artistas suecos, y sobresalía el capitán Glenn Hysen en la portada.

La letra, en sueco con algunos breves versos en italiano, recuerda lo difícil que fue el camino al Mundial (“Roma no se construyó en un día”), además hace referencia a los famosos futbolistas suecos de los años 50, Gunnar Gren, Gunnar Nordahl, Nils Liedholm y Nacka Skoglund (“sonriendo en el cielo”), asimismo menciona al técnico Nordin y a los seleccionados Mats Gren, Ravelli, Stefan Rehn, Jonas Thern y Hysen. En las imágenes, la portada del disco (izquierda) y el afiche oficial de la agrupación con su tema; y a continuación, la canción.

 

*Contra todos los pronósticos, Costa Rica clasificó a octavos de final. Se venía un histórico e inédito cuarto partido con el que actualmente 30 selecciones mundialistas aún sueñan poder acceder. No se pierda este lunes la última columna con anécdotas, fotografías y datos curiosos sobre la participación costarricense en Italia 90.

 

 

Créditos fotográficos:

Las fotografías fueron tomadas de La Nación, colorsport.co.uk, La Nación, nationalsporten.com, svenskafans.com, mediastorehouse.com, Demokraten, alineacionesinternacional.com, lagaleriadelfutbol.com, soccermanager.com, Al Día, sporting-heroes.net, BBC, s1.zetaboards.com, eurokdj.com, universalsports.es, aftonbladet.se, soccermond.com, The Guardian, historiadelfutbolenimagenes.com, tuttoatalanta.com, glennstrombergcollection.com, mundialistasymitos.com, fcbayern.ir, fuzzacidflowers.com, juhatamminen.com, sverigesradio.se, bjareliv.se, aiklchf.com, nanne.se y discogs.com

Citas textuales:

(1) SB Nation. 7 de setiembre de 2010.

(2) The Guardian. 21 de mayo de 2014.

(3) Svenska Fans. 12 de enero de 2008.

Comentarios

Comentarios