sábado, 21 de marzo de 2009
Esteban Pagán Rivera / Primera Hora

Bayamón.- El Sevilla-Puerto Rico dejó escapar una ventaja de dos goles y terminó con un doloroso empate con los Hoppers de Green Bay (Antigua), 3-3, en el primer partido internacional del primer campeón de la Puerto Rico Soccer League.

El partido, celebrado la noche del sábado en el estadio Juan Ramón Loubriel, era correspondiente a la primera ronda de la Copa de la Unión del Caribe de Fútbol, torneo que clasifica a tres equipos a la Liga de Campeones de la Concacaf.

Aunque no conocían su rival, el Sevilla comenzó muy bien partido y no se tardó mucho en encontrar su ritmo ofensivo. En el minuto nueve, los boricuas tuvieron su primera oportunidad clara de gol cuando un intento de Yaikel Pérez terminó en las manos del portero Omarje Joseph. Los Hoppers no tardaron mucho en contestar, ya que cuatro minutos después por poco marcan el primer tanto cuando Lawson Robinson tenía la portería abierta, pero su tiro se fue por encima del poste superior.

En el 16, llegó el gol para el Sevilla, pero con un poco de ayuda del rival. Terry Roberts bloqueó un tiro de Julio Maya con la mano dentro del área, lo que resultó en un penal para los sevillistas. El mismo Maya cobró el penal, y con una suave patada a la izquierda de Joseph, marcó el primer tanto del partido.

Anuncio
Haz click en la imagen para más información.

El campeón de la Puerto Rico Soccer League dominó los minutos siguientes con varios intentos, pero los visitantes aun no se quitaban. En el 33, Elliot Vélez evitó el primer gol de los Hoppers, al despejar un balón que había rebasado al portero José Miranda y que iba directo al fondo de la malla.

Comenzó la segunda mitad, y el Sevilla seguía insistiendo en ofensiva. Y en el 49 fueron recompensados, cuando Pérez realizó un excelente pase a Giovanni Figueroa, quien se encontró solo de frente a la portería y no falló para colocar el 2-0 en la pizarra. Todo apuntaba a que los locales se llevarían una fácil victoria.

Pero en el fútbol, una sola jugada puede cambiar todo el panorama. Y así fue en el 56, cuando los Hoppers cobraron un rápido tiro de esquina, y justo cuando la defensa del Sevilla se acomodaba, Kelly Frederick metió el balón en el fondo de la malla vía cabezazo.

La respuesta del Sevilla llegó 13 minutos más tarde, cuando Vélez recibió el balón, y con una espectacular jugada se deshizo de su defensa para soltar una patada que fusiló a Joseph y darle el tercero a los locales.

Sin embargo, esa sería la última alegría del Sevilla. Un fallo defensivo le salió caro al club puertorriqueño en el minuto 74, cuando el portero Miranda salió de los tres postes para detener un avance de Frederick, pero el atacante lo rebasó y se quedó solo frente a la portería para marcar su segundo gol de la noche.

Y justo cuando parecía que no habría más novedades, llegó el balde de agua fría para el campeón boricua. Recién cumplidos los 90 minutos, George Dublín se fue en escapada de la defensa boricua y rebasó a Miranda para marcar el tercero, y sellar el empate.
El Sevilla dejó escapar una victoria segura, y ahora tendrá que llevarse una victoria en territorio ajeno para asegurar su pase a la segunda ronda. El partido de vuelta se celebrará el próximo domingo en Antigua, y un empate de dos goles o menos eliminaría al club puertorriqueño.

Comentarios

Comentarios