Martes 19 de noviembre

Jonathan Díaz| Zona Calcio

 

Anuncio
Haz click en la imagen para más información

Italia continuó su gira preparatoria al Mundial y se enfrentó a Nigeria en el Craven Cottage de Londres, campo del Fulham. Este partido comenzó la gira preparatoria de la selección africana, habido asegurado su clasificación al Mundial recientemente con una victoria de 2-0 sobre la selección nacional de Etiopia.

Una alineación italiana que tuvo muchos cambios de acuerdo al once titular que se presentó contra Alemania el viernes 15 de noviembre. Las intenciones de Cesare Prandelli son claras, diversificar y observar quienes tienen el potencial de representar la selección en junio de 2014. Además, por  la campaña que completó en la clasificación (19 goles a favor, 9 en contra en 10 partidos), es obvio que Prandelli no pretende continuar con el catenaccio que ha caracterizado el fútbol italiano y que busca una imagen más ofensiva.

La alineación italiana fue: Salvatore Sirigu; Christian Maggio, Manuel Pasqual, Andrea Ranocchia, Angelo Ogbonna; Thiago Motta, Riccardo Montolivo, Antonio Candreva, Emanuele Giaccherini; Mario Balotelli y Giuseppe Rossi.

La alineación nigeriana fue: Austin Ejide; Godfrey Oboabona, Azubuike Egwuekwe, Solomon Kwambe, Francis Benjamin; John Obi Mikel, Victor Moses, Nnamdi Oduamadi, Ogenyi Onazi; Bright Dike y Shola Ameobi.

Posible penal sobre Balotelli

Una Italia que fue claramente superior a su rival durante la primera mitad, y un balonazo de Giaccherini a Balotelli, que con su fuerza contuvo la marca y mantuvo el balón, y de este a Rossi para que el hombre de la Fiorentina definiera frente al arquero Ejide al minuto 12’. La Azurra mantuvo su ritmo y continuó con varios ataques sin contundencia. Pero al final de la primera mitad, un centro del veterano Ameobi a las espaldas del defensa Pasqual permitió a la definición de Dike (35’) para el empate. Un desplome en defensa para los europeos y la ventaja se veía revertida, un centro de Benjamin a Ameobi que con clase definió al primer poste de Sirigu. La desventaja transitoria con la que los de Prandelli culminaron la primera mitad no reflejaba lo que había sucedido durante los primero 30 minutos de juego, si no la realidad de los últimos 10 minutos en lo que distracciones de la defensa costaron mucho.

Giaccherini celebra el gol de empate.

Al inicio de la segunda mitad, un rápido ataque de los tetracampeones finalizaba en lo que parecía un penal que el árbitro no concedió. Pero la presión italiana no cesó, y un minuto más tarde (47’) un ataque entrando al área de Rossi desplazó la defensa dejando a Candreva solo que asistió a Giaccherini que entraba por la banda opuesta sin marca y no perdonó a la hora de definir. Durante la segunda parte del partido ingresaron Alessandro Diamanti por Rossi, Marco Parolo por Motta, Andrea Pirlo por Montolivo, Alessio Cerci por Candreva y Andrea Poli por Emanuele Giaccherini. El ingreso de Pirlo causó peligrosos desbordes por ambas bandas que forzaron grandes reacciones de Ejide. El conjunto africano perdió la idea de ataque y solo un remate de John Ogu al 74’ forzó una gran atajada de Sirigu. Las más peligrosas de los italianos fueron un remate de Parolo (80’) solo que envió a las nubes y un remate al travesaño de Diamanti (85’).

Las intenciones de Prandelli fue explorar, pero sin perder el tono ofensivo que le ha implantado a esta nueva, rejuvenecida y mejorada Italia, que aparenta dejar su fútbol oportunista y busca la creación ofensiva. Y esta debe ser la idea de juego para Prandelli, ya que son las líneas mejor pobladas de los italianos con Pirlo, De Rossi, Montolivo, Marchisio, Candreva, Diamanti, Poli, Gilardino, Balotelli, Rossi, Insigne, Osvaldo, Florenzi y otros no convocados como Giovinco, El Shaarawy, Bonaventura, Nocerino, Verratti, Cigarini, Cassano, entre tantos otros que se pueden mencionar. Italia cierra este año con un record positivo de 6 W, 10 D y 2 L.

Comentarios

Comentarios