En mis diez años como periodista en el campo de los deportes nunca me ha tocado escuchar y mucho menos cubrir una noticia, como la que se generó en nuestro país días atrás.
Rolando Fonseca, aquel mítico jugador que supo lucirse a una corta edad vistiendo la camiseta del Saprissa, luego voló a tierras chapinas y aquí hizo historia y regresó para con el histórico archirrival: Liga Deportiva Alajuelense.
Su paso también fue en Colombia y en México, extrañamente para su talento nuca cruzó el continente americano. Si “Rolo” hubiera crecido en nuestra época mínimo en Bélgica hubiera jugado.
En marzo del 2011, tras su regreso de Guatemala donde muchos pensábamos que había culminado su paso por el fútbol sellado con éxito, Fonseca anuncia su retiro de la Selección Nacional y del fútbol.
El partido contra China en el pleno estreno del Estadio Nacional, sirvió de escenario para ese último juego. Ricardo La Volpe lo puso a entrenar y le dio minutos fútbol.
Pero vaya sorpresa, me acuerdo porque estaba viendo el encuentro en casa de unos amigos cuando todos nos quedamos con la boca abierta, la despedida según él que no sabíamos si era ex jugador o jugador anunciaba que no era el final de la carrera.
Por un año, estuvo dedicado a otros deportes lo vimos en la Ruta de los Conquistadores donde no aguanto la primera etapa, probó en el automovilismo y luego en carreras cortas se le vio participar.
Llega la despedida de “Paté” Centeno, otro mítico jugador morado y lo invita a formar parte de esta fiesta, me sorprendí cuando en entrevista Jorge Luis Pinto técnico de la Selección Nacional anunció que la experiencia de Rolando estaría presente en los micros ciclos de trabajo previos al encuentro contra México.
Me acuerdo que Pinto dijo “Rolando se emocionó de volver a jugar y me pidió participar mientras agarraba de nuevo condición”.
Y lo sospechado era cierto, se acercaba el momento de verlo de nuevo en la cancha y Rolando se puso a buscar equipos, los grandes le dieron la espalda y Carmelita se la abrió.
Regresó al fútbol con 38 años, un año después de no tener actividad y posiblemente ya en la alineación de Pinto y que decir de Orlando de León.
Analizando un poco, le conviene al fútbol tico esta decisión, qué pensaran los jugadores jóvenes que vienen para arriba esforzándose y que son ignorados por los ojos de Pinto. Peor aún, dónde está el proceso, el darle minutos a los jóvenes y todo aquello que nos dijo cuando regresó al país.
Rolando Fonseca FUE un gran jugador, nadie le va a quitar eso, pero ya su momento de gloria terminó, debe darle campo a la juventud y si quiere aportar que lo haga vestido de otra manera sin tacos.
Retrocedemos si lo convocan a la Selección Nacional?, Sí porque entonces no es cierto que estemos pensando en un proceso, no cuando el técnico tiene un defensa sin equipo entrenando con la Selección Nacional solo porque jugó en Italia 10 años.
No hemos aprendido a diferenciar el pasado, del presente y del futuro sino clasificamos al Mundial, entonces perdimos otros cuatro años con ideas que no llevaron a nada.
Esperemos a “mirar” que sucederá y si la profecía de que estará contra México se cumple.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.