Título así esta entrada porque es extraño ver como un jugador logra consolidarse en un equipo, conseguir dos veces con este el título de goleo y a la hora de ponerse otra camiseta de esas que aquí llamamos de las grandes, los goles se le esfuman y aquella estrella que brillaba en el Caribe se apagó de un solo.

Así es el caso de Cristian Lagos, entonces uno aplica aquí la teoría que si es cierto que existen jugadores para equipos pequeños, para grandes y  para Selección Nacional, por increíble que parezca hace un año el artillero saboreaba el placer de hacer uno o dos goles en un partido, hoy ni siquiera sabe a cuál equipo lo enviará la Junta Directiva del Saprissa.


Lagos tuvo hace unos años su oportunidad en la Liga y del equipo alajuelense se fue de la misma manera que ahora, como que esa carta de presentación que hizo en Santos le bastó para abrir la puerta pero su talento no alcanzó para codearse y ganarse un campo.


Con el caso de Cristian Lagos quizá sea un llamado para la Junta Directiva, al parecer la Comisión o como le llamen se dedicó a finales del 2012 a contratar y traer jugadores aún sin tener definido a su técnico, volvemos a un punto que se toca tanto y al parecer es el pilar fundamental de toda aquella empresa futbolística.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.


Un club de fútbol debe primeramente establecer su filosofía e ideología de juego, a partir de esto la Comisión o agente encargado definir el perfil del técnico escoger al que cumpla esos requisitos  y eso debe de ir acompañado de los fichajes que lleguen.


Hoy leí en el diario nacional Al Día, donde Cristian señala que Ronald González quiere velocidad y por eso no está dentro de sus planes, entonces quiere decir que la Comisión del Saprissa ni siquiera sabe o tenía idea en aquel entonces a que iba a jugar su equipo y la muestra de que contrataron por contratar es Cristian.


Ahora creo que es una falta de respeto al jugador y su integridad andar viendo a que Liga rara o país 
problemático lo envían, la ambición de ver cuánto se le saca puede más que  ver si donde lo enviaran está bien,  lo digo porque pensar en enviarlo a Irak donde la guerra y los atentados están a la orden del día es la muestra una vez más que no se piensa en su seguridad e integridad.


Si ya Rónald advirtió no usarlo, si ya el muchacho se sabe que solo en equipos donde la presión no sea el pan de cada día, si no es un jugador cuyo perfil se venda en un precio alto por qué no dejarlo libre. Y no es por menospreciarlo , pero bien sabemos lo que le cuesta a un jugador joven que un equipo extranjero se anime en sacar unos cuantos dólares para comprar su fichaje, ahora a su edad y con el arrastre de no ser figura en equipos estelares del país se le complicará aún más.


Hace días pasó con Chucho Benítez, su misma esposa dice que murió porque nunca recibió la atención médica adecuada, los jugadores  y sus agentes deben ser más responsables en este tema. Antes de irse a un país averiguar servicios médicos, educación y seguridad como mínimo, no es irse por irse o ganarse unos cuantos colones demás.


Rescato las palabras que mencionó Jeaustin Campos en su perfil de entrenador, los jugadores no son máquinas son personas con familias. Esto de Cristian me parece muy mal manejado por parte de la Directiva Morada.


Ojala que Cristian de a respetar su carrera y principalmente su integridad porque no es ningún perrito callejero que se trajo y como no gusto se anda viendo donde lo dejan en condiciones que solo Dios sabrá y muy bien que no aceptara irse a Irak , ante todo la seguridad. 

Comentarios

Comentarios