Se comenta por la red que la «Capital One Cup» ha pasado a ser la competencia favorita en Inglaterra. Por qué? Según el diario «The Guardian», se disfrutó de un bonito fútbol entre martes y miércoles. Cosa que no se veía recientemente en la Premier, donde hay acusaciones de racismo y «diving» por parte de los jugadores. A diferencia de la Premier, donde hay miedo de perder puntos semana tras semana, los técnicos envían a sus jugadores a dar lo mejor de sí en esta competencia. Utilizan su fútbol más ofensivo, lo cual es un deleite para nosotros los espectadores.

Comenzamos con la remontada increible del Arsenal el martes. El equipo de Arsene Wenger remontó de un marcador de 0-4 por debajo para ganar el partido 5-7. La primera mitad fue una desastrosa para Arsenal. Pero sus increibles ganas de ganar y buen fútbol los llevaron a superar a un Reading que se dejó llevar por la presión que crea una ventaja tan amplia. Arsenal ya se encontraba cuatro goles abajo en el minuto treinta y cinco pero Theo Walcott descontó con un gol para los «Gunners» antes del descanso. De la boca del propio Arsene Wenger: «No puedes jugar para Arsenal y simplemente rendirte.» Y eso fue lo menos que hicieron: rendirse. Al minuto ochenta y nueve, aun estaba 4-2 pero de alguna manera los de Wenger se la arreglaron para empatar el partido y terminar ganándolo de una manera histórica. También el martes: Wigan 0-0 Bradford, Swindon 2-3 Aston Villa, Sunderland 0-1 Middlesbrough y Leeds United 3-0 Southampton.

Luego el miércoles disfrutamos de un partidazo entre el Chelsea y Manchester United. Después de muchísima polémica tras el partido del fin de semana entre estos dos grandes del fútbol inglés, este partido se jugó de una manera limpia y esta vez nada detuvo a los «blues» para conseguir la victoria.El partido comenzó con un Manchester bastante dominante. Ryan Giggs anotó el primer tanto del partido en minuto veintidós. Pero luego Chelsea empató en el treint y uno con un penal lanzado por David Luiz. Antes del descanso, Manchester se adelantaba con un tanto de Javier Hernández. En la segunda mitad, comenzó el United a dominar la situación nuevamente. Sin embargo, el próximo tanto lo anotó Cahill para los de Di Matteo. Escasos siete minutos después, Nani anotaba el tercer tanto de los reds que los colocaba en la delantera una vez más. Ya cuando parecía que todo estaba perdido para Chelsea, el colegiado pitó un penal a favor de ellos en el minuto noventa. Eden Hazard lo cobró y anotó. Entonces entrábamos en el tiempo extra. Sturridge anotó uno en el noventa y siete poniendo a los blues en la delantera. En los segundos quince minutos, Ramires anotó el quinto tanto para el conjunto azul en el minuto ciento-dieciseis. Se pitó un penal a favor de Ryan Giggs en el último minuto del tiempo extra y éste anotó. Pero de poco sirvió ya que se pitó el final del partido y el Chelsea es quien pasa a las cuartos de final donde se enfrentará al Leeds. También el miércoles: Norwich 2-1 Tottenham y Liverpool 1-3 Swansea.

Próximamente en etapa de cuartos de final, Bradford se enfrentará el martes 11 de diciembre a Arsenal. Mientras que el 19 de diciembre Leeds United se enfrentará al Chelsea.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

Comentarios

Comentarios