Miércoles 27 de mayo de 2015
Natalia Jiménez | FBNET

El fútbol le ha enseñado, lo ha enfocado, le ha abierto puertas en el extranjero, pero nada sería posible sin el gran apoyo de su familia.

«El fútbol es mi estilo de vida» respondió Jabes Cuadrado de 12 años, actual jugador del Hispania FA y miembro del AC Milán Américas. Este estilo de vida le ha abierto puertas a experiencias no solo futbolísticas sino culturales y personales, que lo ha ayudado a mantener un enfoque en la vida.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

«En este deporte se aprende todo el tiempo» enfatizó el mediocampista » y siempre va a haber alguien mejor que tu y tu aprendes de él o él aprende de ti. Siempre va a haber críticas».

Un deporte que no solo le ha enseñado, indiscutiblemente, el trabajo en equipo, disciplina, perseverancia y a darlo todo, sino que lo inspira a cumplir con su meta de una beca estudiantil para hacer su bachillerato en ingeniería. «Obviamente llegar a ser un jugador profesional, eso sería cool, pero primero en mi mente está una beca estudiantil en una universidad buena» precisó el jugador.

Hasta ahora el talentoso boricua ha jugado en Colombia, Italia y Estados Unidos y ha compartido dentro y fuera de la cancha con chicos de distintas partes de Latino América.

A pesar de que tiene una muy buena dinámica con los otros jugadores y le ha cogido cariño a otros países, Cuadrado expresa que dentro de la cancha la dinámica cambia un poco: «es difícil porque ellos ya se conocen y están en la misma escuela, juegan en mismos equipos y tengo que ir allá a acoplarme, ellos ya se entienden, saben para donde ir y dónde pararse en los juegos, y yo tengo que entenderlos en las prácticas, cuando se acaba el torneo ahí es que ya como que los entiendo» explicó Cuadrado.

Por otra parte estos torneos promueven que los más talentosos se den a conocer, por lo que el puertorriqueño ha recibido invitaciones a pruebas con algunas canteras como la de Real Madrid, Club Atlético Nacional (Colombia) y GPS Rhode Island. Aunque los planes de este chico son salir de la isla para buscar mejores oportunidades, reiteró: «Me siento afortunado porque me gusta poner la bandera de Puerto Rico en lo alto, en todos los lugares que vaya, aunque me mude».

Jabes es un niño con pasión, visión y disciplina, respaldado por unos padres incondicionales y ejemplares. Debemos seguir apoyando a estos talentos que son un claro reflejo de este gran deporte, que es arte, pasión y vida y que día a día aportan a que crezca el Fútbol Boricua. Mucho éxito para Jabes Cuadrado.

Foto: Natalia Jiménez con Jabes Cuadrado. Edgardo Cuadrado.

Comentarios

Comentarios