Al parecer la Fedefútbol es la casa idónea para todo aquel que quiera venir aquí a montar shows al mejor estilo de un circo, así lo noté con Ricardo La  Volpe y su enredada salida y ahora Jorge Luis Pinto, el mismo señor que se presta para hacer anuncios de televisión pegando gritos.
Desde hace días noté su actitud prepotente e incluso la manera en cómo desarrolla sus ruedas de prensa, actúa a la defensiva como si la gente a su alrededor se propusiera exterminarlo. Recuerdo el día que presentó la lista para el encuentro frente a Gales, mi pregunta era sencilla cuando tendría la base de la selección titular porque cada día llegaban más caras nuevas y eso se volvió un desfile de jugadores. 
En tono sarcástico me mira y me cuestiona el por qué de mi pregunta, según él ridiculizando y diciéndome en pocas palabras que ni debo preguntar por eso porque conozco poco o nada de fútbol respondiendo con otra pregunta.
Luego en el partido contra Honduras, Rafael Alfaro le pregunta cuestionando sus planteamientos y otra vez juega de profesor de universidad diciéndole que si él es periodista deportivo sabría la respuesta , y la semana anterior cuando se le preguntó por su rival Guyana dice que ciertas preguntas son las que no le gustan: entonces reparta los papelitos de lo que quiere se le cuestione.
Y el domingo en conferencia de prensa montó un show completo, resulta que bajamos minutos antes de finalizar el entrenamiento y como dice él «miramos» a un muchacho muy parecido a José Andrés Salvatierra, ¡oh sorpresa ! cuando de pronto se acerca y si era.
Las preguntas con respecto al tema llegaron, nadie nunca supo el dichoso castigo hasta donde tenía entendido se iba a investigar  y se suponía que podía ser hasta de cinco años; pero no el técnico se lo saco de la manga y «Salva» ya lo cumplió.
«Que le pregunten al Secretario de la Liga cuando llegó la convocatoria de Salvatierra, él ya estaba convocado», por favor que poca seriedad lógicamente en Liga Deportiva Alajuelense no van  a salir contradiciendo sus palabras.
Por qué no utilizar la herramienta de la sinceridad y aceptar que los experimentos en la banda derecho no sirvieron, por más que Heiner Mora y otros se esforzaran no se acoplaron de la manera en que lo hizo Salvatierra a su método de juego.
Por qué no decir que a cinco días de arrancar con el sueño Brasil 2014, mejor nos olvidamos de los castigos y metemos las mejores armas para sacar el juego a como dé lugar. Pero el señor Jorge Luis Pinto le ve la cara de tonto a las cuatro millones de personas que habitamos en este bello país.
Responde a los cuestionamientos » que es más grave irse de la casa o llegar borracho», como quien dice mejor aplique las de pedir perdón a pedir permiso, no acepta que Mora no pudo mostrarse bien con la Selección, no acepta que en ese espacio no tenemos un jugador completo.
Se burla de la prensa devolviendo las preguntas con otra pregunta, dónde quedo el hombre disciplinado…. creo que en Colombia.
Para Pinto no es grave que un jugador sea «pillado» en estado de ebriedad tres horas antes del entrenamiento con la Selección Nacional, ahora mi pregunta es: si no choca su vehículo cuántas veces más hubiera llegado en estado de ebriedad a entrenar. 
Yo no compro el discurso de Jorge Luis Pinto, quiero ir al mundial pero esa actitud de no me critiquen, no me cuestionen solo apóyenme me choca. Los costarricenses merecemos respeto por parte de él, si se le pregunta contestar con la verdad. 
Por qué si  el castigo o sentencia de Salvatierra se tenía, el departamento de prensa de la Fedefutbol no lo dio a conocer como hacen con todo mediante un comunicado de prensa y si el joven estaba convocado desde semanas atrás por qué no entreno con el grupo previamente si no hasta este domingo. Son dos preguntas que dejo en el aire.

Comentarios

Comentarios

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.