Primero que todo desearles a todos un Feliz Año Nuevo y muchas bendiciones para el 2013, luego de un pequeño descanso arranco con formalidad este año laboral, esperando que el país cumpla muchas metas deportivas que nos den risas a todos y en un año nos estemos preparando fuerte para el Mundial. 

Hoy quiero hablar de la situación actual del Estadio Nacional, la última vez que fui lo noté un poco deteriorado, comprobando lo que denunciaba meses atrás el diario La Nación.  Cómo en menos de dos años ya luce así , eso fue lo primero que pensé. Luego analice que aún no tenemos como buenos ticos la costumbre de cuidar las cosas ajenas, es un mal que lastimosamente traemos ya en nuestros genes.

Por ejemplo, es fácil notar como desde niños no cuidamos los pupitres de la escuela y entonces lucen rayados, o bien cuando caminas por las calles notas lo teléfonos público en pésimo estado, rayados o bien hasta golpeados.

Lo mismo sucede con nuestro trapito de dominguear, el nuevo Estadio Nacional. Todos vieron en ahí un pozo para hacer dinero, ya los clubes pedían programar sus juegos, los conciertos de famosos internacionales ya tenían campo asegurado y un sin número de actividades que no me alcanzarían las páginas para enumerarlas todas.

Mi pregunta, con tanto dinero recaudado por qué luce tan descuidado, es que acaso tropicalizamos el estadio de primero mundo para que luciera tal y como lo hacen los de de tercer mundo. Será posible que no alcanzara el dinero para darle un mantenimiento digno, saco cuentas y entre mis números creo que un buen porcentaje bien se pudo dedicar a esto.

A poco menos de 48 horas que arranque la Copa Uncaf , en la cual fuimos elegidos como sede precisamente por el majestuoso coloso, embarga el miedo y frustración de no tener que suspender partidos por “apagonazos” imprevistos como sucedió en la cuadrangular noventa minutos por la vida.

Desde un principio por qué no se notó el problema o por qué no se ha trabajado en el mismo, no creo que sea por falta de recursos, disculpen la desconfianza; será que tanto se le exprimió al pobre que ya la cobija no le da para tapar tanto pero no creo que sea por esto, porque en un primer mundo la cobija cubre hasta lo que no tiene que cubrir.

Es una lástima ver un inmueble tan caro, el cual le costó a Costa Rica invertir no sé cuántas cenas, almuerzos, viajes y demás para que el  señor Óscar Arias  se sentara a negociar con los chinitos, que no tengamos capacidad de valorar dándole un buen mantenimiento a un fino regalo.

A mí me preocupa la situación alrededor de este estadio, primero porque rajoneamos  demasiado al mundo con él, hasta las mejores selecciones del mundo logramos impresionar con sus lujosas instalaciones; luego ojala que sus apagnozasos no perjudiquen resultados en la Copa UNCAF donde nos jugamos un boleto para competir en la Copa de Oro y que por diferentes situaciones se den  polémicas y demás y otra cosa: la eliminatoria.

Ya casi estamos disputando partidos de vida y muerte, no podemos estar pensando si  se va ir o no la luz. Creo que no estábamos preparados para recibir una majestad de ese calibre,  es sencillo responsabilizar a una u otra persona, para mí la responsabilidad está en manos de quienes lo administran porque no han sabido asesorarse quizá en cómo mantener un estadio de primer mundo en el tercer mundo.

Ahora la Sala IV sale en defensa de un recurso para no programar actividades nocturnas en el, digamos que del poco mantenimiento que se le daba de esas actividades salía el dinero, a veces no entiendo en qué país vivimos.

La mayoría de conciertos y actividades son nocturnas, porque la gente trabaja durante el día, lógicamente si se programa algo de día pues nadie iría. Los vecinos o aquellos que se quejaron al comprar o alquilar sus recintos tenían consciente del lugar donde vivirían y lo que produce vivir en calle principal o cerca de un lugar utilizado para estas actividades, ahora pretenden quitar el recurso que bien o mal manejado era plata para mantenerlo.

Ahora cómo se mantendrá el estadio, si con el poquito que se le daba ya se está cayendo no quiero imaginarme sin un solo centavo invertido para tenerlo bonito y reluciente.

Señores ya basta de tratar de ser más papistas que el papa como decía mi abuelita, ya salgamos del tercer mundo o por lo menos juguemos de primer mundo, la Junta Directiva que se siente y verifique la manera en que se arreglara ese descuido para eso los eligieron y ubicaron ahí .  A la Sala IV , por favor tener más conciencia de que el Gobierno no va a desembolsar millones para cuidar el inmueble, si se quitan las actividades nocturnas entonces el nuestro estadio quedará como un lindo recuerdo. 

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.